Renca: cuatro carabineros son dados de baja por apremios ilegítimos

policial

Foto Referencial: La Tercera/Archivo

Los efectivos quedaron con medidas cautelares. Tres con arresto domiciliario y uno con prisión preventiva. Fue la misma institución policial la que denunció estos hechos.




Cuando fue bajado esposado del carro policial para ser trasladado a un recinto asistencial de Renca para que se le practicara una alcoholemia y la constatación de lesiones, un detenido -por manejar en estado de ebriedad- fue violentamente golpeado en la cabeza con puños y patadas por tres funcionarios de Carabineros de la Séptima Comisaría de Renca.

Así, en la madrugada 8 de septiembre, comenzaron los hechos por los que dichos  efectivos policiales, más un cuarto, fueron formalizados durante esta jornada por apremios ilegítimos agravados, según informó la persecutora Tania Sironvalle, de la Fiscalía Centro Norte.

Sironvalle relata que tras las primeras golpizas, que incluyeron patadas en el suelo en su espalda, en su estómago y también en la cabeza, el detenido fue estrangulado "al extremo de que pierde el conocimiento y se desmaya".

Posteriormente, y ya al interior del centro asistencial, un cuarto funcionario "lo estrangula en dos oportunidades, por varios segundos, nuevamente produciendo el desvanecimiento de esta víctima", cuenta Sironvalle.

La persecutora señala que el delito de apremios ilegítimos agravados se configura "porque la víctima se encontraba bajo la custodia y privado de libertad por parte de Carabineros, sin ninguna posibilidad de defenderse".

Los funcionarios -dados de baja de la institución- quedaron bajo medidas cautelares. En el caso de los tres que participaron en la primera agresión, se les impuso arresto domiciliario y prohibición de acercarse a la víctima. En el caso del cuarto, por participar en dos agresiones, quedó con prisión preventiva.

¿Puede variar la calificación jurídica a tortura? La fiscal señaló que eso puede ocurrir "porque lo que queda ahora es una derivación al SMS para realizar pericias especiales por peritos que van a referirse respecto a los efectos físicos y psicológicos que esta grave agresión produjo en la víctima. Si las consecuencias de estas permiten señalar que la entidad de estas agresiones son más graves que lo que nosotros creemos que fueron, podríamos reformalizar por un eventual delito de tortura".

La fiscal Sironvalle añadió que fueron claves las imágenes de video entregadas por el centro asistencial. En ellas se aprecia que si bien la víctima en un primer momento tuvo una reacción violenta: "Se ve que esta persona es bajada, esposada, y claro, en un primer momento se ve que tiene una reacción violenta pero sin ninguna posibilidad de haber golpeado a nadie, si se encontraba esposado".

Sin embargo, la persecutora destacó el accionar de la policía uniformada en este caso. "Fue la misma institución de Carabineros la que denunció estos hechos a la fiscalía, y los mismos funcionarios de Carabineros los que procedieron a la detención de estas cuatro personas que hoy están imputadas".

Pablo Rivera, coordinador de litigio del Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH), indicó que el organismo se hizo parte querellante en la causa: "Sería constitutivo de un delito de tortura". Rivera se manifestó conforme con los resultados de la audiencia.

La víctima de todas maneras quedó formalizada por conducción en estado de ebriedad. Sin embargo, Rivera señala que pese a ello "no pierde la calidad de víctima".

Habla la institución

En un comunicado, Carabineros indicó: "Luego de constatar la participación de cuatro funcionarios de la 7a. Comisaría Renca, en hechos que derivaron en lesiones a un detenido, la Institución dispuso una investigación administrativa que culminó con la baja inmediata de los funcionarios".

Asimismo, "Carabineros efectuó la denuncia al Ministerio Público para iniciar el proceso judicial correspondiente".

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.