Vladyslav Bohorad, encargado de Negocios de Ucrania en Chile: “Para ganar la guerra se requiere una gran cantidad de armas, porque Rusia se ha estado preparando durante décadas”

Una mujer pasa frente a las estructuras destruidas en un mercado local tras los recientes bombardeos en Donetsk, Ucrania, el 19 de junio de 2022. Foto: Reuters

El diplomático indicó a La Tercera que existen “todas las razones para estar optimistas respecto a las perspectivas europeas de Ucrania”, en relación a que el país sea candidato para integrar el bloque.




A casi cuatro meses de que Rusia iniciara la guerra en Ucrania, Alemania realizó ayer el primer envío de armamento pesado. Se trata de siete obuses autopropulsados Panzerhaubitze 2000 (PZH 2000). En medio de este contexto, el encargado de Negocios de Ucrania en Chile, Vladyslav Bohorad, conversa con La Tercera sobre la situación de la guerra.

Las fuerzas ucranianas están sufriendo pérdidas considerables en el este del país y han pedido armas más modernas, y muchos países temen que esto produzca una escalada mayor al conflicto. ¿Hasta cuándo puede aguantar Ucrania sin estas armas? ¿Cómo se evalúa la actual situación de la guerra?

Desde el principio de este conflicto era más que obvio que Ucrania tiene menos recursos militares, tanto en lo relativo a equipos y armas, como en cuanto a personal. Aun así, los planes del Kremlin de apoderarse de la capital ucraniana durante los tres (primeros) días, de lo que ellos llamaron operación especial, fracasaron. Los defensores de Ucrania han luchado contra todas las predicciones y evaluaciones, mostrando la resiliencia y valentía increíbles y al mismo tiempo derribando el mito del poderoso Ejército ruso. Rusia también ha enfrentado importantes pérdidas. Y no solamente militares, sino económicas y reputacionales. Una cosa es mostrar fuerza y meterse en los conflictos ajenos, pero lanzar una guerra contra un país vecino, violando todos los aspectos del derecho internacional, bombardeando las ciudades pacíficas, torturando y matando a los civiles, a los niños, es algo que no tiene ni explicación ni perdón. Los objetivos actuales de Rusia son ocupar todo el territorio de las regiones de Donetsk y Luhansk, asegurar el corredor terrestre a Crimea y completar la ocupación del sur de Ucrania. La situación en el Donbás, en la que Rusia ha concentrado sus fuerzas, sigue siendo la más problemática. A pesar de las sanciones y llamados de la comunidad internacional, Vladimir Putin no muestra ninguna voluntad para detener este ataque y retirar sus tropas de nuestro territorio. Sin duda, para poder seguir protegiéndonos -y el flanco oriental de Europa- nosotros necesitamos más armas y, quizá, más comprensión por parte de nuestros socios. Por el momento, el Ejército ucraniano realmente carece de armas pesadas. Gracias a la ayuda de nuestros aliados, pronto recibiremos las armas necesarias. Tenemos todo el derecho a suministrar armas que nos ayuden a lograr resultados positivos en la defensa de nuestro país. Alemania es socio de Ucrania, que apoya plenamente la soberanía y la integridad territorial de nuestro Estado. En la actualidad, el gobierno alemán está dispuesto a proporcionar armas a Ucrania para proteger su territorio y a los civiles. Ucrania debe ganar en el campo de batalla para que se restablezca el respeto al derecho internacional y el derecho de las naciones a elegir libremente su propio futuro para ser asegurado. La victoria de Ucrania será una victoria para toda Europa, que será mucho más segura cuando la maquinaria militar de Rusia sea desmantelada. Para ganar la guerra se requiere una gran cantidad de armas, dado que Rusia se ha estado preparando para esta guerra durante décadas. Las consecuencias de esta guerra se sienten a nivel internacional y el fin de esta guerra también va a definir cómo será el mundo del mañana. Promover el respeto del derecho internacional, la convivencia pacífica, así como la estabilidad es la tarea y el deber de todos.

Una vista muestra un cráter en el patio de un edificio residencial ubicado en la calle Vannikova, luego de un reciente bombardeo en Donetsk, Ucrania, el 20 de junio de 2022. Foto: Reuters

¿Cree que esta guerra puede llegar al punto del estancamiento y que se prolongue por muchos meses?

