Umce: piden despido de 23 académicos y funcionarios por acoso

La U. Metropolitana de Ciencias de la Educación se mantenía ayer en toma.

El petitorio de la toma del ex Pedagógico también exige la expulsión de 22 estudiantes por los mismos motivos.


Las alumnas en toma feminista de la Universidad Metropolitana de Ciencias de la Educación (Umce) están exigiendo el despido y la expulsión de, al menos, 45 miembros del plantel, entre ellos alumnos, académicos y funcionarios. Las razones, según el petitorio, incluyen acusaciones de violación, abuso sexual y agresiones físicas, además de encubrimiento y acoso laboral.

La toma del ex Pedagógico comenzó el 9 de mayo y es una de las más extensas, cumpliendo este martes 70 días. En su petitorio, las estudiantes exigen la salida de 13 profesores, por acoso sexual y agresiones, de los departamentos de educación física, formación pedagógica, música, química, inglés, educación diferencial, castellano y filosofía. Además, se incluye a dos académicas por encubrimiento.

El documento también pide que se despida a ocho funcionarios, entre ellos al rector, Jaime Espinosa, a quien las alumnas apuntan por encubrimiento y acoso laboral. Además, hay 22 estudiantes acusados de abusos. De ellos, ocho pertenecen a la carrera de Pedagogía en Filosofía.

La Tercera intentó comunicarse con rectoría para obtener una versión de la institución respecto de las demandas de las alumnas en toma, pero no se obtuvo respuesta.

Demandas

El primer punto del petitorio de las estudiantes critica el protocolo que se elaboró en 2016 para casos de acoso o abuso, y asegura que “hay un problema sostenido en el tiempo: los victimarios de acoso, abuso, agresión y violación permanecen en la universidad, dejando entrever lo obsoleto de los mecanismos de la institución en cuanto a sanciones y garantías de seguridad, además de la existencia, en diversos casos, no solo de ineficiencia, sino también de complicidad, por parte de las autoridades”.

Entre otras exigencias, el documento incluye la creación de un Departamento de Género, Disidencias y Sexualidades, además de un nuevo protocolo contra la violencia de género y la discriminación arbitraria, creado por la toma feminista.

La semana pasada, el Consejo Académico informó mediante un comunicado el avance de las conversaciones con las alumnas, las que se iniciaron el 22 de junio. Según el texto, a la fecha se han sostenido seis reuniones, las que se iniciaron con la firma de un documento de garantías previas para negociar.

Fuentes al interior de la universidad comentaron que hace tres semanas circulan rumores de que la toma podría llegar a su fin. Sin embargo, el punto más discutido sigue siendo el listado de despidos y expulsiones.

Hasta el cierre de esta edición, el Consejo Académico se mantenía en reunión con las alumnas.

Seguir leyendo