Proyectan debut de narcotest a choferes en primer semestre de 2019

Imagen control de alcohol a conductores 05

Carabineros realiza las fiscalizaciones.

Ayer se publicó la norma pericial que permitirá licitar los dispositivos y fiscalizar el consumo de marihuana y cocaína en conductores de vehículos motorizados.




Antes de junio del próximo año los conductores del país podrían verse enfrentados, por primera vez, al narcotest, prueba que permitirá a la policía verificar si consumieron drogas antes de ponerse al volante. Ello, luego de que ayer se publicara en el Diario Oficial la norma técnico-pericial del Servicio Médico Legal (SML), que establece las bases para medir y fiscalizar la presencia de sustancias psicotrópicas y estupefacientes en la sangre.

Al igual que el consumo de alcohol, conducir bajo la influencia de drogas está tipificado como delito en la Ley de Tránsito. Sin embargo, hasta ahora no ha podido ser fiscalizado en terreno, dada la ausencia de normas técnicas y de dipositivos que realicen la medición.

Así, la norma publicada ayer establece el proceso de extracción de las muestras de sangre y el resguardo y la trazabilidad de las mismas, para hacerlas válidas e incuestionables en procesos judiciales. Y con este marco legal, el gobierno dará curso ahora al proceso de licitación de los dispositivos móviles que permitirán obtener las muestras basales.

"Lo que se busca es generar la conciencia absoluta de que si se consume droga no se debe conducir. Es la misma que con el alcohol, tolerancia cero con las drogas", dijo Katherine Martorell, subsecretaria de Prevención del Delito.

La autoridad agregó que para realizar el primer muestreo a los conductores -a un costado de la calle, tras ser detenidos aleatoriamente por Carabineros- se requerirá dispositivos similares a los que hoy se utilizan para practicar el alcotest, los que serán licitados en las próximas semanas.

"Dentro de nuestros planes está que la licitación (de estos dispositivos) se inicie durante este año y esperamos licitar (antes de diciembre), pero dependerá de las ofertas que se hagan", precisó Martorell, añadiendo que, una vez adjudicada la licitación, transcurrirán entre tres a cuatro meses antes de poder aplicar la fiscalización a los conductores. Así, de cumplirse los plazos estipulados, el nuevo control debutaría durante el primer semestre de 2019.

Según está previsto, la prueba, al igual que el alcotest, estará a cargo de los mismos equipos de carabineros, quienes serán capacitados para practicar el nuevo procedimiento. Se trata de controles aleatorios, en los cuales, mediante una muestra de saliva, el dispositivo podrá detectar la presencia de droga en el conductor. De dar positivo para marihuana o cocaína -se comenzará con estas sustancias inicialmente-la persona fiscalizada será trasladada hasta un establecimiento de salud o móvil a cargo de Senda, para realizarle una muestra de sangre que confirmará el consumo. En este caso, la persona será detenida por transgredir la ley.

"Estamos enfocados, por estudios que tenemos, en que la marihuana y cocaína, de acuerdo al SML y una investigación que ellos hicieron, son las drogas que han provocado accidentes de tránsito. Eso no significa que no podamos partir con más drogas, pero el foco es ese", añadió Martorell.

Reacciones

La directora de la Fundación Emilia, Carolina Figueroa, valoró que se avance en los narcotest, destacando que desde 2012 se ha anunciado el uso de estos dispositivos, "pero nunca se ha logrado su implementación, por lo mismo, para nosotros esto es muy importante". Agregó que "también es una deuda con las víctimas de siniestros viales que no pueden presentar pruebas en sus procesos penales, cuando hay conductores con consumo de droga. Este es un avance y lo apoyamos".

Asimismo, Karina Muñoz, de la Fundación Conciencia Vial, destacó la pronta puesta en marcha de esta fiscalización, pues, a su juicio "se va a poder contar con pruebas legales para establecer si un conductor que fue partícipe de un siniestro, con resultado de lesión o muerte, conducía con sustancias psicotrópicas y estupefacientes, lo que es beneficio para las familias, que hasta hoy no tienen esa chance".

Alberto Escobar, gerente de Movilidad y Políticas Públicas de Automóvil Club Chile, agregó que en encuestas realizadas por el organismo a fines de de 2016 "apareció que entre un 4% y un 5% de los conductores reconocía haber conducido bajo los efectos de las drogas". Asimismo, dijo que "lo que viene ahora es buscar la mejor tecnología, la más confiable y económica, pues necesitamos comenzar bien para tener masividad en la fiscalización".

Por su parte, el secretario ejecutivo de Conaset, Luis Alberto Stuven, manifesó que "como Comisión Nacional de Seguridad de Tránsito, valoramos que el control de alcohol y drogas sean parte de las nuevas políticas de seguridad y control vehicular. Necesitamos contar con estas herramientas para el beneficio de la seguridad vial, y sobre todo, para que las personas tomen conciencia que el alcohol y cualquier tipo de estupefacientes en el cuerpo, no son compatibles con la conducción".

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.