Rusia sigue enfocada en la guerra y no en la diplomacia. Se está preparando para una guerra a largo plazo, con la esperanza de que una “fatiga de guerra” debilite la ayuda brindada a Ucrania. Esta guerra, provocada por Rusia, es muy brutal. El gobierno ruso no tiene ningún deseo de poner fin a la guerra en Ucrania, por lo que podría durar mucho tiempo. Ucrania, con el apoyo de nuestros socios, luchará mientras sea necesario para ganar: no aceptaremos un conflicto “congelado”. Nuestra victoria significaría restaurar la soberanía y la integridad territorial dentro de las fronteras internacionalmente reconocidas: este enfoque es compartido por nuestros socios.

El gobierno de Ucrania se encuentra investigando los crímenes de guerra cometidos por las fuerzas rusas. ¿Cuál es la situación en ese sentido? ¿Cuán difícil ha sido llevar adelante las investigaciones?

Durante la guerra, los temas de documentación e investigación de crímenes internacionales en Ucrania son fundamentales. Los investigadores del Servicio de Seguridad y la Policía Nacional de Ucrania han abierto más de 16.000 procesos penales contra militares rusos y sus cómplices. Las autoridades competentes de Ucrania están cooperando con la Corte Penal Internacional y recientemente se reunieron con el fiscal Karim Khan. La Fiscalía recolecta diariamente pruebas de violaciones de derechos humanos, asesinatos de civiles y violaciones de mujeres y adolescentes en los territorios temporalmente ocupados. De hecho, Rusia está ignorando sus obligaciones internacionales y se está comportando de manera inapropiada como sujeto de derecho internacional. Es muy difícil documentar violaciones de derechos humanos en los territorios temporalmente ocupados, en Rusia, donde hay una deportación forzada y masiva de ucranianos. El proceso de investigación y recolección de la información sobre los crímenes de guerra es bastante complejo. Primero, nosotros todavía no sabemos la escala real de los delitos contra los civiles. La semana pasada en la región de Kyiv (Kiev), dos meses después de la liberación de estos territorios, se encontró una fosa común con siete cuerpos. Todos con manos atadas, fusilados, con tiros en sus cabezas, unos también de rodillas. Aún no se sabe cuántas más evidencias de la crueldad del Ejercito ruso se van a encontrar. Segundo, cuando se trata de las victimas de los abusos sexuales, hay pocos que quieren y pueden hablar. Según los datos recolectados por la oficina de la viceprimer ministra de Ucrania, entre los afectados se encuentran personas de cualquier edad y sexo. Este tipo de crímenes son los más difíciles de investigar ya que, según los psicólogos, los que sufrieron violación pueden guardarlo en secreto por años. La mayoría simplemente no está dispuesta a ir a la policía y dar los detalles de una experiencia tan dolorosa. El gobierno ha creado múltiples plataformas en internet y líneas telefónicas de confianza para que los que fueron testigos o víctimas de los crímenes de guerra puedan brindar el material para la investigación. Tercero, la ciudad, que según varias estimaciones ha tenido mayor cantidad de víctimas, es Mariupol. Por el momento, tanto el gobierno de Ucrania, como los representantes de los organismos internacionales, no tienen acceso a este territorio. La semana pasada los medios dieron a conocer las terribles imágenes capturadas por una periodista francesa, que logró entrar a los alrededores de Mariupol y mostrar cientos de tumbas recién hechas. Unas investigaciones ya se pudieron llevar a cabo y proceder con la sentencia de los soldados rusos, que reconocieron sus crímenes. De todos modos, nuestra meta es llevar a la justicia tanto los que cometieron los crímenes de violación, asesinato, robo, como sus lideres político-militares. Con este fin, Ucrania ha convocado la creación de un tribunal internacional, que se dedique a la persecución y castigo de todos quienes dieron las órdenes para sumir en el terror a nuestro país.

Un tanque ucraniano en posición durante intensos combates en la línea del frente en Severodonetsk, región de Luh ansk, Ucrania, el 8 de junio de 2022. Foto: AP

Al conversar con ucranianos en distintas ciudades, relatan la difícil situación en la que viven, muchos no tienen trabajo. ¿Existen planes de ayuda para ellos?

