“Sim swapping”: En qué consiste la estafa por suplantación de número de celular que mantienen en alerta a la PDI y al gobierno

celular

Un gran aumento de suplantación de tarjetas SIM se ha registrado en medio de la pandemia. Con esto, los delincuentes realizan compras fraudulentas y realizan trámites bancarios.




Desde que comenzó la pandemia, distintas empresas de servicios han impulsado la realización de trámites online para evitar las aglomeraciones y con esto ayudar a que el coronavirus no siga propagándose. Esto, sin embargo, ha generado otro problema que mantiene en alerta a la Policía de Investigaciones y al gobierno.

Esta mañana, las subsecretarias de Telecomunicaciones, Pamela Gidi, y de Prevención del Delito, Katherine Martorell, dieron a conocer el aumento incipiente de un nuevo tipo de estafa: El Sim swapping o suplantación de tarjeta SIM. Según explicaron ambas autoridades este delito ocurre cuando personas se hacen pasar por el titular de una cuenta de telecomunicaciones, acceder al número del usuario y realizar robos en distintos comercios y en la banca.

“Lo que sucede es que personas inescrupulosas hacen un perfil sociodemográfico de personas y van después a la compañía de teléfono y dicen que se les perdió la simcard para que la compañía les proporcione una nueva. Esta la instalan en un dispositivo distinto y bajan aplicaciones de bancos y de casas de retail haciendo abuso de sus cuentas”, explicó Gidi.

Además, agregó la subsecretaria, los delincuentes utilizan la simcard para contratar nuevas líneas telefónicas y comprar teléfonos de alta gama que son cargados a la cuenta del titular del número.

Por este motivo, es que se ofició a todas las compañías de telecomunicaciones para que informen sobre los protocolos de seguridad que se toman para evitar la suplantación de identidad. “Es muy importante que los operadores tomen todos los resguardos para proteger y verificar la identidad del usuario y se aseguren que todos los trámites que pide el cliente sean identificados. También que se tomen los resguardos para asegurarse que sea realmente su cliente el que está pidiendo cualquier tipo de cambio en su contrato o compras", dijo Gidi.

Martorell manifestó, en tanto, que “estamos frente a una estafa incipiente. Lo que ocurre es que ciertas personas se aprovechan del haber tomado conocimiento o contacto, o incluso de haber robado el carnet de identidad, y con eso van a la compañía de teléfono y piden cambiar el chip”.

La subsecretaria indicó que luego de que estos hechos fueran detectados se comenzó a trabajar en una mesa conjunta con la PDI. Además se solicitó formalmente a las compañías que corrijan la forma en que se determina que quien porta una cédula de identidad es realmente la persona que dice ser.

Sobre esto, Martorell agregó que “creemos que es muy importante estar alertas y recordar a todas las personas que han perdido sus documentos que inmediatamente los bloqueen".

El jefe nacional de la Brigada Investigadora de Delitos Económicos de la PDI, Jaime Ansieta, hizo un llamado a que la ciudadanía denuncie estos hechos. “Sin denuncias es muy difícil armar causas, por lo tanto, necesitamos que las personas, al margen de que les sea restituida la cuenta, denuncien”.

Por otra parte, instó a limitar la exposición de información “porque gran parte de estos casos se arman sobre la base de ingeniería social. Las personas estamos poniendo a disposición mucha información personal que es capturada en redes sociales para poder ser usada en contra de las mismas personas”.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.