Denuncian a seremi de Economía de Ñuble por presunto abuso sexual

Héctor Garrido, seremi de Economía de Ñuble.

Un compañero de militancia del seremi de Economía de Ñuble, Héctor Garrido, ingresó una denuncia en contra de la autoridad regional por hechos de connotación sexual que habrían ocurrido durante una fiesta en el domicilio particular de la autoridad el domingo recién pasado. Durante la tarde de ayer, éste último también presentó una denuncia por los mismos hechos, pero en calidad de víctima, por lo que el Ministerio Público deberá esclarecer lo ocurrido ante estas acusaciones cruzadas.




La Policía de Investigaciones (PDI) de Chillán recibió una denuncia por un presunto abuso sexual en contra de Héctor Garrido, seremi de Economía de Ñuble. Los hechos están siendo investigados por la brigada de Delitos Sexuales y Menores (Brisexme).

El hecho fue denunciado por un militante del mismo partido del ingeniero comercial que es Convergencia Social. Según relató ante la policía civil, el hecho habría ocurrido en el contexto de una fiesta organizada por la autoridad regional en su propio domicilio el domingo pasado.

Durante la tarde de ayer, Garrido también interpuso una denuncia en contra de su denunciante, por los mismos hechos y en el mismo contexto. La autoridad regional, además, informó al tribunal supremo del partido lo que había ocurrido.

La fiscalía Regional de Ñuble, confirmó a La Tercera que efectivamente se recibió una denuncia por presuntos delitos de connotación sexual en contra de Héctor Garrido. Por lo tanto, ahora es el Ministerio Público quien debe esclarecer los hechos ante las denuncias cruzadas de ambos involucrados.

La abogada del seremi, Belén Acuña, aseguró al medio La Discusión que “él dice que estaba en una celebración en su propia casa y que no se explica por qué sintió que estaba en estado de ebriedad, cuando lo que había tomado no se condecía con ese estado, por lo que nosotros pedimos que se investigara esa situación, ya que no descartamos que lo hayan drogado”.

Por su parte, y a través de un comunicado, Convergencia Social, partido en el que militan ambas personas, señaló que “manifestamos nuestro más absoluto rechazo a todo acto de abuso de poder, así como a cualquier tipo de acoso o abuso sexual que vulnere los derechos, la dignidad y la seguridad de las y los integrantes de nuestro partido, como así también de la comunidad en general”.

“Se facilitarán todos los canales para acompañar a la víctima en el proceso de reparación, así como también procedimientos legales a fin de encontrar justicia frente a este grave hecho. Solicitaremos la aplicación estricta de los procedimientos que permiten a nuestro partido realizar las investigaciones internas con el objetivo de denunciar y erradicar este tipo de prácticas”, agregaron.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.