Evasiones masivas en Metro superan las 50 y policía dispone uso de Fuerzas Especiales

Imagen A_UNO_1118830 (1)

Las acciones escalaron durante la jornada de este jueves. La estatal presentó querellas y el gobierno calificó a los manifestantes como "grupos de delincuentes" y "violentistas".


Fue el lunes 7 de octubre cuando se registró la primera evasión masiva en el Metro. Ese día, a las 14.10, un grupo de 100 personas ingresó en la Estación de Metro U. de Chile y saltaron barreras.

Los incidentes de este tipo se repitieron diariamente, se intensificaron durante esta semana y vivieron su jornada más convulsionada hoy, con la destrucción de elementos como torniquetes y rejas de ingreso. Al mismo tiempo, según la policía uniformada, hasta la tarde de hoy al menos dos carabineros habían resultado lesionados, ambos en las cercanías de la Estación San Miguel.

El tema se instaló como preocupación en La Moneda y en las policías. Entre el 7 y el 15 de octubre se registraron 52 casos de evasiones masivas, según datos que Metro incorporó en una querella criminal por los delitos de desórdenes públicos y daños calificados, interpuesta ante el Séptimo Juzgado de Garantía de Santiago.

La acción judicial fue admitida a trámite y se espera que en las próximas horas recaiga en la Fiscalía Centro Norte. La estatal, además, solicitó que el Ministerio Público adopte diligencias, como citar a declarar a trabajadores de la estatal como testigos y que "se despache instrucción particular en el sentido de recabar las grabaciones de seguridad que obran en poder de Metro".

Otro antecedente que revela la querella es que los daños, hasta el 15 de octubre, se cifraban en más de $ 12 millones.

Hoy, cinco torniquetes de la Estación San Joaquín fueron destruidos por manifestantes. Otros participantes de las protestas se sentaron al borde de andenes, acción que afectó el desplazamiento de los convoyes.

En otro episodio, unas 150 personas que intentaron ingresar a la Estación Salvador se enfrentaron a carabineros con el lanzamiento de objetos contundentes, según la versión policial. Los uniformados hicieron uso de gases lacrimógenos.

[caption id="attachment_866246" align="alignnone" width="900"]

Torniquetes fueron destrozados en San Joaquín.[/caption]

Anoche, en estación Los Héroes, manifestantes accionaron los frenos de emergencia en un vagón, lo que generó una interrupción del flujo, y pasadas las 21.00, una persona bajó a las vías en la Línea 4, lo que mantuvo suspendido el servicio en más de un 40% de sus estaciones.

Las manifestaciones, que durante la jornada de este jueves dejaron al menos 41 detenidos, podrían sumar un nuevo capítulo este viernes, pues en redes sociales fueron convocadas nuevas evasiones, especialmente a las 18.00. En Twitter, hoy el hashtag #EvasionTodoElDia se ubicaba en el primer lugar de las tendencias en Chile.

La magnitud del problema motivó que Carabineros dispusiera el uso de Fuerzas Especiales para reforzar la vigilancia en cerca de las estaciones. Varias de ellas debieron ser cerradas en distintos momentos del día.

"Son delincuentes"

La vocera del Ejecutivo, Cecilia Pérez, expresó el rechazo del gobierno a las acciones de evasión.

"No corresponde la violencia", declaró. "Creen que mil delincuentes, porque eso es lo que son, cuando agreden a guardias indefensos, destruyen el Metro y golpean a pasajeros, ¿están haciendo lo correcto? Es incorrecto", afirmó la portavoz.

Más tarde, el subsecretario del Interior, Rodrigo Ubilla, precisó que Metro presentó ya dos querellas, y en una de ellas figuran dos sospechosos que fueron detenidos "con pruebas suficientes y videos".

Agregó que quienes actúan en la evasión masiva "son violentistas" y "grupos de delincuentes que se coordinan a través de redes sociales".

"Son hordas que llegan a los lugares, donde hemos visto cómo se destruye la propiedad pública y privada, poniendo en riesgo a los funcionarios y a las personas que utilizan el Metro", denunció.

"Vamos a ser absolutamente claros y duros en cuanto a las querellas y la persecución policial contra los responsables", recalcó, y advirtió que en el caso de perjuicios causados por estudiantes, "se puede hacer responsable a los padres para pagar este daño".Ubilla también deploró el apoyo de los sindicatos del Metro a las demandas de los manifestantes. "Aquel que legitima la violencia y la delincuencia tiene una posición condescendiente con esos grupos", declaró.

Apoyo de sindicatos

En tanto, la Federación de Sindicatos del Metro expresó que comparten "la legitimidad de la demanda de frenar las alzas en el Transantiago". El vicepresidente de la entidad, Erick Campos, denunció que el gobierno está contestando a las protestas "con excesiva represión, y eso va a generar mayores problemas".

"No fomentamos ni apoyamos las acciones violentas que impliquen poner en peligro la seguridad de trabajadores y usuarios, pero medidas como el cierre de estaciones y desplegar carabi- neros llama a más violencia", agregó el directivo, y añadió que los sindicatos evalúan adoptar medidas.

Comenta