TOP de Angol fija pena de 5 años y un día de reclusión efectiva para comuneros de Ercilla y armero condenados por tráfico de municiones

Imagen de archivo.

Se trata Eduardo Cole González, de 62 años, propietario del local Cole Armería, que vendió 400 municiones calibre 38 (de revólver) y 150 calibre 44 (rifle) a Daniel Queipul Pallaleo (22) y su padre Sebastián Queipul Marillán (48), ambos con domicilio en la comunidad de Temucuicui.




Una pena de reclusión efectiva de 5 años y un día dictaminó el Tribunal de Juicio Oral en lo Penal de Angol, en contra de un armero, un intermediario y dos comuneros mapuches, por su culpabilidad en el delito de trafico de municiones contemplado en la Ley de Control de Armas y Explosivos.

Se trata Eduardo Cole González, de 62 años, propietario del local Cole Armería, que vendió 400 municiones calibre 38 (de revólver) y 150 calibre 44 (rifle) a Daniel Queipul Pallaleo (22) y su padre Sebastián Queipul Marillán (48), ambos con domicilio en la comunidad de Temucuicui, Ercilla.

Además fue condenado Gustavo Alarcón Reyes (25), quien actuaba como intermediario en la venta de las municiones. En la investigación se logró establecer que entre el 6 y 7 de noviembre de 2020, Alarcón coordinó la entrega de estas municiones vía telefónica y a través de mensajería, por la suma de $600.000.

“Estamos conformes con la pena que se impuso a todos y cada uno de los imputados qué fueron acusados por su participación en el tráfico de municiones. Se tuvo por establecido que aquellos 550 cartuchos de proyectil único iban destinados a ser utilizados aquel día 7 de noviembre del año 2020″, afirmó el fiscal Enrique Vásquez.

El veredicto condenatorio había sido dado a conocer por el tribunal el pasado 20 de enero.

Entre las pruebas presentadas ante el tribunal para acreditar la participación culpable de los condenados, el fiscal detalló que “se expuso diferente prueba material, consistentes en escuchas telefónicas, videos que registraron la transacción en la vía pública entre un reconocido armero de la comuna de Angol y los sujetos que posteriormente fueron detenidos”.

Las pruebas reunidas en la investigación de la Fiscalía de Alta Complejidad de La Araucanía y la Brigada de Crimen Organizado de la PDI permitieron establecer que los destinatarios finales de las municiones eran los integrantes de la comunidad de Temucuicui Daniel y Sebastián Queipul, y Kevin Espinoza Cifuentes, este último, permanece prófugo de la justicia en causas por tráfico de drogas, homicidio frustrado a Carabineros y robo con violencia calificado.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.