Ministra Romy Rutherford decide detener al ex Comandante en Jefe del Ejército Juan Miguel Fuente-Alba

Autor: V. Rivera

Fuente-Alba
Fuente-Alba fue comandante en jefe hasta 2014.

La juez dio orden de ingreso para el exgeneral (r) a un recinto militar en el marco de la investigación que Rutherford sustenta, que tiene relación con el patrimonio del exoficial, así como de los viajes que realizó durante su gestión.


Este jueves, y por segundo día consecutivo, el ex comandante en jefe del Ejército, Juan Miguel Fuente-Alba, acudió hasta Compañía 1213, para declarar ante la ministra en visita Romy Rutherford, quien indaga el fraude al interior del Ejército. Sin embargo, quien fuera el jefe máximo castrense entre 2010 y 2014, no solo entregó su testimonio, sino que también fue notificado de su orden de detención.

La ministra Rutherford indaga a Fuente-Alba por tres situaciones. Uno es su alto patrimonio, bajo el delito de incremento de patrimonio injustificado, pues los bienes del general (R) alcanzan los $ 1.100 millones, razón por la cual ya había declarado ante el antecesor de Rutherford en la vista de la causa, el magistrado Omar Astudillo, en 2016.

El otro punto por el cual la ministra Rutherford centró sus sospechas en Fuente-Alba fueron los viajes que realizó en su calidad de comandante en jefe y como agregado militar en Estados Unidos.

Esta investigación se enmarca dentro de la arista llamada “empresas de turismo”, en que la justicia militar indaga los viajes de los oficiales al Caribe, Europa y Estados Unidos, entre otros destinos. Según los antecedentes de esta arista, los uniformados cotizaban los vuelos con agencias que trabajaban con el Ejército, las que buscaban pasajes más baratos a los que había comprado la institución. La diferencia se les era devuelta.

El tercer ítem indagado es gastos reservados. El uso de esta asignación, la cual está normada para las Fuerzas Armadas y de Orden, también está bajo la sospecha de Rutherford. En el caso de Fuente-Alba, según fuentes del caso, se le atribuye el uso de estos fondos para adquirir bienes personales.

Por todos estos puntos se le comenzó a consultar a Fuente-Alba desde el miércoles, cuando fue citado a declarar como inculpado ante la ministra. Su citación venía siendo analizada por el tribunal hace más de un mes y solo se estaba a la espera de un informe de la Brigada de Delitos Funcionarios (Bridef) de la PDI.

Una vez que este análisis llegó a la ministra, el cual contiene los informes sobre los bienes y fechas de adquisición, Rutherford comenzó a definir cuándo podría citar a Fuente-Alba.

Sin embargo, la declaración por más de nueve horas del miércoles no fue suficiente y este jueves lo citó nuevamente. La continuación de la diligencia se extendió por otras ocho horas.

Entre los puntos consultados por la ministra Rutherford destacan los viajes que realizó cuando fue agregado militar en Estados Unidos, en que se habría trasladado a otros destinos, bajo la modalidad indicada de devolución de dineros, en compañía de familiares. Registra también viajes a Europa.

Una vez terminada esta declaración, Fuente-Alba quedó detenido y con orden de ingreso al Regimiento de Policía Militar, en Peñalolén. Esto, según la legislación de la Justicia Militar, se puede realizar incluso sin tener un autoprocesamiento contra el inculpado, aunque Rutherford tiene cinco días para resolver si procesa o no al excomandante en jefe.

Este método ya había sido ocupado en octubre cuando detuvo y después procesó al exjefe de Pasajes del Ejército, Juan Cornejo.

En tanto, las diligencias continuarán el próximo lunes. Ese día Fuente-Alba será trasladado desde Peñalolén hasta el despacho de la ministra, quien seguirá tomándole declaración. La Tercera intentó contactarse con la defensa del exgeneral sin éxito.

Fuente-Alba declara como inculpado por viajes y patrimonio

Seguir leyendo