Destrozos, cortes de tránsito, cierre de estaciones de Metro y ocho detenidos tras manifestaciones en Puente Alto

Sujetos atacaron la comisaría de Carabineros del sector y generaron destrozos en otros puntos. De acuerdo a información policial rompieron la reja perimetral de la Gobernación de la Provincia Cordillera y de la oficina del Servicio de Registro Civil e Identificación.




Metro de Santiago cerró la tarde de este miércoles la estación Protectora de la Infancia de Línea 4, por manifestaciones en las afueras, mientras el Ministerio de Transportes, informaba que en el lugar fue interrumpida la circulación de vehículos por avenida Concha y Toro en ambos sentidos.

La estación, en la comuna de Puente Alto, es una de las últimas que abrió luego de ser reconstruida por la serie de ataques a la red ocurridos hace un año.

Allí se realizó una marcha no autorizada hacia el centro de la comuna que derivó a una serie de destrozos y enfrentamientos de encapuchados y personal policial.

Protectora de la Infancia estuvo más de 20 minutos sin detención de trenes, antes de volver a abrir sus puertas a los usuarios. Los incidentes se trasladaron luego a la estación Las Mercedes, que también debió ser cerrada.

Pasadas las 19.00 horas, Carabineros informó de desórdenes en la Plaza de Puente Alto, motivando la intervención de personal de la Prefectura de Control Orden Público en el lugar por la instalación de barricadas y lanzamiento de objetos contundentes.

Sujetos atacaron la comisaría de Carabineros del sector y generaron destrozos en otros puntos. De acuerdo a información policial rompieron la reja perimetral de la Gobernación de la Provincia Cordillera y de la oficina del Servicio de Registro Civil e Identificación, atacando vehículos que permanecían en los estacionamientos. Además lanzaron fuegos artificiales a uniformados en las cercanías.

En reportes preliminares se informó de al menos tres personas detenidas. El dato fue actualizado pasadas las 23.00 horas cuando ya se había normalizado la situación en la zona. En total Carabineros detuvo a ocho personas, seis hombres y dos mujeres, de los cuales cinco son menores de edad.

“Hoy hemos vivido una nueva jornada de odio y violencia, de agresión constante hacia el personal”, aseguró el coronel de Carabineros Jorge Miranda, de la Prefectura Cordillera, detallando que se destruyeron ventanales del consultorio Roberto del Río y hubo tres uniformados que resultaron lesionados con pedradas.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.