Voto por correo impulsa un sufragio anticipado histórico en Estados Unidos

Un ciudadano deja su boleta por correo en una urna oficial mientras comienza la votación anticipada presencial en Rhode Island. Foto: AP

Pennsylvania, Kentucky y Virginia ya han recibido más votos que en los comicios presidenciales de 2016.




A solo tres semanas para las elecciones en EE.UU., muchos estados ya están registrando niveles históricos de voto anticipado a medida que las personas votan por correo en medio de la pandemia.

Pennsylvania, Kentucky y Virginia ya han recibido más sufragios anticipados que en las elecciones presidenciales de 2016. Muchos otros estados han superado las cifras de 2016 de los votos por correo que les han llegado, aun cuando el voto temprano en persona está disponible en gran parte del país.

Hasta ahora, 8,8 millones de personas han votado por correo en las elecciones generales y 962 mil irán hasta los locales de votación para emitir anticipadamente su sufragio, según cifras de 35 estados y el Distrito de Columbia, información que fue recopilada por The Associated Press y The Wall Street Journal. En comparación, más de 58 millones de votos anticipados fueron registrados en 2016.

El flujo sin precedentes de votos anticipados, en persona y especialmente por correo, está presentando un desafío para los funcionarios locales electorales. La forma en cómo lo manejen probablemente determinará si los votantes verán una espera prolongada por los resultados más allá del día de las elecciones en la carrera presidencial, especialmente en los estados más disputados.

Los funcionarios electorales ya están hablando de la “semana electoral”, en lugar del “día electoral” y están instando a los votantes a ver un conteo que demorará más de lo normal en los estados donde los resultados de la votación sean más estrechos. Los estados se han apresurado a comprar máquinas adicionales para tabular los votos, han reclutado personal adicional para contar los votos y, en algunos casos, extendiendo los plazos. Esos cambios en las reglas están desencadenando batallas judiciales partidistas en estados clave que determinarán qué votos cuentan y están agregando incertidumbre a medida que los votantes emiten sus votos en masa.

Virginia, que fue uno de los primeros estados en abrir sitios de voto anticipado presenciales, superó los niveles de 2016 para las dos categorías de voto anticipado en la primera semana según las cifras reportadas. Más de 977 mil votos han sido emitidos en Florida, que tiene 29 votos del colegio electoral y donde las encuestas muestran que hay una competencia reñida entre el Presidente (Donald) Trump y el exvicepresidente Joe Biden, se han emitido alrededor de 1,7 millones de votos por correo, más del 60% de los recibidos en 2016. Los habitantes de Florida pueden solicitar boletas de voto ausente hasta el 24 de octubre.

Los votantes leen para pasar el tiempo mientras esperan en una larga fila para emitir su voto cuando comienza la votación anticipada en el Centro Gubernamental del Distrito Mason en Annandale, Virginia REUTERS/Kevin Lamarque

Carolina del Norte, otro estado muy disputado en las presidenciales y sede de una contienda competitiva por el Senado, recibió más votos por correo en septiembre de lo que vio en todas las elecciones generales de 2016.

En esas elecciones, se emitieron por correo unos 192.000 votos en comparación con los más de 483.000 hasta ahora. En 2016, la mayoría de los votantes anticipados en Carolina del Norte emitió sus votos en persona, lo que representa casi 3 millones de votos en todo el estado. Los sitios de votación anticipada en el estado están abiertos del 15 al 31 de octubre, y se emiten un poco más de votos en persona que por correo.

Tanto en Carolina del Norte y Florida, los demócratas registrados han emitido más votos que los republicanos registrados hasta ahora. En Carolina del Norte los votantes independientes también han emitido más votos anticipados que los republicanos registrados.

Gente espera en la fila para dejar sus boletas por correo para las elecciones generales del 3 de noviembre en el Departamento de Elecciones del Condado de Miami-Dade, el miércoles 14 de octubre de 2020, en Doral, Florida. (AP Photo/Lynne Sladky)

Se prevé que el ritmo de las votaciones anticipadas aumente en las semanas previas al 3 de noviembre, a medida que se acercan las fechas límite.

