Dos mujeres integran la quina para llegar a la Corte Suprema

El pleno de la Corte Suprema escuchó las presentaciones de 16 candidatos. Foto: Mario Tellez/La Tercera

El pleno de la Corte Suprema escuchó ayer las presentaciones de 16 candidatos. La quina quedó compuesta por dos juezas que actualmente ejercen en la Corte de Santiago.




Desde el 29 de noviembre del año pasado que el pleno de la Corte Suprema tiene un cupo vacante. Y para completar los 21 asientos que tiene el máximo tribunal del país hubo un total de 18 candidatos. Todos los aspirantes eran ministros de cortes de Apelaciones. Sin embargo este miércoles, para la audiencia pública en que cada candidato realiza una breve exposición ante los supremos, solo llegaron 16. Los ministros Mario Rojas y Juan Manuel Muñoz desistieron de sus postulaciones.

Esta es la segunda vez que la Suprema realiza una audiencia pública, la cual es transmitida por el canal del Poder Judicial. La fórmula se estrenó en agosto pasado, cuando se tuvo que decidir el cupo que dejó el exministro Héctor Carreño. La instancia surgió en julio de 2019, luego de la fallida postulación de la ministra Dobra Lusic, cuyo nombre fue rechazado por el Senado luego de ser la candidata del Ejecutivo.

La quina

Los cinco candidatos que quedaron en la quina para llegar a la Corte Suprema fueron los ministros Sergio Mora, Raúl Mera (ocho votos), Jéssica González (siete votos), Mario Carroza (siete votos) y María Soledad Melo (seis votos). El magistrado Mora, quien ejerce en la Corte de Apelaciones de Coyhaique, ingresó a la quina por derecho propio al ser el más antiguo del escalafón.

Ahora, los cinco candidatos serán enviados al Ministerio de Justicia para que el Ejecutivo, posteriormente, proponga un nombre a la Comisión de Constitución del Senado.

Uno de los elementos que marcarán esta carrera será la presión para aumentar la cantidad de mujeres. Actualmente solo siete de los 20 ministros son mujeres y la última en ser nombrada ministra de la Suprema fue la magistrada María Angélica Repetto, el año pasado. De hecho, así lo ha manifestado la Asociación de Magistradas, organismo que ha abogado para introducir un criterio de paridad en el pleno de la Suprema.

Por eso, dicen fuentes judiciales, corren con ventaja las magistradas González y Melo. La primera es reconocida por el rol que tuvo cuando le tocó, en 2011, investigar los abusos que cometió el expárroco de El Bosque Fernando Karadima.

Con todo, el máximo tribunal prontamente tendrá que volver a buscar a otro candidato, ya que el actual ministro y exvocero Lamberto Cisternas dejará su cargo a fines de marzo, ya que cumplirá los 75 años.

Con la quina resuelta, ahora la palabra la tiene el gobierno.

Comenta