Sacerdote O'Reilly está a 48 horas de recibir decreto de expulsión

Imagen A_UNO_215355

El presbítero aún tiene pendiente la sentencia de su juicio canónico.

Hoy por la tarde comenzó a correr el plazo para que el gobierno pida su salida de Chile. El religioso tiene cinco días para presentar recursos.




Quedan cerca de 48 horas para que se cumpla el plazo en que el sacerdote John O'Reilly debe hacer abandono del país voluntariamente o, en su defecto, interponer un recurso de amparo o alguna otra estrategia legal, con el fin de sortear el decreto de expulsión que haría efectivo el Ministerio del Interior.

Fuentes del gobierno confirmaron que, en horas de la tarde de hoy, pasadas las 14.00, el 4° Juzgado de Garantía de Santiago emitió la resolución que dio cuenta del cumplimiento de la condena por abuso del sacerdote legionario de Cristo.

Con ello, comenzó a correr el plazo de 72 horas antes de que el Ministerio del Interior, a través de su Departamento de Extranjería (DEM), concrete un decreto de expulsión, ratificado en mayo de 2017 por la Corte Suprema. Esto, luego de que a O'Reilly se le cancelara su nacionalidad por gracia (otorgada en 2008, tras permanecer en el país desde 1984) y se le revocara su permiso de residencia.

En este escenario, de no abandonar el país antes del domingo, el DEM le notificará su expulsión. Ello, sin embargo, le daría al sacerdote un plazo de cinco días para interponer un recurso de amparo e iniciar otro proceso legal. De lo contrario, desde Extranjería deberán concretar la expulsión a Irlanda, país que tiene la obligación de recibir al religioso.

Si O'Reilly, en cambio, decide viajar antes, su destino sería Europa o México.

Mientras, sigue pendiente la sentencia de su juicio canónico, por el mismo abuso acreditado en la justicia penal chilena, que actualmente se encuentra radicado en la Congregación para la Doctrina de la Fe, del Vaticano.

Esta instancia determinó en mayo de este año la conformación de un tribunal y la investigación la asumió Jaime Ortiz de Lazcano, actual administrador apostólico de San Felipe, quien entregó en octubre pasado su informe definitivo.

Proceso penal

La situación del religioso ha ido ganando cierto grado de tensión. El 11 de noviembre de 2014 fue condenado, por el Tercer Tribunal Oral en lo Penal de Santiago, a una pena de cuatro años y un día de libertad vigilada, tras ser declarado culpable de abusos reiterados contra una menor de edad, exalumna del Colegio Cumbres.

Ese período terminó este lunes, producto de la fecha en la cual se comenzó a cumplir de forma efectiva la condena (9 de diciembre de 2018). Luego, el martes, el Centro de Reinserción Social Santiago Oriente envió un documento al tribunal oral señalando que O'Reilly "dio cumplimiento a lo dispuesto en el Art. 17 de la Ley 18.216. Se adjunta informe de evaluación final".

El abogado del presbítero, Cristián Muga, respecto del futuro y la decisión que se adopte, señaló hace unos días a La Tercera que "todo eso está abierto, no hemos tomado una decisión".

Comenta