Periodista que reveló caso del ‘Juan Barros Peruano’ y cita del Papa con víctimas de Karadima: “Es un gran paso”

Autor: Carlos Reyes

A juicio de Paola Ugaz este encuentro "abre un nuevo capítulo en el que esperamos se den cambios importantes a favor de la reparación de las víctimas".


Con atención verán en Perú lo que será la reunión del Papa Francisco con los obispos chilenos por el caso de Juan Barros.

En enero pasado, cuando el Pontífice visitó el país incaico, la presencia y protagonismo del arzobispo de Piura y Tumbes, José Eguren, generó polémica.

El religioso peruano es acusado de encubrir abusos sexuales en su calidad de integrante de la cúpula del Sodalicio de la Vida, organismo intervenido por el Vaticano tras las acusaciones realizadas a su fundador, Luis Fernando Figari, por presunto abuso sexual.

La periodista Paola Ugaz, coautora del libro Mitad monjes, mitad soldados, que destapó los casos de abuso en esta sociedad apostólica, fue una de las que puso la voz de alerta ante la presencia de Eguren en los actos del Papa. A quien se le calificó como el “Juan Barros Peruano”.

“Papa Francisco realiza ceremonia en Trujillo junto al Arzobispo José Eguren de la cúpula del Sodalicio quien está acusado de tráfico de tierras en Piura y encubrimiento a los abusos sexuales y físicos en la organización católica”, escribió en su cuenta de Twitter el 20 de enero pasado.

En diálogo con La Tercera, Ugaz analiza lo que fue el encuentro de las víctimas de Fernando Karadima con Francisco y de qué forma ven en Perú esta situación.

¿Qué le ha parecido a usted la forma en que el Papa Francisco ha tratado el caso de Juan Barros? (Desde que lo defendió en nuestro país hasta ahora que se reunirá con los obispos chilenos para tratar el tema).

Me parece una saludable rectificación del Papa Francisco luego de la visita a Chile, que fue muy mala para su imagen porque reforzó la creencia de que el Vaticano defiende a los sacerdotes pederastas y desprecia a las víctimas que los denuncian. Esta invitación a Juan Carlos Cruz, José Andres Murillo y James Hamilton, víctimas del sacerdote Fernando Karadima, a pasar una semana en el Vaticano y pedirles perdón repetidas veces, al mismo tiempo que les pide información sobre la curia chilena involucrada en el encubrimiento y en el abuso de sacerdotes abre un nuevo capítulo en el que esperamos se den cambios importantes a favor de la reparación de las víctimas.

¿Qué le pareció la reunión de Francisco con las víctimas de Fernando Karadima? ¿Cómo se vio en Perú esta situación?

Creo que es una gran noticia porque es un enorme reconocimiento a Cruz, Murillo y Hamilton, un trío de valientes que con mensajes claros y una dignidad a prueba de golpes, denunciaron hace años a Karadima y pedían cambios en la Iglesia católica chilena.

En Perú vemos con expectativa esta reunión del Papa Francisco con las víctimas del caso Karadima porque es inédita en el accionar del Vaticano y porque abre una puerta a un tratamiento diferente a las víctimas que día a día denuncian la pederastia clerical.

Pienso que en Chile deben sentirse muy orgullosos de tener a Juan Carlos Cruz, José Andrés Murillo y James Hamilton, quienes para mí son unos héroes, al conseguir ser escuchados por una semana entera con la máxima autoridad de la iglesia católica, el papa Francisco, quien a su vez, le ha prometido hacer cambios radicales en la iglesia católica. Es un gran paso en contra de la impunidad de la curia en casos de pederastía sacerdotal.

¿Qué piensas de la reunión que Francisco tendrá estos días con los prelados chilenos?

Me parece bien que realice esta reunión luego de recibir a José Andres Murillo, James Hamilton y Juan Carlos Cruz en Roma, creo que puede anunciar ahora sí, un cambio radical en la iglesia católica chilena.

¿Cómo ven en Perú lo que pasa en Chile? ¿Esperan que el Papa Francisco intervenga en el caso del Juan Barros Peruano igual como lo ha hecho con Chile?

La Iglesia católica peruana hasta ahora no ha hecho ni medio gesto para escuchar y conocer a las víctimas del Sodalicio. Esperamos y seguimos esperando que el papa Francisco escuche a las víctimas del caso Sodalicio quienes como Cruz, Murillo y Hamilton han denunciado valientemente a la organización. Si bien el Sodalicio tiene ahora un comisario que es el regente de la organización, víctimas como José Rey de Castro, Martin Scheuch, Oscar Osterling, Martín y Vicente Lopez de Romaña; por mencionar a algunos, siguen esperando justicia y una reparación justa al infierno que vivieron dentro del Sodalicio.

¿Esperas que el Papa Francisco invite a Roma a los miembros de la Iglesia Católica Peruana tal como lo hizo con los obispos chilenos?

No lo sé. En el caso del Sodalicio, el Papa Francisco y el Vaticano han repetido las mismas conductas de encubrimiento de Benedicto XVI y Juan Pablo II ante las denuncias de abuso clerical. El Vaticano le envió un comunicado al Sodalicio señalando que Luis Fernando Figari, el fundador del Sodalicio, tiene un carisma especial y que por tanto las faltas cometidas se le perdonan por haber atraído feligreses a la iglesia católica, le ha prohibido dar entrevistas a los medios de comunicación, que el Sodalicio lo mantenga económicamente en Roma donde vive hace 4 años y que no regrese al Perú. Además no ha atendido las decenas de denuncias de las víctimas del Sodalicio en casos de abuso sexual, físico y psicológico enviadas al Vaticano a través del Tribunal Eclesiástico, que depende del Arzobispado de Lima. Actualmente ha nombrado como comisario, al sacerdote colombiano, Noel Londoño, para que sea el regente del Sodalicio, pero hasta ahora no hemos visto ninguna medida que mejore las condiciones de vida de las víctimas del Sodalicio, quienes son los principales personajes de esta historia.

¿Desde la visita del Papa a Perú se han visto cambios al interior de la Iglesia peruana?

No he visto ningún cambio en la Iglesia católica peruana luego de la visita del papa Francisco. Lo único que ha pasado es que el obispo del Sodalicio, José Antonio Eguren ha iniciado una ofensiva legal contra Pedro Salinas, yo y las personas que lo denunciaron en Piura -al norte de Lima- por mala praxis de una de las empresas del Sodalicio, en pos de obtener un nuevo cargo en el clero peruano.

#Tags


Seguir leyendo