¿Cómo enfrentan las embajadas de Chile el Covid-19?

Pasajeros chilenos esperan en el Aeropuerto Internacional Benito Juárez, en Ciudad de México, el viernes.

Ocho sedes diplomáticas explican a La Tercera los protocolos de prevención que activaron ante el coronavirus, que incluyen desde sanitización de instalaciones hasta el aplazamiento de trámites ordinarios.




Trabajos por turnos, teletrabajo, suspensión de actividades y sanitización de instalaciones son algunas de las medidas que han tomado los funcionarios de las distintas misiones diplomáticas chilenas en el exterior frente a la pandemia del coronavirus. Al ser la plataforma de apoyo para todos los compatriotas que no han podido regresar debido a los cierres de fronteras que se han establecido en la mayoría de los países, y al ser un cable de conexión a Chile para quienes viven en el extranjero, las embajadas y consulados en el exterior han tomado precauciones en línea con la Cancillería chilena, para no ver interrumpidas sus funciones ante la alta demanda de consultas en tiempos de crisis.

El cónsul general de Chile en Madrid, Christian Hodges-Nugent Docmac, explica a La Tercera que han tomado todas las precauciones necesarias para tratar de evitar al máximo el contacto con los usuarios, para cuidar tanto a los funcionarios como a quienes demandan sus servicios.

Madrid es el principal foco de coronavirus en España, país que suma 28.603 casos y 1.756 muertes. El 10 de marzo, la capital española decretó cuarentena. El sábado, el embajador Roberto Ampuero anunció el primer contagiado en la embajada en España.

Un equipo médico francés traslada a un paciente con coronavirus, el viernes.

En este escenario, el consulado está atendiendo con prioridad las emergencias consulares, mientras que los trámites rutinarios los aplazaron para abril. “Tengo funcionarios españoles con licencias médicas y otros trabajando desde su casa telemáticamente, tal como lo permite la legislación laboral española. En el caso de los funcionarios chilenos destinados por Cancillería, estamos haciendo presencia para ayudar a los connacionales in situ. En tiempos de emergencia como esta es cuando más se justifican los consulados de Chile”, sostiene.

Información fidedigna para tratar de regresar a Chile lo antes posible es el principal requerimiento que reciben, debido a los problemas con los vuelos que cubren la ruta Madrid-Santiago tras el cierre de la frontera. También, abundan las dudas sobre en qué consiste la cuarentena a la que deberán someterse los chilenos al regresar al país.

Alemania es el tercer país de Europa con más casos de Covid-19, después de Italia y España, con 23.974 contagiados confirmados. Por eso, desde hace ya tres semanas que la embajada de Chile en Berlín ha comenzado a controlar su método de trabajo para evitar exponerse al virus.

“Desde hace tres semanas que en Alemania empezamos a prepararnos ante lo que podría ser una emergencia como la que se vive hoy. Suspendimos todas las actividades que estaban programadas, compramos elementos desinfectantes y empezamos a pensar en pasar a un régimen de turnos y teletrabajo para evitar posibilidades de contagio”, detalla la embajadora de Chile en Alemania, Cecilia Mackenna.

Mackenna cuenta que han recibido un aumento de consultas a raíz de esta crisis, la mayoría en relación con cancelaciones o postergaciones de reservas de hoteles y vuelos, y respecto a la libre circulación en Alemania y otros países de la Unión Europea.

Personal de la policía hace un control de tránsito en la Gran Vía, en Madrid.

En Estados Unidos, el funcionamiento de la embajada sigue con relativa normalidad, pero el régimen de trabajo se ha ajustado de acuerdo a las indicaciones de las autoridades locales. Se instauró un sistema de turnos, con la mitad del equipo concurriendo a trabajar físicamente, mientras la otra mitad lo hace desde sus casas. Según indicaron desde la embajada a La Tercera, en las dependencias se han establecido medidas de distanciamiento social y para evitar la formación de grupos en el lugar de trabajo. Se cancelaron reuniones en priorización de videoconferencias. Además, se ha tenido especial cuidado con las medidas de limpieza y sanitización de las instalaciones. EE.UU. registra 31.057 casos y 390 muertos.

