Las definiciones de los candidatos presidenciales en Seguridad y Orden Público

Carabineros_WEB

La Tercera entrevistó a los representantes de cada comando sobre reforma policial, narcotráfico y violencia en La Araucanía. Alejandro Urquízar (Boric) aboga por refundar las policías; Pía Greene (Sichel) propone mayor especialización; Eduardo Vergara (Provoste) pide un jefe nacional de Recuperación Barrial y Cristián Araya (Kast) propone la creación de más cárceles.




Con la credibilidad de las policías en crisis, el aumento sostenido de la violencia rural en La Araucanía y la creciente penetración del narcotráfico en nuestro país, los comandos de los cuatro candidatos presidenciales que lideran las encuestas ya definieron a sus jefes programáticos en materia de Seguridad y Orden Público.

La Tercera entrevistó a cada uno de los asignados por los comandos para implementar la hoja de ruta de su programa en este tema. Así, Alejandro Urquízar (Gabriel Boric), Pía Greene (Sebastián Sichel), Eduardo Vergara (Yasna Provoste) y Cristián Araya (Kast) entregaron sus propuestas.

Alejandro Urquízar (Boric): “La propuesta es refundar a las policías”

Ingeniero civil de la Universidad de Chile, cuenta con un diplomado en Inteligencia del Estado y egresado del magíster Seguridad y Defensa. Es el encargo de lo que tiene que ver con seguridad en el comando de Gabriel Boric (Frente Amplio).

¿Se reforman o refundan las policías?

La propuesta es refundar a las policías. Lo que nosotros proponemos es a las policías en su conjunto. Carabineros tiene un órgano de investigación criminal, la PDI tiene un órgano similar que hace lo mismo. En definitiva, tenemos dos órganos distintos dedicados a la misma tarea, ocupando duplicidad de recursos, con distintos mandos y distintos énfasis. Eso no tiene ningún sentido. Lo primero, es que no puede haber duplicidad de funciones en estas dos policías. Se debe diversificar y tener un órgano para tal función, que sea de interés superior de todos, pero que no vayan dentro del mismo carro institucional, porque para nosotros es contraproducente.

¿Cómo se logra eso?

Falta voluntad política para tomar decisiones. Hoy eso es complicado, porque Carabineros es una institución muy grande. Nosotros tenemos la decisión política tomada, eso va. Después hay que entrar a detallar, que es parte del trabajo que hemos hecho hoy, está bastante avanzado, hay bastante consenso en todos los sectores de que se debe hacer. Pero falta hacerlo, lo que significa que haya un ministro del Interior y un Presidente convencidos de que se debe hacer y ejecutarlo.

¿Esto requerirá un cambio de nombre, de insignia ?

Eso es inevitable, porque si quieres especificar funciones en organismos distintos, no pueden depender de la misma institución, lo que inevitablemente traerá la necesidad de cambiar los aspectos comunicacionales.

El narcotráfico es un problema hoy día. ¿De qué manera buscarán enfrentarlo?

Se debe tener un sistema judicial que permita perseguir al narcotraficante. Hoy la Ley 20.000 termina judicializando a consumidores de marihuana que no caben dentro del crimen organizado como tal, y se gastó mucho recurso en causas, en perseguir, en encarcelar a personas que usan la marihuana con fines recreacionales. Estamos desarrollando toda una propuesta respecto de la ley de drogas, porque serviría mucho, por ejemplo, que el consumo de marihuana deje de ser penalizado, porque así permite focalizar recursos en lo que sí importa, en relación al seguimiento.

La violencia rural ha ido al alza en la Macrozona Sur. ¿Cómo se contienen estos hechos delictuales

Creemos que eso se maneja atendiendo las causales que generan el problema que hay ahí, que tiene que ver con el reconocimiento de los derechos de los pueblos originarios. Entonces, a nivel policial la verdad es que tú puedes mejorar las capacidades de las policías para enfrentar las situaciones de violencia que se dan, pero no terminará hasta que se trabaje con el problema de fondo. A nivel policial, lo único que se puede hacer es mejorar la inteligencia en función de ser capaz de determinar a qué responden los hechos de violencia, de dónde vienen y quiénes los originan. Pero no es algo que se soluciona con más policías.

Pía Greene (Sichel): “No te va a funcionar ningún plan social si no recuperas el Estado de Derecho”

Pía Greene.

