Formalizan a Anita María Pinochet, esposa del general (r) Fuente-Alba, por lavado de dinero: quedó con arraigo nacional

Fuente-Alba  y Anita María Pinochet

En la audiencia, además, el fiscal José Morales reformalizó al ex comandante en jefe del Ejército. El fiscal señaló que la pareja habría realizado el delito de lavado de dinero, en "forma reiterada", entre 2010 y 2016.




Un nuevo episodio se sumó hoy al caso que investiga la fiscalía sobre la presunta corrupción al interior del Ejército.

Esto, porque esta mañana, en el Séptimo Juzgado de Garantía de Santiago, se realizó la audiencia de formalización de Anita María Pinochet, esposa del ex comandante en jefe del Ejército, Juan Miguel Fuente-Alba, por el presunto delito de lavado de dinero. En la instancia, asimismo, el fiscal José Morales, de la zona Centro Norte, reformalizó a Fuente-Alba por el mismo delito. A ambos la fiscalía les imputa el cargo de autores.

En 2019, el ex alto mando militar fue formalizado por el delito de lavado de activos entre 2010 y 2016, periodo en que el Ministerio Público aseguró que los gastos del exgeneral llegaron a $7.300 millones. El incremento patrimonial ha estado en el ojo del órgano persecutor. En ese sentido, viajes, propiedades y la adquisición de autos de alta gama han sido cuestionados por la fiscalía.

En noviembre del año pasado, el Consejo de Defensa del Estado se querelló en contra de Anita María Pinochet. Según ese organismo, la pareja del ex comandante en jefe aumentó su patrimonio en un 281% en un período de siete años. La defensa de la mujer pidió al Séptimo Juzgado de Garantía de Santiago que se declarara inadmisible la acción del CDE, lo que fue rechazado por el tribunal.

En paralelo, la justicia militar también inició una causa contra Fuente-Alba: en 2019 la ministra Romy Rutherford lo procesó por el delito de malversación de caudales públicos, por cerca de $ 3.500 millones.

Audiencia

En más de cuatro horas, en la audiencia de este jueves el fiscal Morales entregó una serie de detalles sobre millonarios movimientos bancarios de la pareja, tanto en pesos como en dólares. De acuerdo a la investigación, el matrimonio hacía uso personal de dineros correspondientes a gastos reservados.

El persecutor afirmó que “la imputada e imputado con el dinero recibido como consecuencia del delito base realizaron una serie de inversiones, contratos y gestiones con ánimo de lucro, logrando integrarlo al sistema económico formal, vulnerando los sistemas de controles preventivos en materia de lavado de dinero”.

“El señor Fuente-Alba Poblete y la señora Pinochet Ribbeck, con pleno conocimiento de que los dineros señalados anteriormente provenían de la comisión del delito de malversación de caudales públicos cometido entre 2010 y 2014, realizaron conductas constitutivas de lavado de dinero en forma reiterada a lo menos entre los años 2010 a 2016, con el objeto de ocultar y disimular el origen ilícito de los mismos, colocando de esta forma las ganancias ilícitas en el sistema económico formal, tanto las que provenían directa como indirectamente del delito base”, dijo el fiscal.

De esta forma, Morales aseguró que la pareja utilizó ocho modalidades para lavar el dinero. El fiscal dijo que desde las cuentas bancarias que mantenían Fuente-Alba y Pinochet realizaron una serie de compra de acciones en firmas como Banco de Chile, Copec, Latam, Soquimich, entre otras.

En otra modalidad de lavado de dinero, el fiscal mencionó la compra de vehículos. Entre 2010 y 2015 el imputado realizó al menos 35 operaciones de compra y venta de automóviles. En ese listado figuran autos de la marca Audi y Porsche. Por otro lado, el persecutor afirmó que en ese mismo período los imputados realizaron una serie de operaciones de compra y venta de inmuebles, también como presuntos mecanismos para el lavado de dinero.

El fiscal solicitó que las medidas cautelares fuesen la obligación de la fijación de domicilio y arraigo nacional, lo que fue aceptado por el juez Jaime Fuica Martínez. Por su parte, se mantuvieron las medidas cautelares con las que cuenta Fuente-Alba, vale decir, firma mensual y arraigo.

Finalmente, el juez declaró cerrada la investigación debido a que se cumplió el plazo fijado para la misma. Ahora lo que viene es la fijación de fecha para el eventual juicio oral.

Tras la audiencia, el fiscal adelantó que, probablemente, la próxima semana el Ministerio Público presentará una acusación contra la pareja y solicitará una pena, para con ello ir a una audiencia de preparación de juicio oral.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.