Tribunal fija 10 años de reclusión efectiva para exsacerdote condenado por abuso sexual infantil reiterado en La Araucanía

Darío Celedonio Fuentes Cifuentes atacó a un niño de seis años de edad en 2011, en la localidad de Caburga. Los abusos contra el niño se repitieron hasta 2013.


El Tribunal de Juicio Oral en lo Penal de Villarrica dio lectura este lunes a la sentencia contra el exsacerdote Darío Celedonio Fuentes Cifuentes, condenado por su autoría de un delito de abuso sexual infantil reiterado, que afectó a un niño que tenía seis años de edad, en 2011, cuando comenzaron los ataques del sujeto.

Los abusos de Fuentes contra la víctima menor de edad se extendieron por cerca de dos años en la localidad de Caburgua, comuna de Pucón, Región de La Araucanía.

El otrora religioso deberá cumplir con una pena de reclusión de 10 años y otras medidas accesorias.

El fiscal Ítalo Ortega, a cargo de la investigación, señaló que “como fiscalía estamos conformes con el quantum de la pena, por cuánto dice relación con la gravedad de los hechos y la pena que permite la ley imponer en estos casos”.

“Esperamos que de esta manera la víctima empiece a cerrar un ciclo, que ha sido bastante complejo dada la gravedad de los hechos y también que la familia pueda tener este cierre”, sostuvo.

La causa es una arista de la investigación que la Fiscalía de La Araucanía abrió en el 2018 por la presunta existencia de delitos sexuales contra menores de edad cometidos contra miembros de la Iglesia Católica. Las diligencias estuvieron a cargo de la Brigada de Delitos Sexuales de la PDI que allanó las dependencias de los obispados de Temuco y Villarrica, incautando documentación y computadores en busca de evidencias y pruebas en contra de miembros del clero. Las indagaciones aún están en curso.

Darío Fuentes se desempeñaba como sacerdote en la localidad de Perquenco en la época en que comenzaba la indagatoria y se inició una investigación canónica en su contra.

La resolución judicial lo inhabilita para ejercer cargos o trabajos que involucren estar cerca de niños. Además se estableció la toma de la huella genética del condenado.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Los “desaparecidos no localizados” se dispararon de 265 a 10.366en 2021, acumulando un total de 108 mil casos desde 1964.