La encargada del programa de Seguridad de Sebastián Sichel (Chile Vamos) cuenta con un equipo dividido en cinco “subcomisiones”: Ministerio de Seguridad, Prevención, Crimen Organizado, Reinserción y Figuras Penales. Fue jefa de la División de Seguridad Pública entre 2018 y septiembre del año pasado. Cuenta con diplomados en la Universidad de Georgetown y de Criminología en la UC.

El narcotráfico va al alza y de la mano aumenta la violencia en los delitos. ¿Es la creación de una nueva institución policial la solución para ir detrás de estos delitos?

El tema del crimen organizado es uno de nuestros focos prioritarios. Estamos súper focalizados en que tiene que haber una política nacional contra el crimen organizado, donde el fortalecimiento de la UAF es fundamental, hay que entregarle más presupuesto, robustecerlo y hay que incluirlo en el trabajo del Ministerio de Seguridad Pública, porque hoy está súper alejado, está en el Ministerio de Hacienda. Sobre una Policía para el Narcotráfico, quizás pueda demorar mucho, por lo tanto, es la especialización lo que hay que perfeccionar y hacerla exclusiva para estos delitos. No puede ser que un día pases de la Brigada de Crimen Organizado de la PDI a Medioambiente, o del OS-7 de Carabineros a Tránsito. Hay que tener una línea hiperespecializada.

¿Estos cambios se hacen con una policía refundada o reformada?

Creemos que debe haber una reforma en muchas áreas de la policía, más cercana a la ciudadanía y también más especializada, que esté siempre bajo el control civil y que funcione con total apego a los derechos humanos. Pero respetando la historia de las policías, dado que siempre han tenido una legitimidad bastante grande, salvo que durante el último tiempo han ocurrido hechos que las han deslegitimado. Es importante reformar, especializar, pero respetar la historia y las cosas que se han hecho bien.

¿Para mantener el orden público en La Araucanía, ¿qué hace falta?

Es un tema súper complejo. Nosotros lo estamos abordando desde una mesa multisectorial, bajo una dimensión política, social, económica y de seguridad. Eso es importante. Ahora, nuestro candidato ha sido súper enfático que en caso de tener que nombrar un estado de excepción o solicitar la colaboración de las Fuerzas Armadas (FF.AA.) él no tendrá problema en hacerlo, porque no te va a funcionar ningún plan social si no recuperas el Estado de Derecho.

¿Y en el resto del país, considerando principalmente lo que pasa en Plaza Italia todos los viernes?

Hay un muy bajo porcentaje de policías que se dedican al control del orden público. Por ejemplo, para el 18 de octubre de 2019 sacaron a estudiantes en formación para controlar el orden público, porque no había suficiente gente. Entonces, esta cuestión hay que abordarla de distintos puntos de vista. Al carabinero preventivo que tú ves en la calle, que te saca el parte, que es un policía, no es el mismo que después está de COP (efectivo de Control de Orden Público, ex Fuerzas Especiales). Esto, además, confunde a la opinión pública y todos pasan a ser lo mismo. Aquí tiene que haber una especialización de la policía, donde al menos una parte de ella tenga un mando propio, con presupuesto propio.

Eduardo Vergara (Provoste): “Iremos casa por casa para buscar armas y ver si están en las manos correctas”

Experto en Seguridad, exjefe de la División de Seguridad Pública durante el gobierno de Michelle Bachelet, y hoy director de la Fundación Chile 21. Tiene estudios de Ciencias Políticas en las universidades de Portland y California y se ha desempeñado como profesor en la Universidad Diego Portales.

¿Cómo proponen erradicar el narcotráfico de los barrios?

Constamos con una agenda de acción para los 100 primeros días de gobierno, que tiene como objetivo que el Estado recupere el espacio perdido frente al narcotráfico y el crimen para devolverles la paz a las personas en los barrios. El primer eje cuenta de dos propuestas que son de iniciativa ejecutiva, no de proyectos de ley ni de negociación con los parlamentarios, lo primero es un Plan Nacional de Desarme: quienes tengan armas tendrán un plazo de 60 días para que las registren y quienes no lo hagan serán visitados en sus casas por las policías, iremos casa por casa para buscar armas y ver si están en las manos correctas. El segundo foco es que se nombrará un jefe nacional de Recuperación Barrial con comisionados sectoriales para los 40 barrios críticos que hay en el país.

¿Esto se hace con una nueva policía o una policía más especializada?

