Bitran: "Es del interés público que Tianqi no controle el 32% de SQM"

EduardoBitranWEB

Eduardo Bitran, ex vicepresidente ejecutivo de Corfo.

Exvicepresidente ejecutivo de Corfo refutó a la firma china y reveló que Albemarle es indagada por el SII por los precios de sus envíos a EE.UU.


El exvicepresidente ejecutivo de Corfo, Eduardo Bitran, respondió a los abogados de la empresa china Tianqi -principal interesada en quedarse con el 32% de SQM que Nutrien puso en venta-, quienes lo acusaron de entregar información errónea a la Fiscalía Nacional Económica (FNE) en la denuncia que hizo para que se investigara los efectos de la eventual entrada de la firma china a la minera no metálica. En una cita con el fiscal nacional económico, Felipe Irarrázabal, los abogados aseguraron que Tianqi no controla el mercado del litio, ya que representa aproximadamente el 17% de la producción mundial, lo que corresponde a la empresa Talison, firma donde participa en conjunto con Albemarle, sociedad norteamericana que también opera en el Salar de Atacama.

Ante ello, Bitran respondió que "la información entregada por la agencia de lobby de Tianqi en Chile confirma que Albemarle y Tianqi tienen el 34% del mercado mundial a través de Talison, empresa en que son socias y que es dueña de la mina Greenbushes en Australia". Añadió que con las ampliaciones de la producción que tienen en curso Talison, Albemarle y SQM, "estas compañías controlarán al 2020 al menos el 80% del mercado mundial de litio".

"Por lo anterior, la compra del 32% de PCS en SQM por parte de Tianqi generaría de inmediato un interloking entre Talison, Albemarle y SQM, con una clara amenaza a la libre competencia, al potencial de desarrollo de la electromovilidad y a la creación de riqueza para Chile gracias al Salar de Atacama", añadió.

El exfuncionario de Corfo comentó que un ejemplo de ello es la investigación que estaría realizando la oficina de impuestos australiana a Talison -de propiedad de Albemarle y Tianqi- por una supuesta baja artificial de precios de transferencia para pagar menos tributos en Australia. En relación con lo anterior, Bitran reveló que Corfo realizó una solicitud al Servicio de Impuestos Internos (SII) para investigar eventuales precios de transferencia de la empresa Albemarle en sus exportaciones a EE.UU.

"Esto entrega un elemento adicional en el análisis del interés de Chile. Es una amenaza para el fisco chileno que una empresa competidora de SQM con estos antecedentes, de prácticas comerciales aparentemente reñidas con las normas tributarias, participen en forma directa e indirecta, con influencia decisiva en la propiedad de SQM", dijo.

Gobierno chino

Otro de los puntos que los abogados de Carey y Cía. refutaron a Bitran ante la FNE es la influencia del gobierno chino en Tianqi. Aseguraron que la compañía es privada, abierta en bolsa y que no tiene ninguna influencia estatal, ya que su máximo accionista es un empresario chino que controla, junto a su esposa, el 40% de la compañía.

El exvicepresidente ejecutivo de Corfo comentó que el gigante asiático tiene una política industrial muy proactiva en el mundo y que busca controlar la producción de minerales críticos como cobalto y litio, claves en la electromovilidad. "China usa a 'sus empresas privadas' para su política industrial, otorgándoles desde el Estado protección arancelaria, subsidios, cuotas y financiamiento blando", dijo.

"Es del interés público de Chile que Tianqi no controle el 32% de SQM porque en ese caso Tianqi pasará a tener una influencia decisiva en Soquimich y, como socios de Albemarle en Talison, un rol preponderante en nuestro Salar de Atacama. También es de interés público que se sepa si Tianqi y Albemarle tienen contratada la misma agencia de lobby en nuestro país", finalizó, en alusión a la agencia de comunicaciones Azerta, que envió la declaración de los abogados de Tianqi.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Un estudio de la U. de Hong Kong mostró cuál es la posibilidad de morir para aquellos que tuvieron Covid respecto a quienes no tuvieron la enfermedad. El estudio, fue realizado a más de 150 mil personas en Gran Bretaña, utilizando registros médicos y de defunciones de ese país.