Formalizarán a mayor (R) de Carabineros por muerte de comunero en 2002

Imagen de una de las manifestaciones que se han efectuado en Santiago por la muerte de Alex Lemun, de 17 años, ocurrida en 2002.

Fiscalía de La Araucanía confirmó que presentará cargos contra Marco Aurelio Treuer, el próximo 28 de septiembre, por el homicidio de Alex Lemun (17). Se trata de una de las causas emblemáticas para el mundo mapuche.


La Fiscalía Regional de La Araucanía confirmó hoy una información que había trascendido de fuentes judiciales: que el mayor de Carabineros (R) Marco Aurelio Treuer (58) será formalizado el próximo 28 de septiembre, por el presunto delito de homicidio simple. El hecho podría parecer rutinario para el ente persecutor, salvo por tres detalles: el supuesto crimen ocurrió hace 16 años; la víctima es Alex Lemun Saavedra, un niño de 17 años; y el caso se convirtió en un hecho emblemático para el mundo mapuche, en el cual incluso intervino la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

El incidente se produjo el 7 de noviembre de 2002, entre las 18 y 19 horas, en el Fundo Santa Elisa, comuna de Ercilla, de la Región de La Araucanía. La propiedad pertenecía a Forestal Mininco.

Esa tarde, según consta en los registros policiales de la época, un grupo de comuneros ingresó ilegalmente al predio, en medio de una protesta por reivindicaciones territoriales, entre otras.
Al lugar llegaron cuatro carabineros, al mando de Treuer. Allí, Alex Lemun recibió un disparo en la cabeza con un arma de fuego (una escopeta Winchester con balines metálicos), que le causó heridas graves. Fue internado de urgencia y a los cinco días, el 12 de noviembre de 2002, falleció en el Hospital de Temuco.

El mayor Treuer, por entonces de 41 años, fue procesado por la fiscalía militar por “violencia innecesaria con resultado de muerte, en libre plática”, y se le fijó una fianza, pero en septiembre de 2003 se revocó el procesamiento “por falta de méritos”. Luego, el caso fue archivado desde julio de 2004, cuando el fiscal militar decretó su “sobreseimiento temporal” (ver cronología), lo que en marzo de 2005 confirmó la Corte Marcial.

Sin embargo, en 2006 la familia de la víctima denunció el crimen a la CIDH. Su informe resultó vital para que el 10 de octubre de 2017, es decir, 13 años después de la muerte de Lemun, la Corte Suprema dejara sin efecto aquel sobreseimiento temporal y reabriera la causa.

En ese momento, la Unidad de DD.HH. de la Fiscalía Regional de La Araucanía reinició la investigación que originalmente, en 2002 y durante dos semanas, desarrolló la Fiscalía de Angol.

“El Estado tiene un deber de respeto y promoción de los DD.HH., y la fiscalía, como una agencia del Estado encargada de la investigación y persecución de los delitos, tiene especialmente presente esto (…) Hemos establecido una unidad que se hace cargo de todas las investigaciones por violaciones a este ámbito, como lo que aconteció en torno al joven Alex Lemun”, sostuvo el fiscal regional, Cristián Paredes.

Añadió que “en esta investigación penal ya existen antecedentes suficientes para formular cargos a una persona que en su momento era un agente de la policía, por haber provocado la muerte del menor de edad”.

El fiscal Roberto Garrido, jefe de la Unidad de DD.HH. de esta fiscalía, ratificó que se efectuará la formalización “en un caso muy importante, para el cual se utilizaron diligencias efectuadas en esa época junto a muchas otras nuevas, respecto de peritajes, testigos y ubicaciones espaciotemporales, entre otras. Con ello, se llegó a la conclusión de que existe responsabilidad penal en el homicidio de Alex Lemun”.

En 2002, cuando ocurrió el incidente, el jefe de zona de Carabineros era el fallecido general José Bernales. En ese momento, la primera denuncia la hizo el propio Treuer, por “maltrato de obra a Carabineros”, argumentando que los comuneros los atacaron con boleadoras y otras armas.

Sin embargo, la fiscalía tiene pruebas y evidencia balística de que solo la policía portaba armas de fuego.

General director

Consultado por La Tercera, el general director de Carabineros, Hermes Soto, señaló hoy que “yo me hice cargo de Angol después de haber ocurrido esa situación, en el grado de mayor, así que conozco lo que ocurrió ahí. Sé que esa causa se determinó retomarla y nuevamente desarrollarla; por lo tanto, cada uno de quienes participaron tendrá que tener la claridad absoluta para su defensa y para el proceso que se desarrolle. No voy a hacer ningún cuestionamiento, porque es el tribunal respectivo el que tiene que desarrollar este proceso”.

Respecto de la situación del exoficial Treuer y su defensa legal, el general Soto aclaró que “él ya no pertenece a la institución, por lo tanto tiene que tener asesoría privada”.
Trascendió, también, que durante meses el exmayor ha sido vigilado por las policías, por orden de la misma fiscalía, para no perder su rastro.

Seguir leyendo