Educación Pública: más de 106 mil escolares han sido “desmunicipalizados”

Imagen-ESCUELA-DE-VARONES-RANCAGUA-057

9.422 profesores y 106.533 estudiantes han sido desmunicipalizados.

Siete Servicios Locales de Educación han sido instalados en dos años y cuatro nuevos están en fase de implementación. Encargada del área afirma que establecimientos mejoraron sus indicadores, elevando la asistencia y elevando la matrícula.


La desmunicipalización de colegios es una de las demandas sociales de más larga data, protagonista de centenares de marchas educacionales en los últimos años. Ese proceso hoy es una realidad, aunque de forma silenciosa, porque en los últimos dos años comenzó a concretarse paulatinamente.

Una ley del gobierno anterior contempla la creación de 70 Servicios Locales de Educación (SLE), recintos estatales descentralizados que abarcan a todo el país y que recibirán progresivamente los colegios que por tres décadas administraron los municipios.

El cambio comenzó a ser visible el año pasado, cuando entraron en operación los primeros cuatro servicios, y hace unas semanas, abrieron otros tres.

En total, los siete SLE suman 412 colegios, 9.422 profesores y 106.533 estudiantes que han sido "desmunicipalizados", que equivalen al 8,2% de la matrícula que tenían los colegios en manos de municipios.

Pero el proceso no ha sido fácil. De hecho, ha habido irregularidades. El año pasado, el Mineduc auditó el trabajo realizado en los primeros servicios que abrieron y detectó que en el SLE de Huasco, en Atacama, una encargada de finanzas transfirió $ 408 millones de los fondos de apoyo y la Subvención Escolar Preferencial a dos cuentas bancarias personales de dos funcionarios. Los antecedentes fueron derivados al Consejo de Defensa del Estado (CDE) y actualmente se realiza un sumario.

Un cambio cultural

La directora de Educación Pública del Mineduc, Alejandra Grebe, explica que con la implementación de los primeros servicios han logrado el aprendizaje necesario para que los siguientes 63 SLE puedan abrir de buena forma. "Hay una diferencia abismal en el inicio del funcionamiento de los últimos tres servicios. El primer hito que demuestra esto fue el pago de remuneraciones de los funcionarios, que se realizó sin inconvenientes, porque ya sabemos dónde pueden estar los nudos críticos", dice.

El cambio no solo es administrativo, sino que cultural, pues los municipios tienen diversas formas de administrar sus colegios, lo que supone bonos y convenios distintos por cada comuna, y ahora todo eso está siendo unificado.

Pero han aprendido de los problemas. Por ejemplo, cuando abrió el SLE de Barrancas el año pasado, tuvieron dificultades por las deudas que tenían los establecimientos de Cerro Navia. La directora explica que ahí se mezclaban deudas previsionales de trabajadores que no tenían nada que ver con la educación. "Ahora, normativamente, el traspaso tiene que ser sin ninguna deuda. No puede volver a pasar lo que pasó en Cerro Navia", precisa. Mientras que en el SLE de Huasco continúan las auditorías. "Las malas prácticas o cosas que no correspondían, hoy están subsanadas", agrega la encargada.

Nuevos servicios

El cambio de modelo no solo es administrativo, sino que tiene que tener un impacto educacional. Y, según Grebe, eso lo notaron en los primeros cuatro SLE: "En esos servicios, nos propusimos subir y mantener la asistencia, y mejorar la matrícula, cosa que hemos logrado e incluso en algunos establecimientos vemos ahora un repunte. Y con el Plan Escuelas Arriba sacamos adelante a los colegios que estaban catalogados de insuficientes".

Ahora están trabajando en la implementación de cuatro nuevas unidades, que entrarán en operación el 1 de enero de 2021: se trata de los SLE de Atacama, Valparaíso, Colchagua y Llanquihue. Estos dos últimos ya tienen a sus directores nombrados.

"Estamos en los territorios trabajando con los gremios, con los departamentos educacionales, los asistentes de la educación y con docentes, para que se involucren en el proceso y sean protagonistas de esto", explica.

Comenta