El parto robado: Una investigación sobre violencia obstétrica en América Latina

Proyecto periodístico de violencia obstétrica en América Latina. Foto: Miguel González.

La Tercera formó parte de una investigación regional liderada por el sitio Salud con Lupa, con apoyo del Centro Internacional para Periodistas (ICFJ), para contar las historias de mujeres que han sido víctimas de violencia obstétrica en nuestro país y el resto del continente.




Los profesionales de la salud ejercen diversos maltratos físicos y sicológicos sobre los cuerpos y procesos reproductivos de las mujeres embarazadas antes, durante o en los días después del parto. Un fenómeno al que se le ha denominado “violencia obstétrica” y que ha adquirido especial notoriedad en los últimos años. A pesar de existir varias iniciativas en Chile para erradicarlo, todavía no existe una definición ni marco legal al respecto, a pesar de haber varios proyectos de ley en el Congreso.

Aunque todas las mujeres son potenciales víctimas de este maltrato, de acuerdo con el Observatorio de Violencia Obstétrica, son más vulnerables las mujeres de bajos recursos y menor escolaridad, las migrantes, las indígenas, las adolescentes y las mujeres con sobrepeso.

La Tercera formó parte de una investigación regional, liderada por el sitio Salud con Lupa, respecto a esta problemática que afecta a miles de mujeres en Latinoamérica, incluyendo a Chile.

La investigación chilena se divide en dos reportajes. El primero recoge el caso de Belén, una joven de 19 años con graves síntomas durante su embarazo, los que fueron ignorados y menospreciados, teniendo que luchar por meses para lograr un diagnóstico: hipermérisis gravídica. Finalmente, su hija nació en una clínica privada del sector oriente de Santiago, a través de una cesárea, procedimiento por el que nacen casi la mitad de los niños en Chile. La Organización Mundial de Salud recomienda que las cesáreas no superen entre el 10 y el 15% de los partos de un país.

El segundo reportaje llamado La epidemia de cesáreas en un sistema que incentiva el lucro, cuenta la historia de Sirelys, una madre migrante que padeció violentos procedimientos y que, a pesar de ser madre primeriza, no recibió ninguna guía ni apoyo por parte de sus médicos, negándosele además que su madre pudiera acompañarla en la sala de parto.

Proyecto periodístico de violencia obstétrica en América Latina. Foto: Miguel González.

Puedes explorar todas las publicaciones del proyecto “El Parto Robado”, liderado por la plataforma colaborativa Salud con Lupa con apoyo del Centro Internacional para Periodistas (ICFJ), aquí.



Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.