Los rompecuarentenas en Semana Santa: viajes en bus, haciendo fila en supermercado y conducción en estado de ebriedad

En la mayoría de los casos, el Ministerio del Interior presentó querellas por el delito de poner en peligro la salud pública.




El reciente 11 de abril, los jóvenes C. P. S (32) y N. V. P. (32) fueron al supermercado Líder, ubicado en avenida San Eugenio con pasaje Santa Ema, en Ñuñoa, a comprar comida. Sin embargo, durante el control sanitario preventivo, realizado antes de entrar al recinto, personal de Carabineros de la 33° Comisaría de Ñuñoa, corroboró su identidad en el sistema Simcar y apareció que ambos estaban en cuarentena obligatoria hasta el 16 de abril, por estar diagnosticados con coronavirus.

Es decir, aún no se cumplía el plazo de 14 días de cuarentena obligatoria que las personas contagiadas deben realizar. Por ello, fueron ser detenidos y trasladados a una casa sanitaria en Providencia.

De este modo, ambos pasaron a formar parte de las 1.651 personas que no cumplieron con la restricción sanitaria entre el 10 y 12 de abril, durante la Semana Santa, informó Carabineros.

Según el ministro del Interior Gonzalo Blumel, los jóvenes mencionados están dentro de los casos considerados graves por el gobierno, por lo que ambos fueron querellados por el delito en el artículo 318 del Código Penal, por poner en peligro la salud pública por infracción a las reglas de salubridad en medio de una pandemia.

De acuerdo a Wallmart, sin embargo, “es importante precisar que las personas no ingresaron al supermercado, por lo que la seguridad de colaboradores y clientes no se vio afectada”. La empresa añadió que “se han tomado una serie de medidas preventivas en todos los supermercados para evitar nuevos contagios”.

Terminal San Borja

Otra causa considerada grave, por la que se querelló Interior, fue una en contra de F. A. G. (27) y G. V. J. (63), quienes el 9 de abril ingresaron al Terminal de Buses San Borja, en Estación Central, sabiendo que tenían coronavirus.

El primero buscaba subirse a un bus en dirección a Valdivia y llegó hasta las instalaciones del terminal señalado que había sido dado de alta luego de cumplir 14 días de aislamiento, en el Centro de Acogida para enfermos Hotel Nippon, ubicado en Providencia.

Sin embargo, durante el control sanitario realizado por el Ministerio de Salud y el Ejército, lo detectaron a través del sistema Simccar como paciente positivo para Covid-19.

Según la querella, mostraba “sintomatología evidente asociada a la enfermedad, presentando fiebre y sudoración excesiva”. Así, el joven fue detenido y entregado a funcionarios del Minsal, quienes lo trasladaron a un centro asistencial.

Y en el segundo caso, el hombre intentó subirse a un bus en dirección a La Serena, pero cuando lo controlaron mediante el sistema Simcar registraba cuarentena como paciente con Covid-19.

Confinamientos

El gobierno no solo se ha querellado por casos de personas que han infringido la cuarentena estando contagiados de coronavirus. También, hay denuncias por quebrantar el confinamiento más de una vez. Es el caso de Esteban Guzmán, quien el 10 de abril a las 23:48 fue controlado en Peñalolén y, según los antecedentes de la investigación, no habría tenido salvo conducto ni permiso especial, en medio del toque de queda.

Esta no era la primera vez que lo detenían por infringir la medida, por lo que el gobierno lo considera un peligro para la salud pública.

A esto se suman dos personas, una en San Antonio y otra en Temuco, que intentaron atropellar a militares en sus autos en medio del toque de queda. Uno de estos hechos se registró el 10 de abril, cerca de las 2.00, cuando un joven conducía en estado de ebriedad en su vehículo por la Ruta 60-P, en Purén.

Según la fiscalía, el hombre fue divisado por personal del Ejército que realizaba patrullaje por el sector, realizándole señas y advertencias para que se detuviera, ya que conducía por el centro de la calzada, momento en el cual chocó contra una camioneta industrial del Ejército y dejó a tres militares lesionados. Estaba sin licencia de conducir. Hoy quedó en prisión preventiva.

Interior también denunció al Ministerio Público los casos de tres helicópteros que viajaron desde Vitacura hacia Cachagua y Zapallar, en la V Región, y hacia Santo Domingo, entre el 6 y 7 de abril. Según antecedentes del caso, entre los pasajeros estaba el empresario naviero José Manuel Urenda; el fundador de la empresa representante de Mercedes Benz en Chile, Cristóbal Kaufmann, y el empresario inmobiliario Felipe Morgan.

Comenta