DC opta por carta propia en primera vuelta presidencial por primera vez en 28 años

Autor: La Tercera

Junta Nacional respaldó con un 63% que Carolina Goic compitiera en elecciones del 19 de noviembre. Decisión de la falange pone término -en la práctica- a la Nueva Mayoría, coalición gobernante.

Por 381 votos contra 221, la Junta Nacional de la DC -máxima instancia de esa colectividad- definió que su timonel, Carolina Goic, compita en las elecciones presidenciales de noviembre y no participe en las primarias de la Nueva Mayoría.

La decisión DC tiene múltiples efectos: echa por tierra la competencia interna en el oficialismo con el abanderado PS-PR Alejandro Guillier, pone término -en la práctica- a la Nueva Mayoría a casi un año del fin del mandato de Miche-lle Bachelet y -aún más importante- rompe la alianza histórica de la DC con la izquierda, que perduró por los últimos 28 años.

Desde su inicio -el cónclave se inició a las 11.40 horas en el Círculo Español- en el ambiente se percibía el desenlace de la cita.

Goic había decidido adelantar para antes de almuerzo su intervención ante la Junta Nacional en la que reforzó su “convicción” de llegar a primera vuelta.

“Nosotros no estamos aquí para ser comparsa de las ideas de otros mirando desde la vereda del frente. Me niego a entregar un cheque en blanco”, sostuvo la senadora durante un discurso que fue varias veces interrumpido por el aplauso de sus camaradas.

Para muchos, las palabras de Goic condicionaron la opción de la DC, ya que optar por primarias habría debilitado la figura de su presidenta. “No pueden dejar que pierda hoy el deseo expresado por Carolina Goic. ¿Qué quieren que digan los diarios mañana: junta nacional derroca a Goic?”, decía en esa línea el senador y ex timonel Andrés Zaldívar, quien fue uno de los más ovacionados de la jornada.

El parlamentario, junto a Gutenberg Martínez, Fuad Chahín e Ignacio Walker tomaron la palabra para instar a concurrir a la primera vuelta.

Tras el discurso de la abanderada y durante un receso de almuerzo, desde la mesa y los sectores afines a Goic se activó un intenso lobby para convencer a consejeros a favor de la primera vuelta. De modo paralelo, figuras como la ex ministra Ximena Rincón, el ex subsecretario Belisario Velasco, el diputado Víctor Torres y el dirigente Nolberto Díaz hacían lo propio a favor de la concurrencia a las primarias.

A eso de las 17.30 horas los centenares de asistentes se ordenaron en filas para ingresar a las 10 cámaras secretas y marcar su preferencia.

“Cómo delegado de la junta nacional del Partido Demócrata Cristiano, elijo como mecanismo para enfrentar con nuestra candidata presidencial: primera vuelta / primaria”, se leía en el voto que terminó sellando el destino de la Nueva Mayoría.

“Hemos iniciado una nueva etapa en esta candidatura que se levanta como una nueva posibilidad. Los convoco a golpear todas las puertas, a trasmitir un mensaje de esperanza (…)”, dijo la abanderada tras la votación.

A última hora de anoche, en tanto, se produjo un efecto inesperado de la decisión de la falange respecto de la candidatura de Guillier: se abrió un debate por la obligación de que -sin primarias y por su calidad de independiente- el senador debiera juntar firmas o afiliarse a un partido antes del 21 de agosto (ver nota secundaria).

Futuro de la Nueva Mayoría

Aunque esperado, el resultado de la junta nacional cayó como un balde de agua fría en las directivas de la Nueva Mayoría. Algunos de los máximos dirigentes de los partidos resolvieron guardar silencio y el conglomerado definirá los caminos a seguir en reuniones fijadas para las próximas horas (recuadro).

A pesar de ello se abrió de inmediato un intenso debate sobre la manera de enfrentar esta nueva etapa en el oficialismo. Aunque el martes 25 los timoneles del PS-PPD y PR dieron un ultimátum a la DC en el que le advirtieron que si Goic iba a primera vuelta se cerraba el espacio para un acuerdo parlamentario, varios dirigentes de la Nueva Mayoría relativizaron este escenario. Entre ellos, el ex presidente del PS Osvaldo Andrade y el diputado comunista Hugo Gutiérrez.

Existía coincidencia -en todo caso- en que la decisión DC supone el término de la Nueva Mayoría, ya que por primera vez desde el retorno a la democracia la falange opta por levantar un candidato alternativo a sus socios en la primera vuelta presidencial.

En esa línea, lo que está en el horizonte es la posibilidad de que Goic y el hasta hoy abanderado del PS-PR, Alejandro Guillier, sellen un pacto de apoyo mutuo en segundo vuelta.

“En segunda vuelta necesitaremos el apoyo recíproco”, dijo Zaldívar.

Permanencia en el gobierno

Al inicio de la cita los ministros del Interior, Mario Fernández; del MOP, Alberto Undurraga, y del Trabajo, Alejandra Krauss, se sentaron en primera fila a escuchar a Goic.

Aunque posó sonriente junto a la abanderada de su partido, Fernández esbozó una tímida defensa de la permanencia DC en la Nueva Mayoría. “Espero que la DC corrobore que su centro político está en la centroizquierda, y en segundo lugar, a que se compromete con el gobierno de la Presidenta Bachelet hasta el fin de su mandato y que tome una decisión que abra caminos para asegurar el triunfo electoral en la elección presidencial”, afirmó.

Fue el intendente de Santiago, Claudio Orrego, quien tensionó el clima oficialista al sostener en un discurso ante la junta nacional que “después de lo que ha pasado este último mes, después de lo que le hizo el PS a Ricardo Lagos, después de lo que hemos visto en el debate con nuestros aliados, creo que lamentablemente primarias en Chile es más de lo mismo e ir a primera vuelta es algo distinto”.

Aunque está descartado que los las autoridades y funcionarios de gobierno DC abandonen el Ejecutivo, la intervención del intendente fue criticada en la Nueva Mayoría.

Seguir leyendo