Nosotros lo que proponemos es una profunda reforma a Carabineros que, sin duda, no son los cambios cosméticos que el gobierno ha maquillado de reforma policial. Esto lo hacemos desde la seriedad de entender lo que realmente significaría terminar en un 100% con Carabineros de Chile y enviar a retiro a miles oficiales y reiniciar una policía desde cero. Todavía estamos a tiempo de hacer las reformas profundas para que nos permitan tener una nueva policía. Pero para tener la nueva policía que necesitamos y merecemos no es necesario enviar a 60 mil oficiales a retiro.

¿Y cómo se logra eso?

Lo que nosotros proponemos concretamente en las medidas de los primeros 100 días de gobierno es un programa permanente para la reforma a las policías y la creación de un Sistema de Evaluación y Mejora Permanente, bajo un control civil. Esto ocurre en países como Estados Unidos, donde existen institucionalidades que de manera permanente tienen la capacidad civil de hacer los cambios necesarios. Nosotros lo que hemos trabajado hace mucho tiempo tiene que ver con transformar a la policía de una policía que hoy tiene como objetivo central la recuperación del orden público. Lo que buscamos es una policía que actúe bajo una nueva redistribución de recursos, donde la protección de las personas está al centro.

¿Proponen esto mismo para la Macrozona Sur, por ejemplo?

En eso no hay complejos ni medias tintas. Lo que tenemos es determinación y coraje político para actuar y para hacer valer la presencia del Estado. Eso no significa tener que seguir militarizando la zona; es más, nosotros creemos que hay que desmilitarizar la Macrozona Sur, y lo que debe primar es un sistema de inteligencia operativo y funcional que nos permita proveer y saber quiénes son los autores de las actividades delictuales, pero por sobre todo que contemos con una policía que tenga la credibilidad y legitimidad para poder actuar en el territorio.

Cristián Araya (Kast): “Es necesario crear más centros penitenciarios en nuestro país”

Abogado y psicólogo de la Universidad Adolfo Ibáñez, además de ser concejal por la comuna de Vitacura por casi cuatro años. Formó parte de la Fundación Jaime Guzmán y dice ser uno de quienes impulsó el plan Denuncia Vitacura, programa enfocado a perseguir la delincuencia en la comuna.

¿Están por controlar o respaldar más a las policías?

Nuestro principal foco es apoyar a las víctimas y a las policías. Contamos con 56 medidas para combatir la delincuencia y entregar más seguridad, donde está la creación de la Defensoría de la Víctima y Unidad de Protección de Testigos, además de una reforma profunda a la justicia, pues vemos que es uno de los talones de Aquiles del sistema penal. Quien enfrenta un juicio en busca de una sanción contra quien te atacó tiene todas las de perder. El sistema es muy hostil contra las víctimas de la delincuencia y los jueces nunca rinden cuentas por ello a la ciudadanía y deben hacerlo.

¿Seguirán impulsando una reforma a las policías?

Lo que necesitamos es que puedan hacer bien su trabajo y puedan contar con recursos para hacer sus labores. Un carabinero expone su vida y se expone a ser dado de baja si es que algo falla, tiene que haber un respaldo a su labor.

¿Y si cometen un delito o una ilegalidad en su actuar para contener el orden público?

Cualquier situación anómala debe ser sancionada, pero que hay respetar el debido proceso. Cualquier hecho o excesos son responsabilidades individuales que no manchan a la institución, sino que son personas que deben ser sancionadas. Además, lo que vamos a hacer es eliminar el comité político de los lunes para que en ese mismo horario se conforme un consejo de seguridad.

Pero eso existe los martes y miércoles, además del comité político...

La prioridad no es hablar entre nosotros, sino que se cumpla el Estado de Derecho. Estoy de acuerdo con que, claro, se hacen, pero el principal foco es recuperar la seguridad, eso es un derecho, no un privilegio. Quitarles las rejas a nuestras cosas y ponerlas en las cárceles; es necesario crear más centros penitenciarios en nuestro país.

¿Dispondrán de contingente militar en La Araucanía?

Es evidente que se requiere la colaboración de las FF.AA. y crear una institucionalidad para trabajar con Carabineros y la PDI. Hay que desplegar todas las fuerzas necesarias para combatir el terrorismo, que es un cáncer que hay que combatir en esa zona. Por lo mismo, proponemos la creación de una Fuerza de Tarea para el combate del crimen organizado y el narcotráfico con todo el apoyo que el aparato público pueda entregarle. Queremos liberar a los chilenos del yugo delictual y del narcotráfico.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.