Gobierno anuncia que se posterga la apertura de 5 pasos fronterizos terrestres por variante Ómicron

Foto: AgenciaUno

Según detalló el ministro de Salud, Enrique Paris, el único paso fronterizo terrestre que se habilitará por el momento "y bajo evaluación estricta", será el paso Los Libertadores en la Región de Valparaíso.




Dada la situación epidemiológica mundial y en Chile por la pandemia del coronavirus, y el aumento de casos de la variante Ómicron, este jueves el ministro de Salud, Enrique Paris, anunció durante la entrega del balance Covid que se postergará la apertura de los pasos fronterizos terrestres que se había anunciado el pasado 20 de diciembre.

“A pesar de que nuestro país tiene una situación un poco mejor al resto de los países de Latinoamérica y del mundo, y además debido a la situación epidemiológica de todos nuestros países vecinos, hoy anunciamos que se postergará la apertura de 5 pasos fronterizos terrestres que se habían anunciado anteriormente”, indicó el secretario de Estado.

El miércoles, por ejemplo, Argentina registró 42.032 casos diarios de Covid-19, su cifra más alta desde el inicio de la pandemia; mientras que Bolivia suspendió las fiestas de Año Nuevo por aumento de casos Covid.

La apertura de los pasos fronterizos, explicó Paris, se irá evaluando según la evolución epidemiológica en relación a la variante Ómicron y de la pandemia.

De momento, no se habilitarán los pasos fronterizos de Chacalluta (Región de Arica y Parinacota), Agua Negra (Región de Coquimbo), Pino Hachado (Región de La Araucanía), Cardenal Samoré (Región de Los Lagos), y Dorotea (Región de Magallanes).

“El único paso fronterizo terrestre que se habilitará por el momento, y bajo evaluación estricta, es el paso Los Libertadores en la Región de Valparaíso”, explicó el ministro. Este paso estará disponible a partir del 1 de enero.

Aumento de control y “medidas más estrictas” en paso Los Libertadores

Además de esta medida, la máxima autoridad del Ministerio de Salud (Minsal), sostuvo que “se aumentarán las restricciones y se hará un control estricto de viajeros”.

Para el ingreso al país por esa vía terrestre se exigirá un PCR negativo 72 horas antes del viaje, se tomará un PCR al ingreso al país -tal como se realiza en el aeropuerto- y, además, se realizará un test de antígenos a todos los pasajeros y tripulantes del vehículo terrestre.

“Si vienen en vehículos particulares también corren las mismas medidas”, añadió.

Además de esto, se exigirá la homologación de las vacunas y también se exigirá un seguro médico por 30 mil dólares (de cobertura), y para aquellos que no tengan un Pase de Movilidad habilitado con dosis de refuerzo, indicó la autoridad de Salud, “deberán llevar a cabo una cuarentena de 7 días en el lugar que ellos indiquen en la declaración jurada de ingreso, lugar donde también el resto de los pasajeros deberá esperar el resultado de su PCR, tal como se hace con los pasajeros que ingresan por vía aérea al país”.

Con estas medidas, detalló Paris, “nosotros estamos advirtiendo a todos los que van a viajar y quieran ingresar a Chile que se tomarán todas estas medidas bastantes estrictas y que deben cumplirse, porque si no se cumplen y se detecta un caso positivo, no van a poder ingresar al país”.

Retrasar la diseminación de ómicron

El exsubsecretario y decano de la Facultad de Ciencias de la U. Autónoma, Luis Castillo señala que es una decisión correcta. “Mientras más se restrinja la llegada de turistas, dada la alta tasa de contagio en países limítrofes, se retrasa la diseminación casos activos. Si bien está abierto el Aeropuerto Arturo Merino Benítez, es más fácil trazar cuando los pasos fronterizos abiertos menos. Con una apertura total se pierde toda la capacidad de controlar estos posibles casos”.

Si bien la Seremi de Salud confirmó que ya hay transmisión comunitaria en la Región Metropolitana, con tres casos que no se han podido identificar un nexo epidemiológico, el facultativo explica que “hasta el momento, no hemos visto un incremento como las tasas de crecimiento de otros países europeos y lo que yo creo es que la diseminación del virus está teniendo un retraso en Chile gracias a las vacunas”.

Coincide el infectólogo Miguel O’Ryan quien agrega que “lo que uno puede visualizar es que el objetivo sanitario es evitar un ingreso masivo y potencial de personas infectadas que aceleren una curva de infección en el país. Y es que aunque sea más leve, puede haber un número de infectados mayor, lo que en ningún caso es deseable”.

Asimismo, señala que si bien el “control sanitario del terminal aéreo es de excelente nivel, probablemente no se puede replicar en todas las fronteras. Entonces, por un período corto, y mientras evaluemos cómo se va comportando ómicron, es adecuado mantener estos pasos terrestres cerrados, que el ingreso sea lo más controlado posible y con requisito de vacunación de refuerzo, pues puede que las dos dosis iniciales ya no sean suficientes para entregar una protección adecuada”.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Arqueólogos descubren en Pompeya cuatro nuevas habitaciones en una casa excavada con anterioridad que posee objetos del día a día utilizados por una familia de clase media.