Precios de exámenes y prestaciones varían hasta 12 veces en centros privados

Los precios varían para los pacientes que están internados y los que acceden por modalidad ambulatoria.

Análisis de la Superintendencia de Salud consideró exámenes de laboratorio, rayos y días cama en 18 prestadores del país.




Tecnología “avanzada”, mayor celeridad en la entrega de resultados o un costo del recurso humano más alto son algunas razones que esgrimen los centros privados, al ser requeridos por la Superintendencia de Salud, para justificar los altos precios que asignan a exámenes de laboratorio, imagenología o días cama, entre otros.

Así, tras un oficio de la Comisión de Salud del Senado, a solicitud del senador Guido Girardi, el ente fiscalizador levantó un análisis de mercado que encontró diferencias de hasta 12 veces (1.227%) en el precio que cobran las instituciones privadas para una misma prestación (ver tablas).

En el caso del hemograma -uno de los análisis de laboratorio más recurrentes-, su tarifado en horario hábil varía notoriamente. Mientras en la Clínica RedSalud de Providencia tiene un costo promedio facturado de $ 3.737, siendo el más económico de la muestra , en Clínica Las Condes se eleva a $ 25.902. Además, en este último prestador, el examen en horario inhábil crece casi $ 4.000 y llega a $ 29.321.

Una diferencia similar se registra en el perfil lipídico, examen de rutina que determina los niveles de colesterol en sangre y el riesgo vascular. Para este, la institución más económica en horario hábil cobra $ 7.062, mientras que el precio promedio facturado en Clínica Alemana es $ 47.012, lo que configura una variación del 566%. A la vez, en Clínica Indisa este análisis cuesta $ 8.738.

Si estos precios, a la vez, se comparan con el arancel de Fonasa en Modalidad Libre Elección, la diferencia es significativa. Por ejemplo, en el caso del perfil lipídico el seguro público establece un valor de $ 8.610, muy por debajo de los $ 47.012 de Clínica Alemana, los $ 43.517 de Clínica Las Condes y los $ 12.161 de Clínica Santa María.

El superintendente de Salud, Patricio Fernández, dice que los precios que cobran los privados “obedecen a una realidad instaurada que, sin una ley que fije o regule, no es posible intervenir”. Con todo, Fernández llama a los afiliados de isapres y Fonasa a revisar con antelación los convenios con prestadores preferentes -también con sus seguros complementarios- para así acudir a la opción más económica y con mayor cobertura.

En esa línea, y para hacer transparente el proceso de cotización, la autoridad adelanta que están trabajando en un comparador de precios online, que hará públicos los tarifados del sector. “Entendiendo la necesidad que hay, vamos a ver dentro de nuestras facultades qué podemos exigirles a los prestadores o de dónde rescatar esta información certera. Y si es necesario un cambio regulatorio, lo haremos”, afirma el superintendente.

Tope de precios

Entre las modificaciones legislativas que se plantean para subsanar esta situación, el senador Girardi presentará hoy un proyecto de ley que establece que el precio de los exámenes y procedimientos de apoyo diagnóstico no podrá ser superior al 50% del valor asignado en el arancel fijado por Fonasa en Modalidad de Atención Institucional. Esto, correría para las prestaciones que se realicen de urgencia o en forma electiva y en horario hábil e inhábil. “Esto es lo mismo que los medicamentos. No porque la gente tenga dinero va a tener que pagar los fármacos más caros del mundo. Al alto costo de las prestaciones, se suma que el margen extra por días inhábiles también es altísimo; y también hay diferencias según la modalidad de atención, pero en un hospitalizado, al paciente no se le pregunta qué exámenes le van tomar”, asevera Girardi.

La presidenta de la Comisión de Salud, Carolina Goic, también suscribe la modificación e indica que, por más que se sepa que ciertos prestadores tienen costos más elevados, “no porque la atención sea en la red privada se puede llegar a niveles de usura”.

Clínicas responden

Consultada por la razón de sus altos precios, la Clínica Alemana apuntó a su nivel de especialización: dice que realizan más de 700 tipos de exámenes, incluidos los de alta complejidad, y que cuentan con subespecialistas según el procedimiento a efectuar.

En tanto, desde RedSalud CChC -que, acorde al análisis de la superintendencia es uno de los prestadores más convenientes-, su gerente general, Sebastián Reyes, señala que dentro del tarifado consideran que “un 40% de nuestros pacientes a nivel país son Fonasa, quienes acuden a nosotros porque encuentran resolutividad a precios competitivos y con un alto estándar de calidad de salud”.

Reyes añade que “la alta presencia nacional nos permite alcanzar negociaciones muy competitivas”.

Desde Clínica Indisa, que también registran algunos de los precios más bajos, Claudio García, gerente comercial, señala que existe un “eficiente control de costos, lo que nos hace transversales y accesibles”. El ejecutivo añade que tienen “convenios con el total de los seguros de salud privados de la industria, lo que nos permite tener siempre precios competitivos en relación a los demás prestadores”.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.