Cinco consejos para viajes largos con niños en el auto

Paradas largas, informar cuánto queda, evitar bebidas y alternativas de entretención, entre las sugerencias de los expertos.




1. Viajar de noche si se descansa bien

Muchos padres prefieren viajar de noche para que los niños se vayan durmiendo y así evitar el calor, las peleas entre hermanos y el típico "¿cuánto falta?". Los expertos afirman que es una buena alternativa, siempre y cuando se cumplan ciertas normas. La primera y más importante es que los niños permanezcan sujetos y sentados en sus sillas o alzadores, nunca acostados en el asiento. También, que el conductor haya descansado para que esté despierto y alerta. El viaje nocturno funciona siempre que los menores hayan tenido un día lleno de actividades, que asegure que duerman en el trayecto.

Independientemente de la hora del viaje, como los niños aún tienen un sistema de equilibrio inmaduro, se necesita tener el auto bien ventilado (ventanas abiertas según la temperatura) para que no se mareen. Si lo hacen, tendrá que detenerse hasta que se sientan mejor.

2. Calcule bien la duración del viaje

En su libro Viaje sin problemas con sus hijos, Vicki Lansky aconseja mantenerlos informados sobre el itinerario y duración, lo que reduce la ansiedad. Sostiene que el cálculo de duración del viaje debe incluir las paradas y los tacos con que se topará en el trayecto. En horarios punta y días previos al fin de semana o cambio de quincena, los tacos pueden retrasar su viaje, tiempo en el que los niños se estresan y aburren, lo que también debe ser considerado. Incluso, dependiendo de la edad, otros expertos recomiendan que participen en su planificación (itinerario, bolsos y comidas). También reduce la ansiedad.

Dependiendo de la edad, se recomiendan paradas cada dos, tres o cuatro horas (mientras más pequeños, más detenciones), para descansar, estirarse, comer algo e ir al baño, actividades que ayudan a liberar la energía acumulada durante el viaje.

3. Ropa y comida adecuadas

Si viaja de día y con altas temperaturas, preocúpese de llevar líquidos para la hidratación. Puede ser agua, jugo o leche. Limitar bebidas, porque el gas puede provocar molestias digestivas y es diurético. Para comer se recomiendan snacks saludables, galletas de arroz, sándwiches, cereal y frutas. Antes del viaje, comer liviano y luego hacerlo con moderación en cada parada, para que los niños no lo hagan durante el viaje y así evitar que se ahoguen al tragar.

La temperatura ideal al interior del vehículo es entre 22° y 25°. Se sugiere vestirlos con ropa liviana y llevar otra muda, por si se ensucian o transpiran mucho. En el caso de niños que usan silla, se recomienda poner una toalla de algodón en el respaldo para que absorba la transpiración. Antes de reiniciar el viaje, ventile el auto. Busque estacionamientos bajo sombra. Si viaja de noche, mantas y almohadas pueden ayudar a la comodidad.

4. Juguetes y entretención

Para los niños menores de cinco años, los juguetes y otros elementos (tuto, cojín, muñeco) son objetos con vida. No llevarlos será motivo de llanto. Los menores no entienden que se tengan que quedar en casa y se angustian si esto ocurre. También es de ayuda llevar consigo la música favorita de los niños, cantar y hacer juegos de memoria, trabalenguas y adivinanzas, pues los entretienen. Otra buena idea es colgar una bolsa en el respaldo del asiento con juguetes que los niños puedan sacar y guardar a su antojo. Si nada de eso sirve y los chicos igual se inquietan, Vicki Lansky da una receta en su libro Viaje con sus hijos sin problemas. Carole Meyers, una madre de California, le contó que en sus viajes da a cada niño una bolsa con el dinero que tiene disponible para gastar durante vacaciones. Cada vez que se porten mal, se les quita parte de ese dinero.

5. Dispositivos y aplicaciones

Al viajar con DVD portátiles, celulares y tabletas, la batería es primordial. Para mantener todos los dispositivos cargados existe un adaptador que se conecta al encendedor y que tiene varias salidas USB (desde $1.500 en tiendas del ramo). Para potenciar la utilidad de estos dispositivos, existen varias aplicaciones. Road Trip-Bingo se proclama como la mejor para no aburrirse en un auto. Se trata de una tabla con señales de tránsito donde, cada vez que se vea una en la carretera, se marcan en la tableta. El primero que junte cinco en una fila, gana. Se puede jugar de dos personas y cuesta US$ 1,99. Para los más pequeños está Let's Color, que permite dibujar y colorear arte, siendo el reemplazo natural de las revistas. Es gratis. Word Feud, también gratuito, es otra buena opción. Es parecido al Scrabble (debe crear palabras), pero digital.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.