Astronomía es el área de la ciencia nacional con más estudios

Representa el 10,8% de la producción local, le sigue Bioquímica y Biología Molecular con el 3%. Entre 2009 y 2014 se publicaron 4.579 papers de astrónomos de instituciones nacionales.

A fines de enero, la XVI reunión de la Sociedad Chilena de Astronomía (Sochias) congregó a cerca de 200 astrónomos, por cuatro días, en Maitencillo. En 2002, en la primera reunión de la sociedad, había cerca de 20 personas, en una pequeña sala en la que, en medio día, se contaron en qué estaban trabajando, recuerda Ezequiel Treister, presidente de la organización.

“En 10 años aumentó el tamaño en 10 veces y eso representa muy bien cómo ha crecido la comunidad astronómica chilena. En cantidad aumentó siete veces, además en calidad. La investigación que se está haciendo en Chile se publica toda en revistas de primer nivel, tiene índices de impacto súper altos, tiene número de citas realmente representativos de ciencia en países desarrollados, y esperamos que sea el comienzo, que este crecimiento siga”, señala el astrónomo de la U. Católica.

Según datos del Programa de Información Científica de Conicyt, Astronomía representa el 10,8% de toda la producción científica nacional. Entre 2009 y 2014 se publicaron 4.579 papers de astrónomos de instituciones nacionales, lejos de los 1.390 que se publicaron en Bioquímica y Biología Molecular, la segunda área más productiva de la ciencia local (3%).

Es términos globales, Chile es el país en que esta área tiene mayor representación, seguido de Rusia, donde estas investigaciones representan el 4,38%.

“En instituciones chilenas, sin siquiera considerar los observatorios internacionales, se publican del orden de mil papers por año. Para una ciencia relativamente chica, o sea, somos alrededor de 100 académicos con puesto permanente, a los que se agregan los postdoctorados, llegará a 200 personas, es alto, y habla del nivel que se está alcanzando en astronomía en el país”, dice Treister.

De acuerdo al último censo de Sochias, siete universidades chilenas tienen en la actualidad licenciatura, magíster y/o doctorado en el área, y hay 103 académicos de astronomía repartidos en 13 universidades, entre la Región de Arica y Parinacota y la del Biobío.

En total, hay 221 astrónomos en instituciones nacionales y 675 alumnos en preparación.

Calidad de los estudios

La producción local está casi al nivel de países como Suiza, mucho más desarrollados y con la cantidad de astrónomos que ese país tenía hace 10 años.

En ello ha sido clave la llegada de los observatorios internacionales, señala Luis Chavarría, director del Programa de Astronomía en la Comisión Nacional de Investigación Científica y Tecnológica (Conicyt).

“Sin esos telescopios habría sido imposible desarrollar la astronomía en el país. Fueron bastante visionario, tanto los científicos chilenos que estuvieron a cargo vender el lugar, como de los que decidieron venir a Chile”, indica Chavarría.

Ello también hizo posible la colaboración con investigadores de muchas partes del mundo. “Casi todo el trabajo se hace en colaboración con astrónomos de todo el mundo, y algo que también se da en Chile y que es muy interesante, es que hay muchas colaboraciones entre universidades, en general la comunidad astronómica chilena está muy unida y trabaja junta, que es algo que no se da ni en muchos países ni en muchas áreas”, dice Treister.

Respecto a la calidad, Chavarría indica que es difícil “ponerle nota a la calidad de un paper”, porque la forma estándar en que se califica es por medio de las citas, pero “no estamos seguros que la cantidad de citas vaya con la calidad de los papers”, dice.

Agrega que hay áreas en que es posible publicar mucho (planetas) y otras en que se necesitan miles de datos para publicar, por lo que publica menos. “Eso no significa que su ciencia sea de menor calidad. Esos matices son difíciles de pesar cuando sólo se mira la cantidad de paper y citas que tiene”.

Seguir leyendo