“Jamás hubo golpes o agresiones físicas”: Convencional Aguilera descarta situación de violencia intrafamiliar y denuncia malos tratos por parte de carabineros

La representante del pueblo Rapa Nui descartó la versión entregada por Carabineros y aseguró que “llevamos años trabajando en la erradicación de la violencia intrafamiliar y nos duele profundamente la distorsión de los hechos ocurridos”.




Durante esta jornada, Carabineros informó que la constituyente Tiare Aguilera fue detenida en la madrugada de este domingo a causa de una denuncia por violencia intrafamiliar. Sin embargo, más tarde la representante del pueblo Rapa Nui entregó su versión de los hechos, descartando la situación y acusando malos tratos por parte de funcionarios policiales.

Según la información que entregó esta mañana el general Jean Camus, jefe de Zona Santiago Este, “se había producido una discusión entre ella y su pareja. Estos gritos habrían motivado a uno de los vecinos a llamar a carabineros por esta situación dado que los ocupantes del inmueble habrían hecho abandono del mismo y se habrían dirigido a la parte inferior del edificio lugar donde al parecer, y es parte de la investigación que se está desarrollando, la convencional habría roto la mampara del edificio”.

Tras ello, mediante un comunicado publicado en su cuenta personal de Twitter, la constituyente aclaró la situación.

“Me dirijo a la opinión pública para aclarar los hechos que se han informado, y que no tienen ninguna relación con violencia intrafamiliar. Luego de una discusión verbal con mi pareja en nuestro departamento, él sale a caminar. Jamás hubo golpes o agresiones físicas. Al salir a buscarlo para pedirle que conserváramos se me cerró la puerta de entrada del edificio, con el celular sin carga y sin llaves. Nunca salí a la calle, me mantuve todo el tiempo en el espacio del edificio, que no tiene nochero. En la desesperación de tratar de entrar porque mi hijo de 4 años estaba solo durmiendo e su pieza, forcejeé la puerta de entrada, lo que hizo que la mampara de vidrio se trizara. Fui al auto a ver si había alguna llave o cargador de celular y en ese momento sentí muchos carabineros entrando con linternas al edificio y al estacionamiento”, declaró Aguilera.

La convencional también aseguró que posteriormente “se acercan 6 carabineros, a los que les intento explicar lo que me había sucedido y que necesitaba entrar para saber cómo estaba mi hijo. En ningún momento me dejan subir, me señalan que me van a detener por los daños a la mampara y por haber dejado solo a mi hijo. Me detienen muy violentamente, nunca me dijeron quién se iba a hacer cargo de mi hijo, se burlaron de toda la situación. Luego de un forcejeo al no dejarme subir, me esposaron con mucha fuerza y un carabinero puso sus manos en mi cuello ahorcándome hasta hacerme subir al vehículo”.

Según su versión, pese a que consultó el motivo de su detención, “nunca me lo señalaron”. Además, afirmó que sólo tras una hora desde su detención “me permitieron hacer una llamada telefónica”.

Aguilera agregó en el comunicado que a las 7.00 horas de esta mañana fue dejada en libertad, “tras un reclamo en la comisaría por malos tratos por parte del personal de Carabineros y tras recibir escuetas disculpas de altos mandos de la prefectura correspondiente”.

Asimismo, relató que en la constatación de lesiones realizada en el centro de urgencia de Ñuñoa se indicó que hay “lesiones en la piel del cuello producto del ahorcamiento por parte del carabinero que me detuvo”.

Por último, la representante del pueblo Rapa Nui lamentó que “llevamos años trabajando en la erradicación de la violencia intrafamiliar y nos duele profundamente la distorsión de los hechos ocurridos”.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.