Utilidades de isapres caen a su mínimo histórico

IsapresWEB

Afiliados de isapre aguardan atención en una sucursal.

En este primer semestre ganaron $ 197 millones. "La estrechez financiera puede seguir aumentando", advierten.


A través de una elocuente declaración de prensa, la Asociación de Isapres entregó hoy sus resultados semestrales, de los cuales concluye que las instituciones de salud privada se encuentran hoy en "una situación de gran incertidumbre".

Según las cifras entregadas, el primer semestre de este año, donde históricamente las isapres tienen las mayores ganancias, en el período registraron una utilidad de $ 197 millones, un 99,5% menos que el primer semestre de 2018.

Las utilidades de enero a junio del año pasado fueron de $ 38.677 millones.

Según el comunicado, el gremio atribuye esta situación a un aumento sostenido de los costos de beneficios, que se incrementaron en 10,7%; al gasto en atenciones de salud, las cuales se incrementaron 9,3%, y el gasto en licencias médicas, que se elevó 15,9%.

"La estrechez financiera puede seguir aumentando, de mantenerse las condiciones actuales", señalan.

No obstante, desde la industria explican que "la judicialización se consolidó como el principal problema sectorial, al punto que tiene desbordado al propio Poder Judicial y a las aseguradoras, las cuales están evidenciando de manera objetiva una estrechez financiera inédita desde que comenzaron a operar, en 1981", dijo Gonzalo Simón, representante de la asociación.

Las judicializaciones han aumentado en los últimos años debido al descontento de los chilenos al alza de precios de sus planes de salud, otorgados por las instituciones previsionales privadas. Según la Asociación de Isapres, durante el mes de mayo pasado se recibieron más de 20 mil recursos de protección, lo que significa un crecimiento de 68% al compararlo con el mismo mes del año pasado.

En base a esas cifras y según la proyección que realiza el gremio, el número de judicializaciones de este año superará los 200 mil, lo que significaría un gasto anual de $ 30 mil millones destinados exclusivamente al pago de honorarios por abogados.

Comenta