Contenido presentado por

Sistema de pensiones: aclarando algunas creencias comunes

Autor: .

Existe una serie de dudas y conceptos confusos respecto a cómo funcionan las AFP. En la siguiente nota, te aclaramos algunas de las más comunes. Infórmate para que puedas tomar las mejores decisiones para tu futuro y jubilación.


“La AFP se queda con las ganancias de mi plata”

La AFP sólo administra los ahorros, no se queda con él ni sus ganancias. Los fondos de los afiliados y los de la AFP son independientes y por norma deben administrarse separadamente. Lo que hace la AFP es invertir tus ahorros en el fondo que escogiste (A, B, C, D y E) generando ganancias a través del tiempo, las que se van agregando a tu cuenta individual. Esto recibe el nombre de rentabilidad y, al momento de jubilarse, representará aproximadamente el 70% del monto que tenga acumulado.

Por ejemplo, una persona que recibe $400.000 de pensión: Cerca de $120.000 vienen de lo que la persona ahorró y $280.000 vienen de las ganancias que tuvo en la AFP.

“Sólo los afiliados pierden, las AFP no”

Por normativa, las AFP están obligadas a invertir un porcentaje de sus propios recursos de la misma forma que invierten los ahorros de los afiliados, por lo que si los resultados son positivos todos ganan y si los fondos caen, las AFP también pierden. Además existen límites establecidos que regulan los riegos máximos que puede tomar en las inversiones que realizan en cada fondo: A, B, C, D y E.

“Es obligatorio jubilarse a la edad legal de pensión”

La edad legal de pensión en el actual sistema es de 60 años para las mujeres y 65 años para los hombres. Esto no limita el derecho que tiene cada afiliado a decidir si anticipa o posterga su pensión, ya que cada afiliado puede escoger si adelanta su pensión (siempre y cuando cumpla con los requisitos establecidos), sigue trabajando y se pensiona después o, se pensiona y sigue trabajando sin cotizar en la AFP.

“Si muero la AFP se queda con mis ahorros”

No. Los ahorros de los afiliados en ningún caso quedan para la AFP.
Cuando un afiliado activo o pensionado, por retiro programado o renta vitalicia muere, sus fondos pagan pensiones de sobrevivencia para sus beneficiarios legales.
Si está pensionado por retiro programado, y no tienen beneficiarios, los fondos pasan a ser herencia y son percibidos por quienes sean sus herederos legales.

Seguir leyendo