Obispo Goic denuncia a fiscalía posibles abusos en Rancagua y pide perdón

Goic

El obispo de Rancagua, Alejandro Goic, en la conferencia de prensa que dio este sábado. Foto: Paola Moreno

Tras un reportaje, el prelado suspendió a cerca de 15 sacerdotes, de los 68 que hay en la diócesis, y reconoció que actuó "sin la agilidad adecuada".


Uno por uno. Desde su escritorio. Por teléfono. Así estaba hoy por la tarde el obispo de Rancagua, Alejandro Goic, llamando a cada uno de los sacerdotes supuestamente involucrados en "conductas impropias", para comunicarles que estaban suspendidos de su ejercicio pastoral mientras se investiga la situación. Se trata de 15 presbíteros, de un total de 68 que hay en la diócesis.

Las medidas del obispado, sin embargo, se tomaron no a partir de las denuncias de las supuestas víctimas, sino después de la emisión de un reportaje de Canal 13 respecto de un grupo de sacerdotes que se hacía llamar "la familia" y que, entre otras prácticas, se contactaban con jóvenes por Internet, manteniendo conversaciones con connotación sexual. Según la denuncia, uno de los miembros del grupo es el sacerdote Luis Rubio, de la comuna de Paredones.

"Tienen prácticas que no se conllevan con su condición de curas con respecto a jóvenes", dijo Elisa Fernández, una de las denunciantes.

Todo esto ocurre justo cuando los obispos acaban de regresar de su encuentro en Roma con el Papa, quien cuestionó severamente su manejo en este tipo de casos.

Así, el obispo Goic, quien además es el presidente del Consejo Nacional de Prevención de Abusos Sexuales a Menores de Edad, de la Conferencia Episcopal, llamó este sábado a una conferencia de prensa en la cual dijo: "Quiero pedir perdón por mi actuar en este caso. Reconozco que le di acogida a esta joven que aparece en el reportaje y que actué eventualmente sin la agilidad adecuada en el proceso indagatorio del sacerdote Luis Rubio y otros presbíteros mencionados por ella".

A través de un comunicado, que leyó afuera de la Catedral de Rancagua, el prelado apuntó dos acciones concretas: "Hemos hecho una denuncia a la fiscalía de Santa Cruz, con los antecedentes que ha proporcionado el reportaje sobre Luis Rubio Contreras (...) y en el aspecto canónico se mandarán todos los antecedentes de los que disponemos a la Santa Sede esta semana".

También destacó que "como medida pastoral, a quienes han sido mencionados les pediré que suspendan sus actividades sacerdotales temporalmente, mientras se efectúa la revisión de cada caso". Y respecto de su propia valoración, apuntó que "debo reconocer que, en lo personal, como cristiano y pastor, me encuentro muy afectado".

En el Ministerio Público, sin embargo, se informó que "desde hace un tiempo se lleva adelante una investigación penal en relación a los hechos dados a conocer. La indagatoria tiene por objeto establecer si estos son o no constitutivos de delito".

Paredones en shock

El alcalde de Paredones, Sammy Ormazábal, destacó que la comunidad está "muy afectada, el padre lleva más de 24 años en la comuna, hay mucho vínculo, afectos, familias que no quieren contarles a las abuelitas lo que está pasando porque para ellas el cura es un santo".

El edil contó que fue Rubio quien consolidó la Fiesta de la Virgen de Las Nieves -que allí se celebra desde hace 15 años- y que es la patrona de su parroquia. "Él es muy cercano, da palabras de aliento, de contención, es el gran benefactor del hogar de ancianos. Lamentamos mucho toda esta situación", dijo.

En Bucalemu, Luis Rubio también ofició misas en la capilla San Pedro. Allí, la dirigenta de la Cámara de Turismo, Mónica Gaete, comentó que "estamos muy afectados porque es una persona que lleva 24 años, y de ser alguien muy querido y respetado pasó a que todo el mundo ande trapeando con él, qué triste".

José Andrés Murillo, director ejecutivo de Fundación para la Confianza, sostuvo que "es inaceptable que el propio obispo encargado de la prevención de abusos sexuales de la Conferencia Episcopal no haya sido capaz de actuar con diligencia. Tampoco me parece digno que se victimice con dolor y sufrimiento. Todo esto no hace más que confirmar la dura carta del Papa respecto de los obispos chilenos".

Añadió que "nuevamente vemos que en la Iglesia, la jerarquía actúa solo cuando se ve presionada por los medios de comunicación. Esperamos que alguna vez actúen con el solo fin de proteger a quienes tienen el deber de proteger, y no solo por presión o escándalo".

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Los “desaparecidos no localizados” se dispararon de 265 a 10.366en 2021, acumulando un total de 108 mil casos desde 1964.