Absuelven por pruebas "insuficientes" a imputado por fabricación de molotovs durante estallido social y jueces sostienen que registro policial aparece “modificado o alterado”

REFERENCIAL. (FOTO: AGENCIAUNO)

El ilícito se habría producido en noviembre de 2019 en la comuna de Providencia. Falta de peritos que comprobaran los efectos del elemento incendiario y videos modificados fueron algunos de los argumentos señalados en el fallo.




Este viernes el Tribunal de Santiago absolvió a Matías Alejandro Fuentes Purrán, imputado por el Ministerio Público como autor del delito reiterado de fabricación, porte y uso de bombas incendiarias, mejor conocidas como “bombas molotov”. El ilícito se habría producido en noviembre de 2019 -contexto del estallido social- en la comuna de Providencia.

Según la resolución del Tercer Tribunal de Juicio Oral en lo Penal de Santiago las pruebas presentadas resultaron insuficientes para dar por acreditados los hechos y la participación del acusado. Estas últimas consistieron en prueba testimonial, documental, material, de video y fotografías.

“Tal evidencia no da cuenta de manera fehaciente e indubitada que el artefacto que se ve (...) se trate de una bomba molotov”, sostuvo el fallo. Además, se argumentó que no compareció un perito que explicara la preparación y efectos del elemento incendiario para comprobar lo observado en las fotografías.

Para el tribunal tampoco fue posible determinar que el imputado haya sido el verdadero responsable del lanzamiento del artefacto ya que en ninguna imagen se pudo visualizar su rostro, a pesar de que los funcionarios que participaron del procedimiento señalaron que vieron al joven subirse a una motocicleta y sacarse la capucha “por varios minutos”.

Asimismo, los jueces sostuvieron que “el registro realizado por los policías en las cadenas de custodias aparece modificado o alterado (…) lo que claramente se contrapone a la pureza y a la normativa que se debe adoptar en dicho registro”.

Según la acusación fiscal, alrededor de las 19 horas del 15 de noviembre de 2019, en la intersección de las avenidas Vicuña Mackenna y Providencia, Fuentes habría fabricado dos bombas incendiarias tipo molotov, las que luego habría transportado hasta la calle Carabineros de Chile, donde presuntamente se procedió encender y lanzar a personal policial que se encontraba en el lugar. La segunda bomba incendiaria no habría alcanzado a ser lanzada, tras lo cual el imputado abandonó el lugar de los incidentes en una motocicleta de su propiedad.

La audiencia de sentencia se desarrollará el próximo martes, 3 de marzo.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.