Puntaje nacional mapuche se inspiró en Catrillanca

PSU

Foto: Patricio Fuentes Y./Archivo

La historia de Nicolás Manquepillán se une a otras experiencias de jóvenes que conocieron el éxito en la PSU de este año.




Doce días antes que Nicolás Manquepillán rindiera la PSU, ocurrió un hecho que lo marcó. Luego de repasar durante toda la tarde, y mientras tomaba once con su familia en su casa en Temuco, vio en las noticias la información sobre la muerte del comunero Camilo Catrillanca. El impacto lo sacudió, rememora hoy, al tiempo que se dio cuenta de que el hecho ocurrió a menos de 80 kilómetros del lugar donde vive.

Este fin de semana, Manquepillán se convirtió en puntaje nacional de Historia. Entre los motivos de ese logro, el estudiante dice que el hecho ocurrido en Temucuicui tuvo influencia. "Ese hecho me dio como un impulso. Pensé 'ojalá poder lograr una tarima para poder hablar de eso'", rememora. "Quedó demostrado que el camino no es llenar de carabineros La Araucanía", enfatiza.

Si bien no se considera un miembro activo de la causa mapuche, el joven reivindica la necesidad de establecer el reconocimiento de esta cultura en el país. "Yo soy más bien un chileno inmerso en su cultura. No vivo en una comunidad, pero sí, por ejemplo, celebro el We Tripantu en mi colegio", afirma. También defiende que Chile "debería ser un Estado plurinacional que reconozca al pueblo mapuche como un Estado más".

En otro plano, el estudiante coincide con las críticas planteadas por otros altos puntajes sobre el actual sistema de admisión a la educación superior. "Las pruebas tienen un mayor grado de interpretación, y quizás por eso más gente puede equivocarse más", explica.

El joven de Temuco pretende estudiar licenciatura en Historia en la Universidad de Chile.

Éxito en Ciencias

Santiago Ferriere fue uno de los dos únicos puntajes nacionales en la PSU de Ciencias. Estudió en el Instituto San Andrés de Rancagua, donde vive, y ahora reconoce que sintió "harta presión antes de la prueba. Siempre te dicen que te relajes, pero es difícil dormir bien en los días previos".

Con su puntaje en mano, Ferriere está atento a lo que ocurra luego de la creación del Ministerio de Ciencia, cuyo primer titular, Andrés Couve, fue designado el pasado 17 de diciembre. El estudiante cree "poco probable" que la puesta en marcha de la cartera lleve a un repunte en la entrega de recursos para la investigación. "Lo veo poco probable. Además tengo entendido que ya se está reduciendo el presupuesto para el ministerio, así que me extrañaría que hubiera un boom", plantea.

Actualmente, Ferriere está en la disyuntiva de estudiar medicina o ingeniería.

El primero de Puente Alto

Si bien no es poco común encontrar un puntaje nacional en Matemáticas, considerando que este año constituyeron más del 90% del total de puntajes máximos, el caso de José Morales es especial, porque se convirtió en el primer puntaje nacional que proviene de un colegio municipal de Puente Alto. El joven estudió en el Liceo Bicentenario San Pedro de esa comuna capitalina, y reconoce que la información sobre su éxito lo tomó por sorpresa mientras disfrutaba uno de sus principales hobbies: los videojuegos.

"Estaba jugando online cuando me llamaron por teléfono para darme la noticia. Al principio no creí, pero después me dio mi Rut. Ahí recién le tomé el peso", confiesa.

Respecto del momento en que rindió la prueba, el estudiante relata que hubo una pregunta que lo dejó intranquilo después de rendirla.

"Terminé la prueba dudando de lo que había respondido, porque si bien sabía cómo sacar el cálculo, la presión a veces juega malas pasadas", admite.

Morales tiene ahora sus miras puestas en estudiar Geología en la Universidad de Chile.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.