En Georgia, los votantes informaron haber esperado en fila durante horas el primer día de votación anticipada en persona, cuando la oficina del secretario de estado electoral dijo que votaron un récord de 126.876 personas.

Varios estados disputados ya están viendo un gran número de solicitudes de votos electorales por correo. Esto podría generar una larga noche electoral en los estados que prohíben el recuento o procesamiento de los votos antes del día de las elecciones.

Los funcionarios de Michigan dijeron que ya se han emitido 978.000 votos anticipados, alrededor del 76% del total de votos anticipados de 2016 y más de tres veces el número emitido a esta fecha hace cuatro años.

La principal funcionaria electoral de Michigan, la Secretaria de Estado Jocelyn Benson, espera que 3 millones de los 5 a 5,5 millones de votantes estimados que hay en el estado voten anticipadamente.

Debido a que Michigan no comienza a tabular los votos por correo hasta las 07.00 del día de las elecciones, Benson dijo que su oficina proyecta que los resultados podrían anunciarse hasta el viernes siguiente.

En Wisconsin, que comienza a contar el día de las elecciones, los funcionarios electorales han recibido 683.000 de los 1,3 millones de papeletas solicitadas. En 2016, un total de 826.000 personas votaron anticipadamente, ya sea por correo o en persona. Los lugares de votación para la votación anticipada abren el 20 de octubre en el estado.

En Pennsylvania, se han emitido más votos anticipados que en las elecciones generales de 2016 o 2018. Los funcionarios electorales habían recibido más de 385.000 votos por correo de los más de 2,6 millones que se han solicitado.

Hasta ahora, al menos 11 estados ya han alcanzado o superado el 50% de su voto anticipado total registrado en 2016. Cuatro han superado esos niveles.

Mientras llegan los votos, las batallas judiciales están determinando cuestiones sobre cómo vota la gente y si los votos están descalificados.

La votación por correo ha producido peleas por el uso de buzones especiales y la necesidad de firmas de testigos. Los funcionarios electorales también advierten que es probable que quienes votan por correo por primera vez cometan errores, lo que lleva a un gran número de votos rechazados. Según datos del gobierno federal, las firmas que no coinciden con los registros de votación provocan que se descalifiquen los votos.

En Texas, los tribunales están discutiendo una orden del gobernador republicano Greg Abbott que restringe los buzones para las boletas electorales por correo a uno por condado, lo que él justificó como una medida de seguridad en los votos. Un juez federal eliminó las restricciones como una carga indebida para los votantes, pero un panel de apelaciones de tres jueces restableció el límite.

La opinión de los jueces designados por Trump, encontró que Abbott había ampliado el acceso de los electores a través de la votación anticipada que permitió que los sufragios se entregaran personalmente durante 40 días adicionales, en lugar de solo el día de las elecciones.

Los votantes se registran para votar en el Foothills Mall el primer día de votación anticipada para las elecciones generales, el miércoles 14 de octubre de 2020 en Maryville, Tennessee.(Tom Sherlin/The Daily Times via AP)

En Carolina del Norte, los republicanos están desafiando los cambios apoyados por los demócratas que extenderían el plazo de recepción de votos y facilitarían que los votantes solucionen problemas con su papeleta de voto ausente, como la falta de la firma de un testigo.

Un tribunal federal ha permitido a Pennsylvania utilizar buzones de entrega controlados remotamente por conveniencia, rechazando las preocupaciones de los republicanos sobre la manipulación y desestimó sus argumentos de que los votos electorales por correo no deberían permitirse si las firmas en ellos no coinciden con las rúbricas de solicitudes de boletas anteriores.

Mientras tanto, la Corte Suprema de Estados Unidos también está considerando las solicitudes de los republicanos para bloquear la extensión del plazo de Pennsylvania para aceptar boletas por correo. El tribunal superior del estado dictaminó anteriormente que las boletas recibidas hasta el viernes posterior a las elecciones del 3 de noviembre se contarían siempre que se enviaran por correo antes del día de las elecciones, incluso si no tienen un sello postal.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.