Auge de comercio electrónico lleva a inédito nivel de quiebras de retailers en EE.UU.

comercio-2

En 2017, 14 firmas han anunciado que buscarán protección legal para reorganizarse, lo que se compara con las 18 de todo el año pasado. Fuerte aumento de las ventas por internet motivó a 21 cadenas a informar el cierre de más de 3.700 tiendas en este ejercicio.




El explosivo crecimiento que ha registrado el comercio electrónico en los últimos años está provocando profundos cambios en los hábitos de consumo de los ciudadanos estadounidenses, lo que ha llevado a muchas compañías de retail a cerrar tiendas y, en el peor de los casos, incluso a liquidar el negocio.

En lo que va del año, 14 empresas han anunciado que buscarán protección legal para reestructurarse, lo que se compara con las 18 que lo hicieron en todo 2016, según un informe de S&P Global Market Intelligence. Si este ritmo se mantiene, el sector podría superar el máximo de 42 registrado en 2010 (ver gráfico).

"El cambio al comercio en línea ha dejado un montón de angustia financiera, especialmente para los retailers de ladrillo como Sears y Macy's, y los resultados del primer trimestre no sugieren que haya una rápida recuperación en el horizonte", aseguró Jim Elder, director de servicios de riesgo de S&P Global Market Intelligence.

Una visión similar expresó Richard Hayne, director ejecutivo de la compañía Urban Outfitters, quien en una conferencia con analistas el mes pasado afirmó que hay un exceso de locales, especialmente los dedicados a vender vestuario.

"Esto creó una burbuja, y como la del mercado inmobiliario, esa burbuja ahora está estallando", citó Bloomberg. "Estamos viendo los resultados: las puertas están cerrando y los arriendos están en retirada. Esta tendencia continuará por ahora y podría incluso acelerarse", agregó.

Entre las firmas que se han acogido al Capítulo 11 del Código de Quiebra destacan la de moda BCBG Max Azria y la de zapatos Payless ShoeSource.

Reducción de tiendas

En tanto, los negocios que aún sobreviven se han visto obligados a recortar drásticamente la cantidad de establecimientos abiertos al público.

De acuerdo al sitio de consumo Clark.com, 21 cadenas han anunciado que más de 3.700 tiendas dejarán de operar en este ejercicio.

Los retailers, incluyen a empresas emblemáticas como Sears, Macy's, JCPenney, Abercrombie & Fitch y RadioShack.

Las tres primeras, que están entre las mayores tiendas por departamento del país, clausurarán casi 500 establecimientos, lo que equivale a 13% del total. Según S&P Global, Sears es la compañía más vulnerable en caer en default en los próximos 12 meses.

De las 21 compañías, seis cerrarán todos sus locales.

Datos de Euromonitor muestran que el número de tiendas ha bajado un 1,3% en los últimos cinco años desde 880.500 a poco más de 869 mil.

Foco en internet

A juicio de Elder, de S&P Global, la solución para el estancamiento o el retroceso en las ventas en las tiendas radica en gran medida en internet, donde se está dando el mayor crecimiento de estas.

En efecto, la facturación del sector retail que no corresponde a tiendas pasó desde US$ 289 mil millones en 2011 a US$ 431.600 millones el año pasado, lo que implica una expansión de 49,3% en cinco años o un alza promedio anual de 8,3%, según Euromonitor.

Por su parte, el comercio en establecimientos subió desde US$ 2,33 billones (millones de millones) a US$ 2,55 billones, un avance de 9,6% en el período o un aumento promedio de 1,8% al año.

Con todo, la proporción de las ventas de retail que se hacen por canales distintos a las tiendas dentro de las ventas totales se ha incrementado desde 11% a 14,5%.

imagen-lt26-bancarrota

Comenta