General (R) Hermes Soto y el caso Catrillanca: “Se ocultó información que era de vital importancia”

El general (R) de Carabineros Hermes Soto declaró como testigo en el juicio.

El exjefe de Carabineros declaró en el juicio por el homicidio del comunero mapuche. Producto de este caso, él dejó su cargo. Apuntó a los policías acusados.




La última vez que a Hermes Soto se le vio públicamente fue el 21 de diciembre del 2018. Ocurrió en el complejo Lomas Verdes, solo horas después de que el Congreso aprobara, por decreto, la remoción del entonces general director de Carabineros, firmada por el Presidente Sebastián Piñera. Ese día dijo: “Somos, lejos, la mejor institución del país”.

La salida de Soto de la institución policial se produjo después de que Chilevisión y Ciper revelaran los videos del operativo por la muerte del comunero mapuche Camilo Catrillanca, registrados en la cámara GoPro de uno de los imputados, el 14 de noviembre de 2018.

Y este miércoles, a casi dos años del caso que acrecentó la crisis de esta institución, Soto volvió a aparecer públicamente, esta vez en el juicio por el homicidio de Catrillanca, donde, además de la muerte del comunero, se indaga el delito de obstrucción a la investigación y falsificación de documento público. En la causa están acusados siete excarabineros y un exabogado de la misma institución.

Soto declaró desde el Tribunal Oral en Lo Penal de Concepción, a través de videoconferencia. El general (R) comenzó su relato recordando cómo se enteró del procedimiento que dejó, en un comienzo, gravemente herido a Camilo Catrillanca.

Estaba en Santiago, en mi oficina, atendiendo una audiencia, y recibí un llamado del director de Orden y Seguridad, Christián Franzani, quien me informó de un procedimiento en Ercilla, donde personal de Carabineros había participado en los hechos. Se había efectuado el uso de las armas y en el lugar había una persona lesionada con el carácter de grave

Hermes Soto, ex general director de Carabineros

Luego, relató que se comunicó con el ministro del Interior de la época, Andrés Chadwick (quien declarará este jueves en el juicio), para darle cuenta de los hechos. Se decidió que sería el jefe de zona de La Araucanía, Mauro Victtoriano, el encargado de reportarle directamente a Chadwick. Sin embargo, Soto agregó que finalmente sería él quien informaría de todo a Chadwick, después de que Franzani viajara a La Araucanía.

El general (R) declaró que le dijo al ministro que “había un procedimiento con uso de las armas de Carabineros y que había resultado una persona fallecida. El personal ya estaba citado a declarar a la fiscalía y la investigación ya la llevaba la PDI”, dijo el oficial.

Entrevistas en la zona

Soto, en ese minuto -según su testimonio-, deslizó que lo mejor era que Interior se comunicara directamente con la PDI para saber del caso, dado que ellos llevaban la investigación, pero el ministro Chadwick le pidió que fuera a La Araucanía a entrevistarse con los cuatros carabineros que estuvieron en el procedimiento, para saber si portaban cámaras GoPro que pudieran haber grabado el hecho.

El exjefe policial recordó que “me entrevisté con los oficiales que estaban ahí y con los miembros de personal que habían estado en el procedimiento; les pregunté a todos reiteradamente si habían llevado las cámaras que debían portar, y ellos me dijeron que no. Uno me dijo que la había dejado en su domicilio, otro que la había dejado en el cuartel”.

Además, el general (R) dijo que luego fue al centro de monitoreo de la zona, a revisar los registros de las comunicaciones: “No pudimos encontrar ninguna información que diera cuenta de que hubo un enfrentamiento, no hubo ninguna comunicación especial de que hubo un enfrentamiento”.

Fue durante la tarde del sábado 17 de noviembre que Soto, en base al relato, se enteró de la verdad.

El general Victtoriano le dijo que uno de los suboficiales del operativo estaba declarando ante la PDI y que reconoció el uso de su cámara GoPro, luego de que la policía de civil encontrara un registro que los situaba en el lugar con cámaras de video portátil.

Entonces, Hermes Soto fue donde Chadwick y le informó de lo ocurrido. “Se dispuso la baja de estos funcionarios, a raíz de que, habiéndoles preguntado toda su unidad de mando sobre lo ocurrido, incluido el general director, ellos mantuvieron siempre la versión de que no habían llevado cámaras en su equipo de trabajo al lugar, y ocultaron información que era de vital importancia para el proceso. Por lo tanto, se estimó que las faltas eran graves”, testificó.

Se objetaron las preguntas respecto de su salida de la institución y lo que vino después. También declaró el general Christián Franzani, relatando los hechos y que para él lo importante siempre fue “saber si se había encontrado armamento”.

El fiscal de la unidad de DD.HH., Roberto Garrido, sostuvo que “la declaración del general (R) Hermes Soto tenía por objetivo dejar en evidencia cómo es que la información surgida desde el sitio del suceso fue escalando a través de diversos funcionarios de Carabineros hasta llegar a las más altas jerarquías de esa institución y a las autoridades políticas. Ese objetivo lo estimamos cumplido”.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.