Huracán: Blu relata fallida prueba de supuesto software "Antorcha"

GonzaloBluWEB

Gonzalo Blu, exdirector de Inteligencia de Carabineros.

El exjefe de Inteligencia de Carabineros declaró ante la PDI que desconocía los detalles y veracidad de la información entregada por el programa informático.


El pasado 20 y 21 de junio, el exdirector de Inteligencia de Carabineros, general (R) Gonzalo Blu, entregó su declaración en calidad de imputado ante la PDI. En este relato, el otrora jefe policial declaró cómo fue que se enteró de lo que estaba ocurriendo con la Operación Huracán y del funcionamiento del software llamado "Antorcha", que presuntamente permitía interceptar diálogos de los servicios de mensajería de los teléfonos celulares.

El exoficial negó tener conocimiento del detalle de cómo operaría este programa. Según la investigación que ha realizado el Ministerio Público, "Antorcha" nunca habría estado operativo y los diálogos hallados en teléfonos de eximputados habrían sido implantados por personal de Inteligencia de La Araucanía.

Por estos hechos, mañana serán formalizadas 12 personas en el Juzgado de Garantía de Temuco. A cuatro de estas, incluido Blu, se les presentarán cargos por el delito de asociación ilícita.

La Tercera tuvo acceso a la declaración que el general (R) prestó en la causa. Ahí, señala que en septiembre de 2017 fue la segunda vez que vio a Álex Smith (el civil que trabajaba con Carabineros y creador de "Antorcha"), cuando el exgeneral director Bruno Villalobos "dispuso que se pusieran unos parches de seguridad a todos los teléfonos celulares de los generales del Alto Mando institucional y quien era el encargado de hacerlo era el Sr. Smith", pero aseguró que "yo no tuve nada que ver con la instrucción dada por el general director".

Respecto del software "Antorcha", el exdirector de Inteligencia señaló que en agosto de 2017 se enteró de que "ya estaba dando resultados" y que el funcionamiento era "a través del IMEI del teléfono y del correo electrónico asociado. Le enviaban un virus que sacaba la información contenida en este y hacía un espejo de la mensajería que estaba almacenada en el teléfono". Sin embargo, negó haber visto cómo operaba la herramienta: "Yo solo vi los resultados impresos y en alguna oportunidad Marín (oficial de Inteligencia de Temuco) me envió una captura de pantalla de los diálogos rescatados".

Además, dijo que "al ver estos resultados no tuve dudas, porque me habían dicho que de esto ya estaban en conocimiento los fiscales y las conversaciones habían sido chequeadas por la fiscalía".

Blu también señala otro episodio, en diciembre de 2017, en que le habría pedido "una prueba de campo" de la aplicación informática. Al cabo de unas horas, le preguntó por los resultados: "El capitán Osses me dijo que el sistema estaba lento y que solo se había logrado bajar una o dos fotos del celular (...) y no se había podido realizar por los problemas de conexión. Conversaciones no logró rescatar ninguna".

Una segunda prueba afirmó haberse realizado por medio de agregados del FBI a la embajada de Estados Unidos en Chile en enero de 2018, en dependencias del Labocar Santiago. Ahí, Smith no habría entregado la información solicitada para realizar los peritajes. "Me enteré de que el señor Smith no había enviado lo requerido por el FBI y envió otros antecedentes, por lo que ahí tuve la convicción de que esta aplicación, software o herramienta para interceptar mensajería no funcionaba".

Añadió que "luego de que tomé conocimiento de que Álex Smith no entregó los códigos fuente, presenté mi renuncia"

Nueva versión de Smith

Álex Smith realizó un nuevo testimonio por este caso, el pasado 27 de junio. Ahí señaló que "eran muchísimas (las personas objeto de escuchas telefónicas), entre ellos policías, fiscales y políticos". Agregó que "me han llegado antecedentes, cuya fuente no estoy dispuesto a rebelar, de que incluso el fiscal Carlos Palma es objeto de monitoreo, lo que implica escuchas y redes sociales. Sobre este punto no vi ninguna autorización".

Comenta