Comunas crean áreas para peatones y ciclosendas

En Rancagua se han pintado 3.000 círculos en las calles para que los peatones guarden distancia y no colmen las veredas.

En medio de la pandemia, los municipios han destinado zonas para los caminantes y rutas para ciclistas, iniciativas recomendadas para el distanciamiento social.




Diversas intervenciones están realizando distintas comunas a nivel nacional, con el fin de privilegiar a los peatones y a los ciclistas, en medio de la pandemia. Las medidas, que apuntan al distanciamiento social, han sido tomadas por las municipalidades en sus principales arterias, donde se han dispuesto demarcaciones para la movilidad.

En Rancagua, luego de que iniciara la pandemia, se comenzaron a implementar medidas: en las calles San Martín y Brasil, sector donde hay gran cantidad de oficinas públicas y bancos, se destinó una parte de la calzada para que las personas estén en “zonas de espera seguras”. Así, se pintaron 3.000 círculos para que quienes deseen realizar sus trámites aguarden antes de ingresar a los edificios.

“La idea es que las personas mantengan la distancia y que no haya aglomeraciones en las veredas”, señaló el alcalde de Rancagua, Eduardo Soto. En tanto, las calles Campos, Astorga y Bueras ahora tienen tránsito restringido y se debe circular a baja velocidad, para proteger a los peatones. En el Paseo Independencia, uno de los principales ejes comerciales, también se dispusieron estos círculos para ordenar los flujos.

La secretaria regional ministerial de Transportes de Ñuble, Bárbara Kopplin, informó que en Chillán se aplicó un plan especial en el centro de la ciudad, que incluye una pista con zonas de descanso para peatones en las calles Maipón e Isabel Riquelme. A esto se suma que se implementaron vías exclusivas para transporte público en Isabel Riquelme y un tramo de 5 de Abril. Además, los sectores más centrales de Constitución, El Roble, Arauco y 5 de Abril, poseen una pista destinada a peatones y otra a vehículos, para favorecer a los caminantes.

Al respeto, el alcalde de Chillán, Sergio Zarzar, dijo que los vecinos “han sido receptivos a las medidas. La idea es evitar aglomeraciones”. “En la comuna ahora se camina más y con mayor libertad”, dice la vecina Cecilia Enríquez. En Concepción, la capital del Biobío, la municipalidad impartió una ordenanza, para que las empresas demarquen lugares en las afueras de sus edificios para que las personas mantengan la distancia social. A la fecha, se han cursado 15 infracciones por no cumplir con la medida. El alcalde de Concepción, Álvaro Ortiz, indicó que la municipalidad trabaja en continuar con las demarcaciones en las avenidas principales, para facilitar el desplazamiento.

Consultado el ministro de Salud, Enrique Paris, sobre la falta de financiamiento para implementar obras que favorezcan el distanciamiento, este anunció que se dará “apoyo necesario” para iniciativas como “zonas de tránsito en las veredas o zonas de cuidado en parques y plazas”. Para ello, señaló que se podrían redestinar recursos.

Nuevas ciclosendas

Otra solución que expertos y organizaciones han promovido en el periodo de pandemia -para mantener el distanciamiento social y no usar el transporte público- son las ciclosendas de emergencia, es decir, demarcaciones con pintura en las vías, junto con elementos como separadores, por donde pueden circular los ciclistas de forma segura.

El alcalde de Renca, Claudio Castro, explica que se aprobó la construcción de estas pistas especiales, en las calles Condell e Infante, de una extensión de cinco kilómetros. Se espera que sean inauguradas a fines de este mes, obras que fueron apoyadas por la embajada de Dinamarca. Castro explica que “la comuna posee la menor cantidad de ciclovías de la Región Metropolitana y, a pesar de ello, hay alta cantidad de viajes en bicicleta, por lo que muchos vecinos se verán favorecidos”. La organización Espacio Lúdico, que promueve el bienestar en las ciudades y trabajó en el proyecto en Rancagua, lanzó esta semana un concurso denominado Ciudad Colaborativa, con el fin de que las municipalidades postulen para que se lleven adelante iniciativas de urbanismo como ciclosendas, pistas compartidas entre bicicletas, personas y vehículos, además de cruces peatonales seguros. Se harán 10 diseños y cinco proyectos se ejecutarán.

Comenta