Lo que mantiene sin dormir a los jóvenes en Chile

Si no puedes dormir evita utilizar el móvil en la cama

El Injuv realizó un sondeo que retrata la realidad de los menores de 30 años, datos clave para los programas de ayuda.




Angustia, preocupación por el futuro financiero y menos consumo de alcohol es, muy resumido, lo que hoy está viviendo la población joven por la pandemia por coronavirus. Eso indica el Sondeo Salud Mental Covid que el Departamento de Estudios del Instituto Nacional de la Juventud (Injuv) hizo junto a la Dirección de Estudios Sociales de la Universidad Católica, con el objetivo de conocer la situación de salud mental de esa parte del país y conseguir cifras. “Ya sabíamos que los jóvenes estaban con angustia y ansiedad, pero ahora tenemos lo cuantitativo y eso nos muestra que vamos en buen camino en los múltiples programas en los que llevamos más de un año trabajando”, señala María Asunción Cekalovic, directora subrogante del Injuv.

Durante esta época de largas cuarentenas, los jóvenes (población hasta 29 años) muestran peores cifras de salud mental que los adultos, con mayores índices de sensación de estrés, angustia, las que se reflejan, principalmente, en problemas para dormir. Mientras que un 40% de consultados indica que ha sido muy común estar con pocas ganas de hacer cosas. Al menos, proporciones muy marginales indican que es muy común la violencia doméstica.

De acuerdo a las cifras, las principales preocupaciones respecto de los efectos de la pandemia es la situación económica de los hogares y los problemas asociados a sus estudios. Eso sí, los jóvenes son más optimistas que los mayores y valoran el hecho de que hayan aumentado las expresiones de solidaridad: un 19% de los consultados entre 15 y 19 años manifestó haber participado de voluntariado online.

Según Cekalovic, el estudio deja atrás estereotipos de la población joven, “como que son indolentes, son egoístas y que sí están haciendo muchas cosas, el voluntariado ayuda a dejar atrás el estrés o la incertidumbre”.

Otro estereotipo que cae es el consumo de alcohol, cigarrillo y drogas, todos los cuales, de acuerdo a las respuestas que dan los encuestados, ha bajado.

La idea es llevar los números a lo concreto: “Estamos lanzando la plataforma hablemosdetodo.injuv.gob.cl, que es un chat atendido por sicólogos, porque nos dimos cuenta de que el acceso de los jóvenes a la salud mental es bajo, porque es caro o la espera es gigante”, agrega.

Gonzalo Soto, sicólogo del Programa de Salud Mental de la Escuela de Salud Pública de la U. de Chile, comenta que los jóvenes ante sentimientos como los expuestos “deben tomar medidas de manera escalonada. Lo primero es verse expuesto a actividad física, alimentación saludable, lectura, no perder contacto con los amigos, cuidar el tiempo en redes sociales. Recién en un segundo paso hay que consultar a un especialista”.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.