Los 57 nuevos hospitales que modernizarán la red de salud a 2026

Autor: Lorena Leiva

El ministro de Salud, Emilio Santelices.

Plan de inversiones considera 32 obras “de arrastre” y 25 nuevos proyectos. Las iniciativas involucran US$ 10.000 millones e inyectarán cuatro mil nuevas camas al sistema.


Un total de 57 nuevos hospitales estarían construidos a 2026 a lo largo del país, modernizando así la red pública de salud, según el compromiso del Plan de Inversiones que lanzó hoy el gobierno.

De acuerdo al cronograma, 32 de estos proyectos son de “arrastre” e iniciaron su construcción en las dos últimas administraciones. De ellos, 25 terminarían durante este gobierno y podrán ser inaugurados, mientras que los otros siete culminarían en los cuatro años siguientes.

Las restantes 25 obras, de mediana y alta complejidad, corresponden al actual gobierno y deberían iniciarse, todas, antes de 2022, totalizando una inversión de US$ 4.500 millones.
Así, el plan en su conjunto demandará US$ 10.000 millones.

Del total de iniciativas, seis son hospitales que no existían y los restantes son proyectos que reemplazarán antiguas edificaciones que datan, en su mayoría, de comienzos de siglo pasado.
Sobre el mecanismo de edificación, el gobierno confirmó que 18 de los 25 proyectos recién lanzados se construirán vía concesiones, bajo la modalidad Asociación Público Privada (APP), modificando así la lógica de la pasada administración, que impulsó con fondos sectoriales la cartera de obras.

La modalidad APP, que involucrará una inversión en torno a los US$ 2.700 millones, entregaría a un privado la construcción y el equipamiento del recinto, dejando fuera la operación de servicios clínicos.

Mientras, los restantes siete hospitales serán impulsados con recursos de la cartera de Salud, que bordean los US$ 1.800 millones. Entre estos destaca el Sótero del Río, el más grande del grupo (213.000 m2), que fue adjudicado en concesión durante el primer periodo de Sebastián Piñera y luego retirado de esa modalidad por la última administración de Michelle Bachelet. Estos cambios retrasaron el inicio de su construcción por casi cuatro años y se espera que antes de diciembre puedan iniciarse los trabajos, una vez que Contraloría tome razón del proceso de licitación.

En este grupo, además, se encuentra un centro asistencial para Puente Alto (Provincia Cordillera), que desató una polémica cuando, luego de que se instalara la primera piedra, se conociera que el proyecto sería por etapas, partiendo por un Centro de Referencia de Salud (CRS) y que no sería directamente un hospital.
En conjunto, los 57 proyectos involucran 12.400 camas, de las cuales 4 mil son nuevas y se agregan a la red pública para contribuir a cerrar el déficit.

A estos proyectos de envergadura se suman, además, 120 centros de Atención Primaria que se van a terminar antes de 2022, además de otros 40 que quedarán en etapa de ejecución y 40 más que alcanzarían la fase de licitación, diseño o estudio.

“Esto representa un esfuerzo de inversión en infraestructura y equipamiento que es histórico en nuestro país: son más de 10.000 millones de dólares los que vamos a invertir para modernizar la infraestructura y el equipamiento de nuestro sistema de hospitales y consultorios, a lo largo y ancho de nuestro país”, dijo el Presidente Sebastián Piñera.

El ministro de Salud, Emilio Santelices, agregó que “el saber que vamos a tener 25 nuevos hospitales y otros 25 en construcción es una señal de alivio que podemos entregar a la población, por eso este es un día importante para la salud de este país”.

Licitaciones en grupo

Las primeras licitaciones del grupo de 18 proyectos que se concesionarán corresponden a los hospitales de la Red Maule: Cauquenes, Constitución y Parral, que se ofertarán en un solo contrato entre fines de este año y principios del próximo. Eso, pues se busca que una sola empresa se adjudique la concesión y construya los tres establecimientos, según explicó el jefe de Inversiones del Ministerio de Salud, Luis Barrios. “La idea es que sea la misma mano constructiva, cosa que cuando falle algo en estos hospitales sea fácil de reponer”, indicó Barrios, quien agregó que cada cuatro meses se irán haciendo macrolicitaciones para estos recintos, en grupos divididos por región o por servicios de salud.

Dadas las dificultades que han presentado las actuales concesiones de hospitales, como los de La Florida, Maipú y Antofagasta, el ministro de Obras Públicas, Juan Andrés Fontaine, explicó que las nuevas entregas a privados incorporarán modificaciones en los contratos y bases de licitación.

“A propósito de las experiencias que ha habido se han hecho ciertas modificaciones. En todos los hospitales (Red Maule) se ha reformulado el contrato de concesión, de manera que la concesionaria hará el diseño, la construcción, la conservación del edificio; va a encargarse de la adquisición y conservación del equipamiento, pero no va a prestar otros servicios, como alimentación, aseo y estacionamiento, que sí estaban incluidos en los casos anteriores de concesión. Esto es para hacer más expedito el manejo de estos otros contratos”, explicó Fontaine.
Desde la Cámara Chilena de la Construcción, el gerente de Infraestructura, Carlos Piaggio, valoró esa “flexibilidad”, que se incorporará en el nuevo modelo de concesión que utilizarán Salud y el MOP.

“Las concesiones ayudan a generar mayor cantidad de proyectos en forma paralela. Nosotros siempre hemos sido partidarios de que sea un instrumento que se utilice con fuerza, ya que complementa los esfuerzos públicos. La gracia del sistema APP es que es más flexible, permite adaptarse e incorporar las buenas y malas experiencias que han tenido las actuales concesiones”.
Mientras, desde la Asociación de Concesionarios de Obras de Infraestructura Pública AG (Copsa) destacaron el plan: “Valoramos el anuncio del gobierno en materia de inversiones en salud al año 2022 y reiteramos nuestra completa disponibilidad para la inversión en hospitales”.

Seguir leyendo