Katherine Martorell, subsecretaria de Prevención del Delito: “El acceso a las armas en Chile es extremadamente fácil”

Foto: Mario Téllez

Pide una reforma a la Ley de Armas y advierte sobre un aumento de quitadas de droga entre narcos a raíz del cierre de fronteras.




En lo estadístico, las cifras asociadas a la delincuencia en el país van a la baja. Según los números del Sistema Táctico de Operación Policial (Stop), los casos policiales de delitos violentos disminuyeron un 22% en comparación con el año pasado. Sin embargo, los casos ocurridos en los últimos días mantienen en alerta a las autoridades.

Para la subsecretaria de Prevención del Delito, Katherine Martorell, la razón de estos violentos últimos eventos tienen, al menos, dos explicaciones: una deficiente Ley de Control de Armas y el aumento de las quitadas de drogas entre las bandas de narcotraficantes, ante el cierre de fronteras durante la pandemia.

¿Cuál es la realidad delictual el país?

Tenemos una diminución de un 30,7% en los casos policiales este año y un 45% menos de robos. Pero eso es solo una medición numérica, porque también nos preocupa la percepción de seguridad de las personas y ahí estamos en deuda.

¿Por qué?

Tenemos menos delitos, sí, pero hemos visto un aumento en la violencia de los ilícitos. Y eso, en parte, ocurre porque tenemos una Ley de Armas obsoleta. Hoy no tenemos capacidad de generar “ADN balístico”, no tenemos cómo saber que la persona que tiene una pistola es responsable de sus municiones. Carabineros tiene la facultad de fiscalizar la tenencia de armas, pero no la PDI; el registro de portadores de armas lo tiene solo la DGMN de las FF.AA., y así. Nada está unificado. Además, otra falencia es que cada vez que se inscribe una pistola, la persona nunca más tiene que volver a dar una prueba que ratifique que está capacitada para tener un arma. Esta ley es del 2007, es atemporal.

¿Y por qué no existe una mejor legislación?

En 2018, en el Acuerdo Nacional de Seguridad Pública, se aprobó un proyecto de ley de “entrega tu arma” y otro, la reforma total de la Ley de Armas, pero se ha tramitado muy lento. Creo que acá habrá que volver a avanzar en un acuerdo transversal, pues no estamos actuando con la necesidad de la urgencia que la sociedad pide.

¿Qué se está haciendo desde lo operativo, en lo inmediato?

Tenemos la Macrozona Centro que está trabajando con el compartimento de información entre Carabineros y la PDI, quienes están localizando a las bandas más prolíficas del país. Queremos desbaratar a estos grupos.

¿Cómo se explica que en un día haya un menor muerto, otros dos heridos y una balacera en el centro de Santiago?

Todo este descontrol se traduce en que cuando los delitos se cometen, se cometen con armas, porque el acceso a estas en Chile es extremadamente fácil. Estamos hablando de una acción delictual que es rápida y violenta.

El homicidio es el único delito que sube. Aumentó en un 34% durante el último año, según el Stop. ¿A qué lo atribuye?

Hay muchas peleas territoriales. Cuando se generaron las cuarentenas, los cierres de fronteras, circuló menos droga, lo que dio paso a más ajustes de cuentas con quitadas de droga. Eso lo estamos monitoreando hoy con la PDI y Carabineros para erradicar a estos grupos.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.