Casi 12 millones de ciudadanos ucranianos se convirtieron en desplazados internos. Para apoyarlos el gobierno de Ucrania lanzó los programas de asistencia para alojamiento, nuevos trabajos y apoyo financiero para el período inicial después de la reubicación. A pesar de la invasión, en marzo de este año, todos los retirados y trabajadores del sector público han visto el reajuste de sus pensiones y salarios, según el plan de gobierno reflejado en el presupuesto. También se lanzó el programa para los ciudadanos que perdieron su trabajo debido a la guerra. Las estadísticas muestran que cada segundo un ucraniano se quedó sin trabajo como consecuencia de la guerra. Sin embargo, en estos tiempos los recursos del gobierno están muy limitados. Según las estimaciones del Banco Mundial, en 2022 la economía de Ucrania se contraerá en un 45%. Según las estimaciones de los expertos chilenos, en el transcurso de los casi cuatro meses de la guerra nosotros hemos perdido lo que la economía chilena produce en dos años. Aparte de las perdidas enormes en todo que es comercio, PIB, inversiones, la fuga de cerebros masiva, Ucrania está sufriendo la inmensa destrucción de infraestructura, no solamente militar, sino civil. Nuestro gobierno está trabajando en la busca de los recursos adicionales y del balance para poder tanto sostener a la población que está en una situación vulnerable, como proteger a los ciudadanos y al país.

El Presidente Volodymyr Zelensky ha descartado las negociaciones de paz con Rusia hasta que Moscú ponga fin a la guerra. ¿Podría Ucrania sentarse a la mesa a negociar en caso de ser presionado por Occidente a cambio de armas y ceder territorio?

Dados todos los crímenes cometidos por el Ejército ruso en Ucrania, continuar las negociaciones con Rusia es una tarea desafiante. Deben basarse en la restauración de la integridad territorial y las compensaciones de Rusia a Ucrania. No se llevarán a cabo negociaciones hasta que Rusia abandone los territorios ocupados desde el 24 de febrero de 2022. Hemos propuesto un nuevo sistema de garantías de seguridad efectivas y legalmente vinculantes, que actualmente se está discutiendo con posibles estados de garantía. Las últimas encuestas realizadas en Ucrania muestran que el 82% de los ucranianos no están de acuerdo con ceder los territorios a cambio de la paz. El Presidente Zelensky ha declarado que no va a tomar ninguna decisión importante sin consultar con la opinión publica primero. Y los ciudadanos han dicho su palabra. Ucrania va a resistir el tiempo que sea necesario.

La canciller Antonia Urrejola junto a Vladyslav Bohorad, durante una reunión en marzo. Foto: Minrel

La Unión Europea se encuentra estudiando la posibilidad de adhesión de Ucrania al bloque, lo que sería un triunfo político. ¿Cree que se materialice? ¿Qué tan importante sería para Ucrania esta membresía?

Por el momento, hay todas las razones para estar optimistas respecto a las perspectivas europeas de Ucrania. A partir del triunfo político, éste sería el cumplimiento de los sueños de muchas generaciones. Durante los 30 años de su independencia, Ucrania tuvo dos revoluciones donde el pueblo mostró su voluntad para luchar e incluso sacrificar la vida por los valores como independencia, libertad y democracia. Ucrania es un país joven, que tiene una historia de lucha y resistencia muy larga, pero, al mismo tiempo, una historia de institucionalidad y gobernanza muy corta. El segundo presidente de Ucrania, durante su mandato, escribió un libro bajo el nombre “Ucrania no es Rusia”. El 28 de febrero, en medio de la ofensiva de Rusia en Kyiv, el Presidente de Ucrania Volodymyr Zelensky firmó una solicitud para la adhesión de Ucrania a la UE y la concesión del estatus de candidato. El 17 de junio, la Comisión Europea recomendó que los Estados miembros de la UE otorguen a Ucrania el estatus de candidato a miembro de la Unión Europea, tomando medidas adicionales. “Sí, Ucrania merece un futuro europeo. Ucrania debe ser un país candidato”, dijo la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen. La decisión final sobre la concesión del estatus de candidato a Ucrania se tomará en la cumbre del Consejo Europeo del jueves y el viernes. Estamos a un paso del comienzo de la plena integración con la Unión Europea. Hay una conclusión positiva de la Comisión Europea sobre la candidatura de Ucrania. Y este es un logro histórico de todos los que trabajan para el Estado. “La decisión del Consejo Europeo de la próxima semana está por verse. Y creo que Ucrania ha hecho todo lo posible para que este paso sea positivo”, dijo el Presidente Zelensky.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.