“Los perros siguen ahí y cada vez que paso nos volvemos a traumatizar”: el crudo relato del padre de la niña atacada por rottweilers

Foto: Agenciauno

Rodrigo Hernández, progenitor de la menor de edad atacada, aseguró que una de las preocupaciones que surgen tras el caso es que se advirtió con anterioridad que los animales presentaban un peligro para la comunidad. Sin embargo, los perros no han sido sacados del circuito residencial.




En un condominio de la comuna de La Reina, una niña de cinco años montó su bicicleta y acompañó a su cuidadora a retirar un paquete que había llegado para la familia de la menor de edad. Una vez que la encomienda ya estaba en manos de la mujer, la menor subió a su bici y juntas emprendieron rumbo de vuelta su hogar, momento en que dos perros de raza rottweiler escaparon de una casa del mismo condominio -que tiene acceso hacia el pasaje y también hacia la calle- y atacaron a la niña.

La cuidadora, como acto de reflejo, intentó defender a la menor, gritó por ayuda y logró rescatarla. Malherida, la pequeña fue trasladada al Hospital Militar, donde fue intervenida quirúrgicamente e internada en una sala UCI, donde permanece en un delicado estado de salud.

El padre de la menor de edad, Rodrigo Hernández, conversó con La Tercera sobre la trágica situación que vivió su hija la tarde del miércoles y aseguró que como familia están “bastante afectados” por lo ocurrido.

En cuanto al estado de salud de la niña, aseguró que hoy recibieron mejores noticias: “Está evolucionando de buena manera. Lo que nos comentaban los cirujanos es que, lo que debiera ocurrir ahora es que de a poco van a ir quitando la ventilación mecánica para que ella pueda ir respirando por sí sola y lo que vendría para esta semana y la que viene, sería la recuperación de sus heridas. Lo que nos preocupa, es que no tenga ninguna infección, eso es lo complejo”.

De acuerdo a lo relatado por Hernández, él y la madre de la menor se encontraban trabajando cuando ocurrió el ataque, pero según lo señalado por Rogmyr, cuidadora de la pequeña, -quien por cierto también resultó con heridas en su cuerpo- es que, ambas salieron a buscar un pedido cuando fueron atacadas por “dos de los cuatro perros que ellos tienen, los cuatro son rottweiler, quienes salieron directamente a atacar a mi hija y Rogmyr puso su brazo para que los perros la mordiera a ella, trató de protegerla, pero lamentablemente no pudo hacer más y entiendo que esa fue la situación en concreto”.

Hernández aseguró que al momento del ataque, no salió nadie de la casa donde viven los animales, es más, afirmó que, hasta el momento, nadie de esa familia se ha comunicado con ellos, “ni siquiera para preguntar cómo está la niña. Por lo demás, lo que más nos preocupa es que los perros siguen ahí, por lo tanto cada vez que paso por ahí, cuando voy a buscar a mi otra hija al colegio o vengo al hospital, nos volvemos a traumatizar y a ser víctima de esta situación”.

El padre de la niña aseguró que la familia dueña de los perros ya había tenido problemas con la comunidad debido a los canes, incluso él, personalmente, habló con los propietarios en más de una ocasión. “Le dije en varias ocasiones al dueño que él tenía tenencia irresponsable de estos animales, porque constantemente se arrancaban. Y básicamente me decía: sí, lo vamos a ver”.

En esa línea, indicó que el portón de la casa tiene una puerta corredera, “por lo tanto, cada vez que salían o entraban autos, los perros se escapaban solos. Una vez estaba amarrada la reja casi como con una pitilla. Yo ya lo sentía como una burla hacia el resto de la comunidad”, aseveró.

Al respecto, Hernández indicó que existen dos denuncian en el municipio por situaciones violentas que protagonizaron los animales. “Una vez que atacó a una de las mascotas pequeñas de uno de los vecinos y otra vez que también se arrancaron y votaron a una vecina que incluso constató lesiones”, señaló el hombre, precisando que “antecedentes habían, ellos sabían que los perros se arrancaban, se los dijimos, y lamentablemente ocurrió esta situación ahora”.

El mismo miércoles que ocurrió el ataque fue detenida una mujer identificada como Ruby Miranda de Luca, quien figura como responsable de los canes, y el jueves fue formalizada por cuasidelito de lesiones graves.

“El día de ayer se formalizó a la imputada por cuasidelito de lesiones graves, en atención a la infracción de la Ley Cholito y por infracción a la ordenanza municipal de La Reina respecto a perros peligroso. Se solicitaron cautelares (...) y se decretó arraigo nacional”, señaló a La Tercera Luis Jaramillo, fiscal de Flagrancia Oriente. El ministerio Público, además, pidió la “reubicación” de los perros, pero esta solicitud fue desestimada por el juez de la causa.

El padre de la niña indicó que espera dos cosas de la justicia en este caso: “Lo primero, que se decrete como medida cautelar que esos perros hagan abandono de este domicilio. No me interesa a mí que los perros sean sacrificados ni mucho menos. simplemente queremos que estos perros salgan de acá porque son un peligro para todos quienes vivimos ahí. En segundo lugar, nosotros vamos a establecer todas las querellas y demandas que correspondan”.

“Ahora para nosotros viene una situación de recuperación que va a ser larga, probablemente eso también tenga costos que no podamos asumir en su totalidad, por tanto nosotros vamos a ejercer todas las acciones legales que en esta situación concurra”, aseguró.

Desde la municipalidad de La Reina, el alcalde José Manuel Palacios, aseguró que se pusieron a disposición de la familia afectada para entregarles apoyo psicológico y jurídico a través del programa “La Reina te Defiende”.

Como Municipalidad estamos entregando todo el apoyo sicológico y jurídico a la familia, después de un evento tan traumático. Al mismo tiempo, también queremos hacer un llamado para que las municipalidades tengamos más facultades ante estos hechos, porque nosotros, lamentablemente, no podemos sacar a los perros de la casa en la que están, dependemos de la decisión de un juez o jueza y el temor y la sensación de inseguridad que tienen los vecinos es brutal”, señaló Palacios a este medio.

Sobre esta ayuda, Hernández expresó que “sólo tengo palabras de agradecimiento para el municipio, ellos se han contactado, han venido al hospital y nos han ofrecido ayuda tanto legal como psicológica para nosotros y nuestra hija”.

Por ahora, la municipalidad se está haciendo parte de la causa ante el Juzgado de Policía Local para que se puedan retirar los perros del lugar.

De momento, la familia espera la pronta recuperación de la niña e hizo un llamado a establecer conciencia respecto de la tenencia responsable de este tipo de perros.

“Estos perros no pueden permanecer en lugares donde viven familias, por lo demás, entiendo que el municipio cedió un lugar para poder sacar a estos perros, a lo cual, entiendo, esta familia se ha negado. Por tanto, aquí el llamado es a la responsabilidad, a tener idealmente lugares adecuados para este tipo de perros y ha tomar conciencia de lo que esto significó para que no vuelva a suceder”, finalizó.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Arqueólogos descubren en Pompeya cuatro nuevas habitaciones en una casa excavada con anterioridad que posee objetos del día a día utilizados por una familia de clase media.