Corte dice que UC "vulneró dignidad" de alumna que denunció acoso de sacerdote

UC_WEB La Universidad Católica deberá volver a hacer una investigación administrativa al sacerdote Rodrigo Polanco.

Acogió recurso a favor de estudiante de Teología, invalidó sobreseimiento a Rodrigo Polanco y ordenó nuevo sumario. Fallo redactado por juez Hernán Crisosto cuestiona a la casa de estudios por "invisibilizar la violencia de género".


"Sociológicamente dentro de una sociedad como la nuestra, por regla general se invisibilizaba la violencia de género, contribuyendo notoriamente a ello -precisamente- la forma indigna en que son tratadas algunas mujeres que se atreven a denunciar la violencia y acoso sexual".

Este texto es parte del fallo dictado el viernes 15 por la Sexta Sala de la Corte de Apelaciones de Santiago, en el que acoge el recurso de protección presentado por la estudiante de Teología K.H.M. en contra de la Pontificia Universidad Católica.

La joven recurrió a los tribunales denunciando una serie de supuestas irregularidades, vicios y vulneraciones en el marco de un sumario realizado por la casa de estudios, luego que denunciara por conductas de acoso sexual al sacerdote y profesor de Teología UC, Rodrigo Polanco Fermandois.

En la acusación, la estudiante relata tres situaciones vividas entre los años 2015 y 2017. En una de estas oportunidades -según la denuncia- Polanco se acercó por detrás de ella y frotó su cuerpo con el suyo. Un segundo episodio relatado por la joven fue cuando el académico se acercó a saludarla, puso su mano en el cuello y luego la deslizó por debajo de la ropa hasta tocar su espalda. El último hecho investigado refiere a una "broma en doble sentido" en que Polanco, según la denunciante, dijo frente a otras personas "qué clase de favores le hacía al profesor Fernández y por qué esos favores no se los hacía a él".

Para la estudiante, "estos comentarios eran seguidos de miradas libidinosas y burlescas de su parte, generando un espacio muy incómodo y totalmente fuera del trato que debe tener un profesor con sus alumnas".

Falta de imparcialidad

El resultado de la investigación administrativa de la funcionaria María Donoso fue el sobreseimiento del religioso, basado en supuestas "inconsistencias" en el relato de la estudiante que "no son compatibles con el grado de afectación propio de un acoso sexual como el denunciado, sino más bien se presentan como una reinterpretación de hechos más o menos recordados por ella en relación al profesor Polanco, que en ningún caso, no al menos en el momento que sucedieron, tuvieron una connotación sexual".

El 31 de octubre de 2018, pese a la apelación de la joven, la resolución fue confirmada por el rector de la UC, Ignacio Sánchez, y por la secretaria general de la universidad, la ex ministra del TC Marisol Peña. Contra todos ellos fue dirigido el recurso de protección que fue acogido de manera unánime y en el que la corte ordenó anular el sobreseimiento a Polanco y realizar un nuevo sumario.

El juez Hernán Crisosto, presidente de la sala y redactor, dice que la UC "vulneró la dignidad" de K.H.M. y su familia. Esto, porque la investigadora Donoso adjuntó en el sumario 10 fotografías de ella y su hijo extraídas de redes sociales, en alusión a que el niño es producto de una relación con un exacadémico de Teología.

Para la corte, dicha acción no puede ser considerada "un mero intento de investigación celosa, sino una evidente intención de influir en las autoridades que debían decidir sobre su conclusión de que no había mérito para establecer el hecho denunciado y obtenerse así el sobreseimiento de la denuncia".

Los jueces estimaron que la estudiante no tuvo "derecho a la imparcialidad" y se cuestionó la actuación de la investigadora. "Muchas veces no se trepida en descalificar a la denunciante, como una forma de desacreditar esta clase de denuncias con el fin último de desincentivarlas", dice la sentencia.

Pese a ello, señala el tribunal, "resulta ser un deber y una obligación de toda mujer hacer estas denuncias, por sí, por sus hijas, hermanas y por qué no decirlo, por sus madres o abuelas que no tuvieron la oportunidad de develar esta clase de hechos sin ser sometidas a humillaciones". Agrega que "de ahí entonces, la gravedad de permitir que esta clase de prácticas pudiere materializarse en una investigación formal, dispuesto en una universidad que se estructura en base a ciertos valores de la humanidad".

No fue posible obtener una versión de la casa de estudio ante esta resolución.

Comenta