Alcohol gel y mascarillas

A nivel latinoamericano, Brasil es el país que registra más contagios de Covid-19, con 1.209 casos confirmados y 18 fallecidos. Por esto, desde hace dos semanas la embajada de Chile en Brasilia ha tomado medidas preventivas con los usuarios para evitar aglomeraciones ante consultas y con el personal que comenzó a realizar teletrabajo. El embajador Fernando Schmidt señala a La Tercera que “distribuimos alcohol gel y un set de mascarillas a todo el personal, compramos desinfectantes que diariamente se aplican en las superficies, mantenemos las distancias sociales e instalamos turnos rotativos por áreas de trabajo”.

Dadas las modificaciones en los vuelos y cierres de fronteras, Schmidt explica que han solicitado a los usuarios pedir una hora previa para evitar grandes grupos y que mantienen una comunicación fluida a través de redes sociales y con la Cancillería de Brasil.

En tanto, después de que el Presidente de Ecuador, Lenín Moreno, decretara estado de excepción el pasado 16 de abril, la embajada y consulados de Chile en Quito y Guayaquil comenzaron a trabajar con un sistema de turnos para proteger a los trabajadores. En las últimas horas, el país confirmó 532 casos y siete fallecidos.

El embajador chileno en Ecuador, Eduardo Tapia, dijo a este diario que las medidas decretadas por el gobierno ecuatoriano “contemplan la suspensión total de la jornada laboral presencial en los sectores público y privado”. Por ello, ante la solicitud de documentación, están aplicando “intensivamente el teletrabajo y atención telefónica a los usuarios a través de números de emergencia” ante posibles dudas o problemas de chilenos en el país.

En México, los protocolos de seguridad sanitaria ante el coronavirus se activaron a fines de febrero en la embajada chilena . El primer paso fue capacitar a todo el personal, incluidos los colaboradores locales, sobre los cuidados de higiene y la forma en que se transmite el Covid-19. Además de la sanitización en las oficinas e instalaciones y el uso obligatorio de alcohol gel para todos los visitantes, el embajador de Chile en México, Domingo Arteaga, señala que “prohibimos el saludo de mano, abrazo o beso, algo muy arraigado en estas tierras, al igual que nosotros los chilenos”.

Ante los primeros casos de coronavirus en México, país que hoy suma 251 y que ha sido uno con los menores resguardos en la región, el personal de la embajada disminuyó las reuniones y toman la temperatura a todas las personas. También, evitan asistir a eventos a los que se excusan de manera “diplomática”, “sobre todo considerando que el aparato político mexicano seguía, y sigue, con una intensidad de actividades que no guarda relación con las urgencias que muchos vemos para combatir el virus”, destaca Arteaga.

Eso sí, el consulado se debió reforzar con mayor personal diplomático ante la “situación muy difícil que enfrentan nuestros compatriotas cuyos vuelos de retorno han sido cancelados”, agrega.

Uno de los países latinoamericanos que tomaron mayores resguardos fue Guatemala. El 18 de marzo, el Presidente Alejandro Giammattei declaró cuarentena general, cerró todas las fronteras y canceló el transporte público. Actualmente, la nación solo registra 17 casos.

El embajador chileno en Guatemala, Javier Becker, señala que “solamente los funcionarios diplomáticos hacemos un turno diario para venir a trabajar y resolver los asuntos más apremiantes. El Presidente Giammattei es un médico que adoptó drásticas medidas desde un comienzo, lo que ha evitado que el virus se propague más rápido”.

Además de cumplir los protocolos sanitarios establecidos, Becker sostiene que la mayor preocupación es “poder regresar a Chile a 12 connacionales que quedaron varados por el cierre de fronteras, pero ya trabajamos en la materia”.

Hace una semana, Uruguay confirmaba que el coronavirus había llegado al país y en estos días la cifra se elevó a 135 infectados. Ante el rápido aumento, la embajada de Chile decidió enviar a sus casas a todos los trabajadores mayores de 60 años y con características de salud complejas y disminuir el horario de 9.00 a 14.00. Además, cumplen todas las normas e instrucciones que llegan desde Cancillería y desde el gobierno uruguayo.

“Estamos trabajando para ayudar a todos los chilenos que estén en Uruguay en situación de emergencia, que tengan problemas y que necesiten volver. Atendemos las 24 horas los teléfonos de emergencia del consulado y la embajada, como en la puerta de la misma”, dice la embajadora Iris Boeninger a La Tercera.

Dada la cuarentena obligatoria en algunos países, Boeninger señala que están con teletrabajo y “preparados por si la autoridad decretara cuarentena para trabajar con el personal por Skype”.

Comenta