Juan Ignacio Latorre, senador de RD: "Si hay fuerzas políticas que no se sienten cómodas en el FA tienen el derecho a salir"

Latorre

FOTO: LEONARDO RUBILAR CHANDIA/AGENCIAUNO

El legislador frenteamplista añadió que "me preocupa que estemos proyectando una incapacidad de ofrecer gobernabilidad al país".




Para el senador de Revolución Democrática (RD) Juan Ignacio Latorre es preocupante la imagen que está proyectando el Frente Amplio. Según él, luego de la firma del acuerdo por una nueva Constitución -que suscribió su partido, el Partido Liberal, Comunes y el diputado Gabriel Boric (Convergencia Social) a título personal-, la división que se ha profundizado en el bloque podría mostrar una imagen de "poca gobernabilidad".

Debido al acuerdo que firmó parte del FA, algunos han dicho que es tiempo de reflexionar la composición del bloque. ¿Lo comparte?

Yo distinguiría dos cosas. Uno es el legítimo derecho a disentir de un acuerdo político, si no te gusta el acuerdo o la forma, la foto, el proceso de negociación. Que en una coalición tan diversa y con tantas organizaciones políticas como el FA haya organizaciones que tengan dudas, que tienen sospechas, desconfianzas y eso es legítimo, es parte del debate político. Ahora, una cosa distinta es que a partir de esa diferencia tú te plantees el salirte de la coalición. No es el momento para hacerlo.

Pero si la diferencia es tal, ¿cree que se debe "sincerar" esta incomodidad y tomar la decisión si quieren permanecer o no dentro del bloque?

Soy un convencido de que a una persona no se le puede obligar a militar en un partido político, esa es una decisión personal, y lo mismo de una coalición. Si hay fuerzas políticas que, legítimamente, no se sienten cómodas en el FA tienen todo el derecho a salir, no se les puede obligar a permanecer. Solo estoy planteando que el momento de hacerlo es complejo, por la situación que vive Chile.

¿Se hace difícil la convivencia con estos partidos que critican a los que suscribieron el pacto?

La convivencia se daña cuando hay descalificaciones, incapacidad de conversar, de intercambiar argumentos y criterios. Uno puede tener distintas estrategias, distintas lecturas, sobre lo que hay que hacer en este momento que vive el país. ¿Cuál es el rol político que deberíamos cumplir? Ese debate es bueno sincerarlo y transparentarlo. En la derecha y en la Concertación tienen profundas diferencias, sin embargo, permanecen juntos, porque hay objetivos mayores que los unen. En el caso nuestro, pareciera que tenemos una dificultad muy grande para procesar la diferencia y somos híper sensibles a la crítica, y cualquier diferencia pareciera ser que nos lleva inevitablemente al quiebre. Veo una falta de madurez de la coalición política.

¿Cualquier diferencia los lleva a un posible quiebre?

Sí, como que se exacerban las diferencias y hay dificultad para procesarlas. Me preocupa que estemos proyectando una incapacidad de gobernarnos a nosotros mismos y, por lo tanto, de ofrecer gobernabilidad al país. Además, veo que estamos gastando energía interna en vez de estar centrados en cómo vamos a salir a disputar el plebiscito. Acá va a haber fuerzas de derecha, como José Antonio Kast, que ha anunciado que quiere ser una especie de generalísimo de campaña en contra del plebiscito, y a mí me cuesta entender que pueda haber frenteamplistas que estén en contra del plebiscito igual que José Antonio Kast.

¿Y considera que esto se venía arrastrando hace tiempo?

En este contexto de crisis se exacerbaron. Veníamos saliendo hace muy poquito de un proceso de congreso estratégico que fue largo y donde hubo bastante unidad de propósito. Pero pareciera ser que este contexto de crisis exacerbó los ánimos también al interior del FA. Estamos expuestos a una situación que nos tensiona, que es la violación a los DD.HH. y que también genera un clima de mayor polarización. Me llama la atención cómo eso genera tanta crispación interna, recriminaciones de traidores, de vendidos, de la cocina, cuando en el fondo, como fuerzas políticas estábamos impulsando lo que obtuvimos. Una cosa es no firmar un documento, no salir en la foto, no participar en la conversación, pero mi pregunta es para los parlamentarios del FA: ¿Van a estar disponibles sus votos para viabilizar un plebiscito de entrada y esta ruta constituyente? Me parecería difícil de explicarle al país si no fuera así.

¿Qué le parece la actitud de partidos que no se suman al acuerdo?

Quiero valorar la actitud que está teniendo el PC posacuerdo. Me da lo mismo que no lo firmen, pero sí es importante que se sumen a un trabajo y a un despliegue territorial para que vote mucha gente y arrase la nueva Constitución y por la asamblea constituyente. Esperaría lo mismo de los demás compañeros del FA.

Comenta