Crítica de cine: Pa-Ra-Da




Esta cinta se basa en la historia real del clown callejero franco-argelino Miloud Oukili, quien llegó a Bucarest tres años después del derrocamiento de Nicolae Ceausescu y buscó dar una mano a los niños y adolescentes que pululaban por la estación de trenes, dedicados a la mendicidad, al robo y a la prostitución. PA-RA-DA es sobre el encuentro de un hombre voluntarista con unos muchachos que no aceptarán tan fácilmente que un extraño les dé lecciones. De ahí que la originalidad de la propuesta, apoyada en las interpretaciones de chiquillos sin trayectoria actoral, conviva problemáticamente con un canto a la vida de alcances acotados y con la aparente suposición de que, mientras más se mueva la cámara, más realista será la representación. (Pablo Marín).

Director: Marco Pontecorvo.
Con: Jalil Lespert, Evita Ciri, Gabi Rauta.
Duración: 96 minutos.
Género: Drama.
Producción: Rumania-Francia-Italia, 2008.
Calificación: Mayores de 14 años.

Comenta