El arresto domiciliario de Leopoldo López divide a la oposición

lilian tintori

Lilian Tintori agradeció a la ex canciller chavista por la liberación. También la preparación de una protesta provocó roces con Capriles.




"Muchos deben estar nerviosos y algunos de la oposición incluso han podido lamentar la noticia", aseguró el sábado uno de los abogados del dirigente opositor venezolano Leopoldo López, el español Javier Cremades. Las declaraciones tuvieron lugar horas después de que el líder de Voluntad Popular obtuviera el beneficio de arresto domiciliario otorgado por el gobierno de Nicolás Maduro, en un gesto que fue interpretado como una medida desesperada para calmar los ánimos en el país. Ese fin de semana, Venezuela cumplió 100 de protestas antigubernamentales que han dejado 92 muertos.

La excarcelación de López, que cumple una condena de casi 14 años, fue celebrada ampliamente por la oposición, aglutinada en la Mesa de la Unidad Democrática (MUD). Pero su regreso a la dirigencia política -al menos desde su casa- puso en evidencia las fisuras de la oposición, compuesta por un variado grupo de partidos.

La declaración de Cremades encendió una de las primeras alertas, aunque el ejemplo más concreto de desavenencias se dio con el llamado "trancazo", actividad que la oposición convocó para el lunes como parte de las manifestaciones.

La actividad estaba planificada para durar 10 horas, pero el primer vicepresidente de la Asamblea Nacional, Freddy Guevara -uno de los hombres fuertes de López- anunció el domingo que se acortaría a dos horas. Guevara fue respaldado por la esposa de López, Lilian Tintori y ambos obtuvieron varias críticas, especialmente en las redes sociales. Una de las más duras fue la del gobernador de Miranda, Henrique Capriles. "¡Mañana usted protesta las horas que quiera!, ¡Usted es dueño de sus derechos y del país!, ¡Seguimos!", señaló el líder opositor.

Pero en varios círculos de la oposición las primeras declaraciones de Tintori, luego de la liberación de su esposo, no cayeron para nada bien. "Le he dado las gracias a Delcy Rodríguez y a Jorge Rodríguez y les he dicho que no puede haber más tortura ni presos políticos, que cuenten conmigo si tenemos que trabajar en conjunto para salir de la crisis ", dijo ese domingo, refiriéndose a la ex canciller y al actual alcalde de Caracas, ambos muy cercanos a Maduro. Sus palabras provocaron molestia en un sector de la oposición que se niega a dialogar con el gobierno.

La noche del domingo, tanto Freddy Guevara como Tintori tuvieron que reconsiderar públicamente su postura: afirmaron que el trancazo duraría 10 horas y recalcaron que el beneficio de arresto domiciliario de Leopoldo López fue una decisión unilateral del gobierno y no una negociación.

Capriles descartó el lunes una riña interna por el liderazgo opositor. "¿Cómo vamos a buscar una competencia de liderazgos? La unidad es un patrimonio", dijo. Sin embargo, se espera que la configuración de la dirección opositora cambie en este nuevo escenario con López fuera de la cárcel.

Comenta