Eduardo VIII, la historia del monarca de Reino Unido que abdicó por amor y que apoyó a Hitler

La monarquía británica, hace 78 años, enfrentó una crisis ante la relación del rey con una estadounidense casada y su simpatía por los nazis.




El 20 enero de 1936, en medio de una Europa convulsionada por la amenaza latente de la Alemania nazi, falleció el rey Jorge V del Reino Unido, después de 25 años al frente de la corona más poderosa del mundo.

Ahora los ojos estaban puestos sobre su heredero, su hijo mayor Eduardo. Los círculos políticos y religiosos veían con temor la llegada al torno del nuevo rey, quien era señalado como carente de la madurez necesaria para asumir las responsabilidades que conllevaban el cargo.

Pero los reparos contra Eduardo se basaban en tres hechos concretos: su desapego a las tradiciones de la corona, su conocida chapa de mujeriego y su abierta simpatía por la Alemania nazi.

En medio de estos temores asumió Eduardo VIII, y rápidamente surgieron graves problemas. El flamante monarca mantenía una relación con la estadounidense Wallis Simpson, una mujer divorciada y quien legalmente aún estaba casada en segundas nupcias. Para colmo, en sus primeras semanas de reinado, Eduardo realizó varias acciones que resultaron ser intervenciones políticas abiertas, algo prohibido para el monarca y que tensionó aún más su relación con el Primer Ministro Stanley Baldwin.

A todo esto, se sumó la estrecha amistad del nuevo rey con el embajador de la Alemania nazi, Leopold von Hoesch, que generaba más que sospechas a las autoridades británicas.

La tensión entre la monarquía y el poder político británico llegó a su punto más alto cuando el monarca comunicó abiertamente su intensión de casarse con Simpson, y la respuesta de los primeros ministros del Reino Unido, Australia, Canadá y Sudáfrica fue un no categórico. El propio Baldwin dejó en claro que su gobierno renunciaría en ese escenario, generando una crisis institucional que podría en jaque a la corona británica.

La decisión de Eduardo VIII fue abdicar el 11 de diciembre de 1936 y asumió su hermano Alberto con el nombre de Jorge VI, padre de la actual reina Isabel II.

Eduardo VIII quedó con el cargo de Duque de Windsor y un año después contrajo matrimonio con Wallis Simpson, quien nunca fue aceptada por la realiza.

Durante la Segunda Guerra Mundial apoyó abiertamente a Hitler e, incluso, se le acusó de espiar a favor de la alianza fascista. El gobierno inglés lo sacó de Europa y lo nombró gobernador de Bahamas para tratar de sepultar su vínculo con los nazis en medio de la Segunda Guerra Mundial.

Eduardo, duque de Windsor y quien fue rey del Reino Unido por 325 días, murió en 1972 a los 77 años en Francia.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Este miércoles -al mediodía- debutó la marca sueca en Chile y con ello en Sudamérica. El primer local que se abrió en Open Plaza Kennedy, comuna de Las Condes, y cuenta con un aforo de 2.550 personas.