Representantes de los comuneros en huelga de Angol no participarán en reunión de Justicia

Uno de los 18 vehículos quemados en la madrugada del jueves, en Maquehue. Foto: AFP

En medio de la tensión que hay en La Araucanía, el ministerio había fijado dos citas para este viernes. Anoche, y con reparos, los voceros del machi Celestino Córdova ratificaron su asistencia.




Diez camiones y tres máquinas forestales quemadas. Así partió este jueves la jornada en La Araucanía, zona tensionada durante el último mes por atentados y tomas de municipios, que se han efectuado como apoyo a una extensa huelga de hambre de 11 comuneros presos en las cárceles de Angol y Temuco. El viernes, sin embargo, parecía que habría un respiro, ya que el gobierno y representantes de algunos de los huelguistas tenían fijado un encuentro.

Durante la jornada todo parecía marchar bien. Estaban previstas dos reuniones, las cuales darían inicio a negociaciones sobre la huelga.

La primera se desarrollará a las 9.30 horas, por videoconferencia. Por el lado del gobierno asistirán el ministro de Justicia, Hernán Larraín; el subsecretario de la cartera, Sebastián Valenzuela, y la subsecretaria de Derechos Humanos, Lorena Recabarren. Su contraparte será la vocera del machi Celestino Córdova (condenado por el crimen del matrimonio Luchsinger-Mackay, ocurrido en 2013), Giovana Tafilo y otros cercanos a la autoridad religiosa mapuche.

La segunda cita estaba programada para las 11.00, entre los mismos representantes de Justicia, pero ahora con Rodrigo Curipan y Daniel Melinao, voceros de los siete comuneros presos en la cárcel de Angol: Sergio Levinao, Víctor Llanquileo, Sinecio Huenchullan, Daniel Canio, Juan Queipul, Freddy Marileo y Juan Calbucoy.

El lugar de este último encuentro no estaba totalmente definido. Desde el Ministerio de Justicia se extendió la invitación a los representantes de los mapuches para que fuera a través de la App Zoom o en Santiago.

Anoche, sin embargo, pasadas las 21.00, Rodrigo Curipan anunció que no participarían en la reunión.

Objetivos

Ambas citas estaban pensadas con un objetivo en común: escuchar un petitorio formal de los manifestantes para deponer la huelga de hambre y avanzar en algún tipo de acuerdo para normar las condiciones intrapenitenciarias de los imputados.

Desde Justicia explicaron que toda solicitud que esté fuera del alcance de su institucionalidad no será tratada. Por ejemplo, uno de los puntos que han explicado los huelguistas es que todos los presos mapuches cumplan sus condenas fuera de las cárceles. Eso, dicen desde el gobierno, es competencia de los tribunales. Lo mismo ocurre con la discusión sobre devolución de tierras. El martes, incluso, el ministro Larraín explicó que “esperamos que los comuneros, a través de sus voceros, puedan estar ahí y darnos a conocer sus petitorios, que ojalá se circunscriban a lo que nosotros podamos hacer y no se convierta en un debate en materias como las que he mencionado: la devolución de las tierras ancestrales, que escapan a nuestra posibilidad”.

Por eso, en lo que se busca avanzar, por parte del gobierno, es netamente en relación a las condiciones de los comuneros en las cárceles. En ese sentido, se abren a la posibilidad de instancias culturales en los penales. Sin embargo, hasta ayer no había nada formalizado. De allí que la premisa para la reunión, desde el lado de Justicia, sea escuchar.

Respecto de los comuneros de Angol, ya existían acercamientos. El subsecretario de la cartera, Sebastián Valenzuela, explicó a La Tercera que “cuando hablé con ellos, en Angol (el martes), fueron muy claros en decirme que tienen una propuesta y se la quieren entregar al ministro. Por lo tanto, debemos conocer eso primero”. Agregó que “en materia de modificaciones de condenas no podemos avanzar, porque esas son sentencias de los tribunales de justicia”.

Voceros

Giovana Tafilio, vocera del machi Celestino Córdova, indicó que “nuestra gente debería ser juzgada de manera distinta y en lugares distintos al encarcelamiento común. Y aquí nos quieren pasar gato por liebre, estos diálogos interculturales (de Gendarmería) están siendo planteados desde el 15 de julio y en ningún momento se había tocado el tema de la huelga de hambre”.

Otra vocera advirtió que “lo cierto es que mañana (viernes) hay una reunión, pero no es para resolver la huelga de hambre ni el estado crítico en que están las personas, es en el contexto de los diálogos interculturales. Esa es la reunión que mañana se va a sostener. Lo que se necesita es un diálogo de buena fe”.

Las huelgas de hambre llegan este viernes a su día 96. Sobre la eventual relación entre atentados y otros hechos de violencia con las propuestas de los presos, en Justicia prefieren tomar distancia: eso es ámbito de Interior, se explica.

En relación a los comuneros de Angol, el vocero, Rodrigo Curipan, durante el día explicó que si bien se han mantenido conversaciones previas con el gobierno, las propuestas del Ejecutivo no han sido suficientes. “Para acceder a algunos beneficios (de salida dominical) tenías que asistir a clases a una escuela que tiene Gendarmería. En el caso de los mapuches, no se accedía, es un sistema que no calza con nuestra cultura. Eso se retiró, pero no es suficiente”, dijo.

Anoche, el propio Curipan fue directo y anunció que “no vamos a participar de las conversaciones que tiene el gobierno mañana (viernes); son en un marco resuelto por ellos, de manera unilateral, lo que pedimos es una conversación bilateral, para aplicar el Convenio 169 de la OIT”.

Presidente Piñera

En tanto, el ministro del Interior, Víctor Pérez, expresó este jueves que la huelga no sería un instrumento viable para modificar las decisiones de los tribunales. Ante el Senado, el secretario de Estado sostuvo que “no creemos que a través de una huelga de hambre sea posible cambiar una resolución de los tribunales de justicia, pero vamos a proteger la vida de esas personas”.

Añadió que “nosotros no tenemos ninguna intención de no conversar con alguien en específico. El único límite es que sea una persona condenada por crímenes graves por los tribunales de justicia. Nadie puede exigirle a este gobierno que converse temas políticos con personas que han sido condenadas en la justicia”.

Este viernes, en tanto, el Presidente Sebastián Piñera también tendrá en su agenda a La Araucanía. El Mandatario sostendrá una reunión, a las 14.30, con parlamentarios de Chile Vamos de la región, a la cual también se podrían sumar algunos legisladores del Biobío.

El encuentro, según afirman en el oficialismo, fue solicitado por los parlamentarios debido a que están preocupados por el recrudecimiento de los hechos de violencia en la zona y por el poco avance de la agenda para La Araucanía.

Este viernes también, en Temuco, a las 15.00, está programada la reunión del intendente Víctor Manoli con exautoridades de la zona, para analizar el tema de la violencia y la relación con los diferentes actores.

Comenta