Otro flanco más para Clínica Las Condes: Bomberos exige dividendos no reclamados en tribunales

Clínica Las Condes: lo que hay detrás del conflicto con sus médicos

La Junta Nacional del Cuerpo de Bomberos de Chile presentó una medida prejudicial en contra de CLC, porque la compañía no habría entregado una serie de dividendos no cobrados, como lo establece la Ley de Sociedades Anónimas. Se trata de un conflicto más para la sociedad, que no solo se enfrenta a sus exejecutivos en tribunales, sino que también ha presentado acciones legales en contra de medios de comunicación y anunció una arremetida en contra del Estado por las atenciones médicas no pagadas durante la pandemia.




El jueves 2 de julio de 2020, el abogado Manuel Acuña, a petición de la Junta Nacional del Cuerpo de Bomberos de Chile, envió un correo electrónico al entonces gerente general de Clínica Las Condes (CLC), Fredy Jacial, en el que solicitó la entrega de los dividendos no cobrados por los accionistas de la sociedad.

En la misiva el abogado le explicó al ejecutivo que, a partir del análisis realizado, estarían pendientes de entrega los dividendos Nº 29 al Nº 40, como lo establece la Ley Nº 18.046. Dicha normativa dispone que las sociedades anónimas están obligadas a entregar a Bomberos los dividendos no cobrados por sus accionistas en el plazo de cinco años, más reajustes e intereses, desde que se hicieron exigibles.

Hoy ese correo vuelve a cobrar relevancia, pero ahora en tribunales. En efecto, el 15 de marzo de 2021, la Junta Nacional del Cuerpo de Bomberos de Chile presentó una medida prejudicial ante el 3º Juzgado Civil de Santiago para obligar a la compañía a exhibir una serie de documentos, a fin de precisar los valores devengados que “eventualmente” están pendientes de entrega.

“Es importante consignar que gran parte de las sociedades anónimas cumplen con sus obligaciones legales establecidas en la Ley N° 18.046 para con la Junta Nacional de Cuerpos de Bomberos de Chile, sin embargo, existen sociedades, como la demandada, que se rehúsan a cumplir con estas normas y más aún, a pesar de haber sido requeridas, no han cumplido con la entrega de valores ni entregado la información necesaria para determinar la totalidad de los valores pendientes de pago por la sociedad”, recalcó el escrito al que tuvo acceso La Tercera.

Se trata de un conflicto más para la sociedad que no solo se enfrenta a sus exejecutivos en tribunales, sino que también ha presentado acciones legales en contra de medios de comunicación y anunció una arremetida en contra del Estado por las atenciones médicas no pagadas durante la pandemia. A modo de ejemplo, la administración que dirige Alejandro Gil desde la presidencia del directorio, presentó una querella en contra de su mencionado exgerente general, Fredy Jacial, por el delito de “administración desleal”, lo que -según la clínica- le provocó un perjuicio de $ 8.500 millones.

Además en tribunales, la clínica se ha defendido frente a las demandas laborales de sus exfuncionarios, aduciendo que producto de las restricciones sanitarias impuestas por la autoridad central por la pandemia del Covid-19, entre las cuales está el cierre de pabellones quirúrgicos y otras instrucciones del Ministerio de Salud, se ha afectado su normal funcionamiento. En esa misma tónica, acotó CLC en una de las contestaciones a las demandas, “la emergencia sanitaria implicó que la atención de pacientes relacionados con la pandemia derivados a través de la Unidad de Gestión Centralizada de Camas (UGCC) del Ministerio de Salud, como asimismo aquellos que espontáneamente consultaron el servicio de urgencia en atención a la pandemia, sin que hasta la fecha el fisco haya pagado suma de dinero alguna por tales atenciones, provocando con ello que empeorara la grave crisis financiera de la Clínica Las Condes presentada durante los años 2019 y 2020”.

En una primera etapa, CLC puso en marcha un plan de retiro voluntario que significó una disminución de 307 puestos de trabajo, los cuales no han sido reemplazados. En una segunda etapa, el recinto médico debió poner término al contrato de trabajo de 86 personas.

La última vez que Bomberos acudió a tribunales para exigir mayor transparencia a una sociedad anónima para la entrega de los dividendos no cobrados, ocurrió el 19 de febrero de 2020 y fue a Somela S.A.

Desde CLC declinaron responder las consultas formuladas por este medio, aunque bajaron el perfil a la presentación de Bomberos. No obstante, el 18 de mayo la magistrada del 3º Juzgado Civil, Daniela Ramírez, citó a una “audiencia de exhibición de documentos”, la cual quedó fijada para el día 17 de agosto, la que se llevará a cabo por videoconferencia, vía plataforma Zoom.

En paralelo, en otro conflicto más de CLC, la Corte de Apelaciones de Santiago confirmó el viernes la resolución del 1º Juzgado de Letras del Trabajo de Stgo. que rechazó acoger las medidas cautelares solicitada por el Sindicato de Trabajadores y el Sindicato de Enfermeros de Urgencia y Rescate. Esto, en un conflicto que involucra la mantención y seguridad de las ambulancias del recinto médico, luego que el 21 de abril de 2021 uno de los vehículos perdiera una rueda en su trayecto de regreso por la carretera San Martín, a la altura del sector Las Canteras.

La acción buscaba el “cese inmediato del desplazamiento de las tripulaciones en las ambulancias, atendiendo a las actuales condiciones mecánicas”. Sin embargo, el tribunal de alzada resolvió que “por ahora” los antecedentes acompañados no eran suficientes para acceder a la petición planteada.

La salida de un histórico

La semana pasada Andrés Larach, cirujano y especialista en el aparato digestivo, recibió una carta en la que se le comunica que ya no formará parte del equipo médico de CLC y que debe abandonar las dependencias en el mes de septiembre.

Su tío abuelo es uno de los fundadores, y desde que volvió en 2003 de Estados Unidos, donde realizó estudios de posgrado, comenzó con un trabajo como reemplazo en la urgencia, luego fue jefe de turno y posteriormente fue dos veces jefe de departamento. Fue director electo en dos ocasiones y declinó efectuar comentarios sobre este artículo.

El sábado, el doctor Armando Ortiz envió un mensaje de despedida en uno de los grupos de WhatsApp de los médicos. “Ratificando mi tesis de un verdadero cambio de régimen en la institución en que muchos desarrollamos de uno y otro modo nuestras ideas de bien y felicidad. Les escribo para despedirme y agradecer el privilegio que significó estar en CLC por más de 20 años. En lo que atañe al Depto. de Neurocirugía, mi pertenencia al equipo del Dr. Selman, del que fui parte permanente y para mí un paraíso en todo sentido, en estas más de dos décadas”, sostuvo.

Su salida viene a engrosar el listado de médicos que han sido despedidos y otros que decidieron alejarse de la institución.

Verner Codoceo, Rosa Araya y Andrés Kuzmanic son tres médicos especialistas en diabetes que también enviaron una carta a la gerencia para comunicar el fin de sus contratos de arriendo con la clínica. Asimismo, el cardiólogo Edgardo Sepúlveda dijo a sus pares que emprenderá nuevos rumbos.

A esos nombres se suman Marcela Ibáñez, urgencióloga; Norman Zambrano, urólogo; Ricardo Espinoza, infectólogo; Roberto Postigo, traumatólogo de columna, y Tomás Labatut, otorrinolaringólogo.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.