Fiscalía indaga presunta violación en Valparaíso tras denuncias de redes sociales

Mujer de 48 años, en situación de calle, habría sido atacada por un comerciante. Vecinos del lugar hicieron denuncia. Local donde el acusado trabajaba fue quemado.




La Brigada de Delitos Sexuales de la PDI (Brisexme) y el Ministerio Público se encuentran indagando una presunta violación a una mujer de 48 en Valparaíso, luego de que se realizaran denuncias del hecho en redes sociales. Carabineros presentó hoy la denuncia a la fiscalía, institución que confirmó el inicio de la investigación.

Locatarias del sector Echaurren viralizaron testimonios sobre tratos inhumanos de “secuestro, abuso sexual y tortura por varios días”, a una mujer en situación de calle que frecuentaba el casco histórico, durante el fin de semana pasado.

Las comerciantes agrupadas en el colectivo Biblioteca Popular Jorge Farías manifestaron mediante un comunicado: “Repudiamos enérgicamente el actuar de Carabineros, quienes ignoraron su declaración, a pesar de las condiciones en que se encontraba la mujer”.

Una golpiza al supuesto agresor, un conocido comerciante porteño, de parte de un grupo calificado como “los punkis“, integrando por hombres y mujeres del Barrio Puerto, fue la primera acusación que recibió la Fiscalía el pasado 28 de marzo.

Anoche un incendio se registró en el supuesto lugar donde habría ocurrido el hecho y donde trabajaba el presunto responsable.

Sobre el caso, el jefe de defensa de la Armada, contralmirante Yerko Meric, señaló: “Detallo la información que manejo. La mujer está hospitalizada en el Hospital Van Buren y la denuncia se conoció por la agresión que recibió el supuesto autor. Los antecedentes fueron presentados al Ministerio Público”.

Una primera versión entregada desde autoridades señalaba que el ingreso de la supuesta víctima al centro asistencial, el fin de semana pasado, habría sido por riesgo de contagio de Covid-19. Sin embargo, testigos y fuentes del recinto, comentaron a La Tercera que aún permanece hospitalizada y su condición al llegar fue “séptica , sin habla, deteriorada , situación que la llevó a un paro cardiorrespiratorio, lo que no permitió peritajes iniciales”.

Comenta